6 seguros que cubren el traslado en ambulancia

Si contratas estos seguros, no pagarás por este servicio

Pese a que el Ministerio de Sanidad se planteó hace algunos años la aplicación de un copago en traslados ambulatorios no urgentes, finalmente la iniciativa no salió adelante. En todo caso, en la actualidad la Seguridad Social se hace cargo de determinados gastos. De hecho, existen exclusiones para los accidentes de tráfico y para aquellos traslados que no han sido ordenados por un médico.

Un punto en el que resultará más que recomendable contar con un seguro médico. De esta manera, será tu compañía la que abone la factura de la ambulancia –siempre y cuando lo especifique la póliza–. Recabamos algunos ejemplos de pólizas de salud que sí te ofrecen este servicio, sus límites y condiciones; así como las ventajas de contar con esta cobertura en situaciones concretas.

Compañías que cubren el traslado en ambulancia

  • Néctar publicita así el servicio de traslado ambulatorio para sus asegurados: “incluye todos los traslados en ambulancia terrestre o UVI móvil terrestre, siempre que hayan sido prescritos por un facultativo y se hayan realizado con el fin de hospitalizar al asegurado o en situaciones de urgencia hospitalaria”.

  • Sanitas también lo incluye, pero con limitaciones. Prestan este servicio por vía terrestre, entre el lugar de asistencia y el hospital o entre el domicilio y el hospital y se encargan también de los traslados entre centros hospitalarios de diferentes provincias, cuando están motivados por la falta de recursos asistenciales. Pero no incluyelos traslados requeridos para tratamientos de fisioterapia para la realización de las pruebas diagnósticas, ni para asistencia a consultas”. En caso de asistencia en el extranjero, quedan cubiertos “los gastos de ambulancia ordenados por un médico para un trayecto local”.

  • Asisa internacional cuenta con tres modalidades de seguros de salud internacional, con diferentes modalidades de protección: básico, ampliado e integral. Pero independientemente de la que contrates, tendrás los traslados en ambulancia incluidos. Eso sí,  deberás comprobar qué límites económicos imponen.

  • Mapfre te ofrece este servicio tanto si se trata de una ambulancia ordinaria como si necesitas una ambulancia medicalizada. Incluye traslados interhospitalarios, traslado al domicilio desde el hospital tras el alta, así como otros casos contemplados dentro de la cobertura de hospitalización a domicilio: en caso de consultas, rehabilitación, pruebas o sesiones de fisioterapia.

  • Adeslas, por su parte, especifica que puedes contar con el traslado urbano en ambulancia al centro hospitalario más cercano, si contratas su póliza Adeslas Completa.

  • Aegon también afirma que el traslado a la clínica con ambulancia está incluido en su Aegon Completo.

¿Cuándo hay que pagar la ambulancia?

Si te has preguntado alguna vez cuánto cuesta un traslado en ambulancia, puedes consultar las tarifas de las empresas privadas o de la misma Cruz Roja, que establece un mínimo de 154,35 euros, solo por la salida de la ambulancia y en caso de transporte vital básico (si es avanzado, casi se triplica). A eso debes añadirle el precio por hora de servicio y por kilómetro recorrido.

Estos precios son los mismos que se aplican a una empresa cuanto se le puede achacar la responsabilidad civil por un siniestro o un accidente, por ejemplo, si ha requerido los servicios de una ambulancia para atender y transportar a heridos.

Si no se cuenta con un seguro que pague los costes del traslado, estos se han de asumir cuando no se trate de situaciones subvencionadas por la sanidad pública

Si no se cuenta con un seguro privado que pague los costes del traslado, estos se han de asumir cuando no se trate de situaciones subvencionadas por la sanidad pública. Es gratis (para el usuario, no para el sistema sanitario) en servicios de urgencias, en traslados de ambulancia entre comunidades (por falta de recursos en el hospital de origen) o para pacientes crónicos.

Hay enfermos que, por sus condiciones de salud, necesitan ser trasladados desde el hospital o desde sus domicilios periódicamente: para acudir a rehabilitación, a sesiones de diálisis o a tratamientos oncológicos (radioterapia y quimioterapia). Es el médico el que valora la gravedad del paciente y la necesidad del traslado en ambulancia. Y es el servicio de salud de cada comunidad autónoma el que tiene las competencias sobre la gestión de este servicio, pudiendo tener convenios con diferentes empresas.

Otra cosa es que una empresa requiera una ambulancia para la organización de un evento. O que quieras contratar este servicio para trasladar a un enfermo, sin que lo haya prescrito un médico, porque así lo deseas. En este caso, la contratas de forma privada.

En caso de accidente de tráfico la factura del servicio la asume la compañía del conductor responsable del siniestro

También se plantea otro caso en el que es la compañía de seguros la que asume el coste del servicio. En caso de accidente de tráfico, la factura del servicio la asume la compañía del conductor responsable del siniestro y, dependiendo del tipo de póliza que hayas contratado y las condiciones del mismo, la aseguradora puede reclamar el coste o parte del mismo a su asegurado. Los precios del servicio vienen fijados por el Convenios de asistencia sanitaria del sector pu?blico suscrito por la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA) y el Consorcio de Compensación de Seguros.

Ventajas del servicio de ambulancia en el seguro de salud privado

Dicho lo cual, no podíamos dejar de referirnos a cómo nos beneficia tener un seguro privado cuando hablamos del servicio que nos ocupa. Las diferencias vienen cuando comparamos la prestación del servicio en sí misma, es decir, la atención y lo que podemos obtener de ella.

Así, tanto si hablamos de las pólizas de salud frente a la sanidad pública en rasgos generales, como si lo hacemos solo en lo que respecta a los traslados ambulatorios, nos encontramos con las virtudes de un trato más personalizado libre de las consecuencias negativas del colapso que sufre la seguridad social y que también afecta a los tiempos de espera para traslados sanitarios.

De la misma manera que un seguro privado te brinda la posibilidad de acceder a especialistas sin listas de espera, también te permite disponer de los servicios asistenciales con la misma prontitud. Con frecuencia hemos visto en la prensa noticias sobre pacientes que han tenido que esperar a una ambulancia que se demoraba, a veces con consecuencias fatales.

Tampoco hablamos de los mismos recursos: una compañía de seguros tiene más libertad a la hora de elegir la empresa de transporte sanitario con la que va a mantener conciertos y esto puede traducirse en una flota de vehículos más modernos o con posibilidad de ser renovados con más frecuencia. Algo importantísimo en las ambulancias, dotadas de material técnico y médico de gran relevancia.

Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico
COMPARA AHORA
Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR