Seguros de hogar para zonas sujetas a terremotos o inundaciones

Tener una póliza que te proteja ante estas catástrofes naturales imprevisibles resulta fundamental

Si bien no es lo habitual en nuestro país, existen algunos territorios en los que las catástrofes naturales son frecuentes. Nos estamos refiriendo a las inundaciones, huracanes y otros desastres que pueden causar grandes perjuicios en los hogares y vidas de los afectados. Razón de más para contar con un seguro de hogar para nuestra vivienda que nos proteja. En este artículo, te contamos de qué manera estás cubierto con tu póliza y cómo actuar en estos casos.

A priori, eso sí, debes saber que las compañías aseguradoras atienden a la zona geográfica para realizar la tarificación de los seguros de hogar y que, en todo caso, los fenómenos catastróficos naturales son difíciles de prever. Sin embargo, estos riesgos poco comunes como los terremotos y las inundaciones pueden generarnos pérdidas incalculables como propietarios.

España y su riesgo en terremotos e inundaciones

En la actualidad, España no es una zona de alto riesgo en referencia a los terremotos aunque, los expertos aseguran que el sur de la península sí es sísmicamente más activo y peligroso. Todos tenemos en nuestra retina grabado el seísmo que ocurrió en 2011 en la localidad murciana de Lorca, que se convirtió en desastre.

No obstante, el Informe sobre Riesgo Mundial (World Risk Report 2016) elaborado por el Instituto de Medioambiente y Seguridad Humana de la Universidad de Naciones Unidas, que evalúa la situación de los países ante los desastres naturales, muestra datos favorables. Según indica, nuestro país tiene un riesgo muy bajo. En concreto, ocupamos la posición 143, de un total de 171, lo que significa que estamos  preparados.

Para acceder a esas indemnizaciones, el asegurado deberá encontrarse al corriente del pago de las primas de su seguro de hogar

Pero en el caso de las inundaciones, no podemos decir lo mismo ya que España es una península rodeada de agua prácticamente por todas partes. Lo lógico es que las zonas costeras e islas sean más propensas a anegarse. Además, nuestro territorio cuenta con innumerables ríos que hacen que algunas zonas del interior también corran riesgos.

Al respecto, la normativa europea advierte de que el riesgo de inundación y la escala de los daños se incrementarán en el futuro como consecuencia del cambio climático, la gestión deficiente de las cuencas y la construcción en zonas poco recomendables. De ahí que el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente asegure que las inundaciones son la catástrofe natural que mayores daños genera en España, cuantificados en 800 millones de euros al año, según el Consorcio de Compensación de Seguros y el Instituto Geológico y Minero. Se trata, además, de sucesos que ponen en riesgo vidas humanas y que suponen pérdidas cuantiosas en viviendas.  

Los seguros de hogar y los terremotos

Debemos subrayar que los seguros de hogar habituales no contemplan de forma explícita la cobertura en caso de terremoto. Pero esto no supone que el asegurado no esté protegido en esta circunstancia sino que el que asume la responsabilidad es el Consorcio de Compensación de Seguros.

Concretamente, esta entidad pública (adscrita al Ministerio de Economía y Hacienda) está al servicio del sector asegurador y actúa con carácter subsidiario para dar cobertura a los asegurados en casos de riesgos extraordinarios no cubiertos por las compañías. Para acceder a esas indemnizaciones, el asegurado deberá encontrarse al corriente del pago de las primas de su seguro de hogar.

De manera habitual, las pólizas de hogar indican qué son ‘riesgos extraordinarios’ cubiertos por el Consorcio:

  • Fenómenos de la naturaleza: inundaciones extraordinarias, terremotos, maremotos, erupciones volcánicas, tempestad ciclónica atípica y caídas de cuerpos siderales y aerolitos. Cabe destacar que en la tempestad ciclónica atípica quedan incluidos, entre otros, los tornados y los vientos extraordinarios (rachas superiores a los 120 Km/h).
  • Los ocasionados violentamente como consecuencia de terrorismo, rebelión, sedición, motín y tumulto popular.
  • Hechos o actuaciones de las Fuerzas Armadas o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en tiempo de paz.

No obstante, hay exclusiones a la cobertura del Consorcio. De este modo no se asumirán los daños derivados de:

  • Granizo, peso de la nieve y vientos no extraordinarios (inferiores a 120 kilómetros por hora).
  • Elevación del nivel freático, movimiento de laderas, deslizamiento o asentamiento de terrenos, desprendimiento de rocas y fenómenos similares, excepto que éstos fueran ocasionados por la acción de la lluvia que, a su vez, hubiera provocado en la zona una situación de inundación extraordinaria.
  • Conflictos armados.
  • Actuaciones tumultuarias en el curso de manifestaciones y huelgas convocadas conforme a la legislación vigente.
  • En una instalación nuclear, salvo cuando los daños fueran consecuencia de un acontecimiento extraordinario.
  • Los que sean consecuencia de vicio o defecto del bien en cuestión o por mero transcurso del tiempo.
  • Eventos que, por su magnitud y gravedad, sean calificados por el Gobierno español como “catástrofe o calamidad nacional”.

En efecto, disponer de un seguro de hogar en zonas de terremoto nos puede socorrer y facilitarnos, con las indemnizaciones, retomar nuestras vidas en caso de que hayamos perdido todas nuestras pertenencias materiales.

Las inundaciones y el seguro del hogar

Como ya hemos mencionado anteriormente, el riesgo que más daños produce en España es el de inundación, y, a efectos de cobertura, se entiende por tal el anegamiento del terreno producido por lluvias o deshielo; por aguas procedentes de lagos con salida natural, ríos, o de cursos naturales de agua en superficie cuando se desborden de sus cauces normales; y  el embate del mar en la costa, aunque no haya anegamiento.

Sin embargo, no quedan comprendidos bajo este concepto de inundación la lluvia caída directamente sobre el riesgo asegurado, o la recogida por su cubierta o azotea, su red de desagüe o sus patios, como tampoco la inundación ocasionada por rotura de presas, canales, alcantarillas, colectores y otros cauces subterráneos artificiales, salvo que la rotura se haya producido como consecuencia directa de evento extraordinario cubierto por el Consorcio.

Al respecto, el Ministerio de Agricultura destaca una serie de datos, a modo de ejemplo. Tan solo en bienes asegurados, en el período 1971-2012 (basadas en estadísticas del Consorcio), el 42,9% de los expedientes tramitados habían sido debidos a daños por inundaciones, que supusieron el 60,3% del total de las indemnizaciones, las cuales, de media, fueron más de 130 millones de euros cada año.

Tras una catástrofe, cómo debes actuar

Después de una catástrofe intentaremos acceder a nuestro domicilio cuando los técnicos nos lo indiquen. Lo primero será escribir un listado lo más exacto posible de las pérdidas materiales sufridas y solicitar siempre factura de todos los gastos que se hayan tenido durante esos días en los que no se hayamos podido entrar a la vivienda.

También deberemos comunicarnos con nuestra compañía de seguros para conocer el plan de actuación. Algunas aseguradoras pueden tramitar los documentos si disponen de una copia del contrato porque es posible que los nuestros se pierdan en el percance. Además, nos pueden poner en contacto directamente con el Consorcio para facilitar el proceso de reclamación de daños.

En resumen, ante una catástrofe natural los asegurados tienen acceso a ayudas auspiciadas por el Consorcio. Si no se dispone de póliza, la única posibilidad es esperar a que se indique el área como zona catastrófica. Por ello, es fundamental disponer de un seguro del hogar que nos asista ante todo tipo de acontecimientos. Te aconsejamos que visites Acierto.com para comparar precios y coberturas de seguros de hogar entre numerosas aseguradoras.

Hogar
Compara precios de 10 aseguradoras y ahorra hasta 50% en el seguro de tu hogar
COMPARA AHORA
Vida
Compara y ahorra hasta 200€ en tu seguro de vida

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR