Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Seguro Médico para el embarazo

Todo lo que tienes que conocer si quieres contratar un seguro para tu futuro embarazo

La gestación es una de las etapas más importantes en la vida de una mujer, por eso, la mayoría de seguros de salud incluyen en sus pólizas los cuidados específicos que necesita una embarazada. En estos momentos es cuando más importante se hace tener un buen seguro médico para el embarazo: que nos cubra las espaldas y garantice nuestra seguridad y la del bebé.

En Acierto.com podrás encontrarlo fácilmente: entra en nuestro comparador de seguros de salud y compara 20 aseguradoras distintas en 1 minuto. Además, te ofrecemos los mejores precios del mercado y la ayuda gratuita de nuestros asesores expertos.

Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico
COMPARAR SEGUROS MÉDICOS PARA EL EMBARAZO

¿Sanidad pública o Seguro médico para el embarazo?

El embarazo y el posterior parto son momentos muy importantes en la vida de una mujer,  por lo que es normal que llegado este momento comiences a pensar en donde darás a luz. En este punto cabe señalar que son cada vez más las embarazadas que deciden optar por la sanidad privada. La asistencia personalizada, el acceso rápido a las consultas con especialistas, la posibilidad de tener una habitación privada tras el parto, etcétera... Son algunas de las razones que las llevan a elegir esta opción.

Tal es así, que actualmente el 37% de los españoles prefieren un seguro privado en el embarazo. La flexibilidad horaria de la sanidad privada y a la facilidad para cuadrar citas y revisiones así como la competencia de sus profesionales o el hecho de disponer de una habitación privada, son algunos de los motivos aducidos.

Llegados a este punto, cabe señalar que un parto en un hospital privado suele costar alrededor de unos 6.000 €, eso si no se realiza cesárea o no hay ninguna complicación, ya que estos supuestos suelen aumentar el coste de la intervención. Por suerte, siempre tienes la opción de contratar un seguro de salud, con cobertura de embarazo y parto, que cubra los costes tanto del seguimiento del embarazo como la hospitalización durante el parto.

¿Qué seguro médico para embarazadas es mejor?

Dicho lo cual, en Acierto.com hemos querido analizar las pólizas para el embarazo que ofrecen las principales aseguradoras del mercado. Para que sepas desde qué momento te asisten, cómo, en qué condiciones, los servicios incluidos y mucho más. En cualquier caso, te recomendamos acudir directamente a nuestro comparador pinchando en el botón derecho o en la parte superior de esta página. De esta manera, podrás acceder a tu comparativa personalizada. Además y si lo deseas, contarás con la ayuda de un asesor experto (te llamamos por teléfono si quieres) que te guiará para que encuentres el mejor seguro médico para gestionar tu embarazo.

También te ayudaremos a resolver todas las dudas que vayan surgiendo por el camino. Ten en cuenta que contratar un seguro de salud no siempre es tarea sencilla y que entran en juego conceptos que no siempre se dominan. En el caso del embarazo, además, es muy importante prestar atención a la letra pequeña. Ahí va nuestra comparativa inicial para que puedas hacerte una composición de lugar.

Compañía
¿Qué incluye la cobertura de embarazo?
Preparación al parto

Ecografías 4D

Test de diagnóstico prenatal no invasivo

Parto medicalizado, natural o humanizado
Amniocentesis precoz

Test prenatal no invasivo Harmony

Preparación al parto

Parto o cesárea
Ecografías 4D

Cribado neonatal ampliado

Parto o cesárea
Seguimiento del embarazo (sin carencia)

Pruebas prenatales

Preparación al parto (sin carencia)

Parto o cesárea
Vigilancia del embarazo

Test de ADN fetal en sangre materna

Parto o cesárea
Días de asistencia al recién nacido
48 horas 30 días Durante los primeros 3 días (5 si se trata de un parto por cesárea) 30 días 30 días
Carencia
8 meses 8 meses para asistencia al parto, preparación al parto y test Harmony

6 meses para amniocentesis precoz
8 meses 8 meses 8 meses
¿Qué incluye la cobertura de embarazo?
Preparación al parto

Ecografías 4D

Test de diagnóstico prenatal no invasivo

Parto medicalizado, natural o humanizado
Días de asistencia al recién nacido
48 horas
Carencia
8 meses
¿Qué incluye la cobertura de embarazo?
Amniocentesis precoz

Test prenatal no invasivo Harmony

Preparación al parto

Parto o cesárea
Días de asistencia al recién nacido
30 días
Carencia
8 meses para asistencia al parto, preparación al parto y test Harmony

6 meses para amniocentesis precoz
¿Qué incluye la cobertura de embarazo?
Ecografías 4D

Cribado neonatal ampliado

Parto o cesárea
Días de asistencia al recién nacido
Durante los primeros 3 días (5 si se trata de un parto por cesárea)
Carencia
8 meses
¿Qué incluye la cobertura de embarazo?
Seguimiento del embarazo (sin carencia)

Pruebas prenatales

Preparación al parto (sin carencia)

Parto o cesárea
Días de asistencia al recién nacido
30 días
Carencia
8 meses
¿Qué incluye la cobertura de embarazo?
Vigilancia del embarazo

Test de ADN fetal en sangre materna

Parto o cesárea
Días de asistencia al recién nacido
30 días
Carencia
8 meses

Seguro médico de embarazo con Sanitas

Sanitas es una de las mejores alternativas cuando se trata de asegurar la cobertura del embarazo. Porque sus cuidados y atenciones empiezan incluso antes del embarazo, con un completo servicio de reproducción asistida (incluye hasta siete tratamientos), al que puedes acceder sin necesidad de contratar una póliza.

Durante el embarazo (con pólizas como Más Salud Familias), puedes tener cuidados específicos gracias al Programa Digital de Embarazo: un plan personalizado supervisado por una matrona y que incluye consejos y recomendaciones para ti. Además, disfrutarás de lo último en ecografías, la ecografía 4D, y podrás someterte al Test de Diagnóstico Prenatal no Invasivo. Por supuesto, tendrás ocasión de prepararte para el parto, con el curso de preparación y acudiendo a clases de Pilates para embarazadas a precios especiales, a través del Club Bienestar.

El parto también es especial en Sanitas. Si has superado la carencia establecida (8 meses) podrás ser asistida en uno de los hospitales de la compañía. Y elegir el tipo de parto: mecanizado, natural o humanizado. Los hospitales Universitario La Zarzuela y Sanitas CIMA cuentan con unidades de parto humanizado. Además, Sanitas cuenta con UCI neonatal y Unidad de Alto Riesgo Obstétrico. Y ofrece la posibilidad de acceder al servicio de crioconservación de las células madre del cordón umbilical.

¿Vas a ser mamá? Conoce el seguro médico para el embarazo de Aegon

Contratando modalidades de seguros de Aegon como Aegon Salud Completo y Aegon Salud Familiar tienes a tu disposición la cobertura de maternidad que cubre los gastos derivados de la maternidad (embarazo, amniocentesis precoz en embarazos de riesgo, test Harmony), la asistencia médica, quirúrgica y hospitalaria concerniente al parto o cesárea, así como la asistencia a los cursos de preparación del parto.

Te ayuda también a quedarte embarazada. La especialidad de Obstetricia y Ginecología incluye tanto el estudio como el tratamiento de la infertilidad de la pareja, con tres intentos de inseminación artificial y un intento de fertilización in vitro, incluyendo la ICSI (microinyección espermática). Eso sí, ambos deberéis llevar al menos 48 meses en la compañía y tener menos de 40 años.

Una vez cumplido vuestro sueño, Aegon se ocupa de cuidar al pequeño. La aseguradora ofrece cuidados completos al neonato durante el máximo tiempo posible sin ser incluido como asegurado: hasta 30 días desde su nacimiento. Posteriormente, deberás sumarlo a tu póliza para que pueda seguir cubierto por tu seguro de salud.

Cómo es el seguro médico de embarazo en MAPFRE

MAPFRE también incluye entre sus garantías el servicio de reproducción asistida, al que podrás acceder desde prácticamente todas sus pólizas (excepto Asistencia Sanitaria Básica: Elección). Suma también ventajas dirigidas a los padres al ofrecer precios especiales para la recogida y conservación de la sangre del cordón umbilical. Y al ofrecer un Pack de ayuda personalizada a domicilio, que incluye la asistencia pos-parto para la madre y el bebé.

Con seguros como Seguro de asistencia sanitaria sin copago, se garantiza el acceso a múltiples pruebas y servicios relacionados con el embarazo y el posterior nacimiento del bebé: test preventivo genético para embarazadas, ecografía 4D y cribado neonatal ampliado. Además, los asegurados de MAPFRE pueden realizar consultas pediátricas las 24 horas del día, gracias al servicio telefónico de orientación pediátrica.

La aseguradora va mucho más allá que otros seguros médicos de embarazo. Porque aquellos que no puedan tener hijos, siempre pueden adoptar y recuperar parte del coste, gracias a la garantía de reembolso de gastos por adopción incluida en pólizas como Asistencia Sanitaria Supra (sin copago) y Plus (con copago).

ASISA y el seguro médico de embarazo

ASISA incluye tanto el seguimiento del embarazo como la asistencia al parto en todas sus pólizas de salud con hospitalización —como Asisa Activa y Asisa Momento—. Queda fuera de ASISA Próxima: al no cubrir la hospitalización, se excluye la asistencia al parto. No obstante, en el resto de modalidades se incluyen todos los gastos generados durante el ingreso. Además, ASISA proporciona cuidados médicos al recién nacido durante los primeros 30 días de vida.

Cabe señalar que ni el seguimiento del embarazo ni la preparación al parto presentan periodo de carencia. Sin embargo, la asistencia en parto tiene un periodo de carencia de 8 meses y requiere la autorización previa de ASISA. En cuanto a otros límites, especifica que no cubre los partos acuáticos, a domicilio o por medios alternativos.

Por otra parte, los padres primerizos agradecerán contar con el servicio RAD de orientación médica telefónica y virtual 24 horas y atención domiciliaria, una de las coberturas adicionales que se disfrutan en cualquiera de sus pólizas, incluso las de atención extrahospitalaria.

Seguro médico de embarazo en Adeslas: opciones

Adeslas posee una amplia variedad de alternativas para que puedan escoger la protección que precises. Respecto al embarazo, con el seguro Adeslas GO tendrás acceso a los servicios más elementales como son la preparación al parto y las pruebas prenatales. Además, es un seguro asequible y accesible: no hay que rellenar ningún cuestionario de salud para contratarlo.

Si lo que deseas es la protección completa de un seguro médico con embarazo, la gama de seguros Adeslas Plena incluye la hospitalización por maternidad (en habitación individual con cama de acompañante), pero también pruebas como el test de ADN fetal en sangre materna. Asimismo, la aseguradora cubrirá la asistencia sanitaria al recién nacido durante los primeros 30 días naturales de vida. Y suma la asistencia pos-parto, para madre e hijo.

Toda esta atención se complementa virtual y presencialmente a través de la cartera de servicios Adeslas Salud y Bienestar: con la atención no presencial por teléfono o video llamada y la orientación médica infantil, para resolver dudas de salud acerca de los más pequeños, entre otras ventajas.

seguro medico embarazo: compañias

¿Qué coberturas incluye un seguro de salud para embarazadas?

Contar con un seguro privado desde el momento que sabes que estás embarazada es una de las razones por las que muchas parejas optan por contratar un seguro médico. Pero para poder disfrutar de todas las ventajas que te ofrece dar a luz en un hospital privado, ya has visto que es necesario tener un seguro médico para tu embarazo que cubra la hospitalización, por una parte, y superar el período de carencia, por otra. A no ser que se trate de una urgencia vital o un parto prematuro: en estos casos, las aseguradoras pueden eliminar la carencia y ofrecerte igualmente asistencia hospitalaria.

Tampoco pierdas de vista que hay pólizas extrahospitalarias que también incluyen algunas coberturas para el bebé. Por ejemplo, Agrupació Accesmedic cubre una revisión otológica para detectar precozmente la sordera en el neonato. Si ya has superado tu período de carencia cuando te quedes embarazada, podrás contar con las prestaciones habituales de un seguro médico en lo relativo al embarazo y el parto: las visitas a los especialistas de Obstetricia, las ecografías (que pueden ser en 3D y en 4D si te decantas por pólizas como la de DKV Seguros), las pruebas prenatales, el curso de preparación al parto y la asistencia al mismo, con hospitalización en habitación individual así como la asistencia al bebé.

Ten en cuenta que si ambos progenitores estáis incluidos en la póliza, vuestro bebé lo estará también. Es lo que suelen ofrecer la mayoría de compañías a las parejas que han tenido un hijo. Lo habitual es que reciba cuidados neonatales y sea incluido en la póliza sin coste adicional, hasta los 14 años, disfrutando de todos los servicios médicos que la compañía ofrece a sus asegurados.

El embarazo está cubierto, en la mayoría de los casos, por el seguro habitual de salud. Una buena póliza médica suele incluir las siguientes coberturas:

  • Evolución semanal del embarazo.
  • Ecografías.
  • Consultas con el doctor especialista.
  • Cursos de preparación al parto.
  • Asistencia durante el parto.
  • Asistencia al recién nacido durante el ingreso hospitalario (la póliza de la madre suele cubrir al bebé hasta su alta hospitalaria).
  • Cuidados post parto en el hogar.

Las coberturas específicas de cada seguro dependen de las condiciones que se acuerden entre la compañía y la asegurada. Así, la póliza médica podrá incluir unos u otros tratamientos dependiendo de lo que se firme en el contrato.

Hay que tener en cuenta que, además de las coberturas básicas, nuestra póliza puede incluir otros servicios adicionales como la conservación de las células madre del cordón umbilical, la ya citada ecografía en 4D, test genético prenatal no invasivo, etc. En el caso de que nuestro seguro no incluya estas coberturas, es habitua que la compañía en cuestión nos ofrezca precios especiales para estas pruebas médicas.

¿Puedo contratar un seguro médico estando embarazada?

Llegados a este punto, no podemos dejar de responder a una pregunta que muchas embarazadas se formulan: ¿puedo contratar un seguro de salud estando embarazada? La respuesta es sí, lo más seguro es que el embarazo no esté cubierto. Es decir, la aseguradora, por regla general, no cubrirá el ginecólogo, las pruebas, ecografías y el parto. Para ello es necesario tener contratada la póliza antes de quedarte en estado. También tienes que saber que, si estás embarazada y estás contratando un seguro, tendrás que declararlo en el cuestionario médico, de lo contrario podrías tener problemas.

Las carencias (el tiempo que existe hasta que puedes disfrutar de determinados servicios) varía de una aseguradora a otra. De hecho, si estás pensando ya en quedarte embarazada, lo mejor será que elijas una póliza con una carencia lo más breve posible. En cualquier caso, el plazo habitual es de unos 8 a 10 meses. En cualquier caso, se trata de algo lógico, pues si lo cubrieran desde el principio, muchos clientes contratarían este producto únicamente para dar a luz, con los costes que eso implicaría para la compañía.

5 ventajas de dar a luz en un hospital privado

Si bien en España tenemos la suerte de contar con un sistema de sanidad pública gratuita, debido a la saturación que sufre el servicio, la calidad del trato puede verse reducida: tiempos de espera infinitos, diagnósticos superficiales, máquinas de diagnóstico obsoletas… Por eso muchas personas deciden acudir a clínicas privadas donde la atención es mucho más personalizadas. Aquí te dejamos con cinco ventajas de dar a luz en un hospital privado.

1. Instalaciones privadas y más cómodas

Probablemente esta sea la gran virtud de los hospitales privados. En un hospital público hay muchas posibilidades de compartir habitación con otra parturienta, y esa convivencia no siempre es “pacífica”. Aun así, aunque sea una buena compañera, son momentos que precisan de intimidad para ti y para los tuyos, y eso es algo que ofrecen las habitaciones de los hospitales privados.

Además suelen ser más amplias, tienen camas cómodas para los acompañantes en lugar de sillas reclinables–, baños privados, regulación de la luz, televisión, wifi y todas las comodidades para que te sientas como en casa, dentro de lo posible. Por no hablar de los accesorios para los niños y otro tipo de complementos que os resultarán de gran ayuda. Es más, las instalaciones suelen renovarse cada cierto tiempo en aras de ofrecer el mejor servicio y el presupuesto puede ser más flexible. Es el caso, por ejemplo, de las salas de dilatación y de parto en el agua, entre otras.

2. Menos saturación

Ya lo comentábamos anteriormente, la saturación de los hospitales es el talón de Aquiles de la sanidad pública. En las clínicas privadas este problema desaparece, con lo que se reducen los tiempos de espera en las visitas a los especialistas, las pruebas diagnósticas, la obtención de los resultados de análisis, etcétera. Hay muchos menos pacientes, lo que hace que se le pueda dedicar más tiempo a cada uno de ellos.

Esto hace que las condiciones de las visitas también sean mucho más flexibles.No encontramos limitaciones de horario ni de visitantes e incluso permiten la entrada de niños –siempre utilizando esta libertad con responsabilidad–.

3. Cercanía de los profesionales

El ginecólogo que elijas para asesorarte durante todo el embarazo será también el que te asista en el parto y también lo hará tu matrona. En la sanidad pública esto no se puede controlar, ya que el parto lo llevará a cargo el profesional que se encuentre de guardia en ese instante.

Aunque cualquier ginecólogo de la sanidad pública está capacitado para hacer un gran trabajo, es cierto que en un momento tan importante como el del parto es preferible tener cerca a personas de confianza. Además, la sanidad privada permite cambiar de especialista si lo considera oportuno el paciente, y siempre se puede tener acceso a una segunda opinión.

4. Plan de parto personalizado

Tú eres la que decides. Puedes optar por un parto en posición de litotomía o bien por uno en bipedestación –prácticamente en vertical–. Todo queda a decisión de la embarazada y, por supuesto, bajo el control de los médicos. Toda esta personalización permite un parto mucho más natural, pero los médicos intervendrán si ven alguna complicación.

Puedes elegir donde realizar la dilatación —piscina o en la propia habitación—, e incluso que sea el mismo lugar donde se produzca la expulsión y el alumbramiento, evitando de esta forma el traslado que puede ser muy molesto para algunas madres. El personal del hospital estará a tu entera disposición para cumplir tus peticiones.

5. Garantía de profesionalidad

Si cuentas con un seguro de salud que incluya la cobertura de embarazo, podrás elegir una de las clínicas privadas que estén asociadas con la compañía. Esto es sinónimo de profesionalidad y calidad, ya que las mejores aseguradoras se han ganado el prestigio de contar con los mejores técnicos y las mejores instalaciones.

En definitiva, lo que ofrece un hospital privado es más libertad para que tu hijo nazca de la forma que creas conveniente y la comodidad de hacerlo en un entorno relajado y rodeada de los tuyos.

Cómo elegir hospital para el parto

En España, podemos elegir entre la sanidad pública —Seguridad Social— y la sanidad privada para dar a luz. En el caso de la sanidad pública el 100% de los gastos están cubiertos, pero en la privada es el paciente el que paga todos los servicios. No obstante, si cuentas con un seguro de salud lo más probable es que esté incluida en la póliza la cobertura de embarazo. Esto permite que, según las características del seguro, la compañía se haga cargo del total o de una parte de las facturas.

¿Y qué se debe tener en cuenta a la hora de elegir el hospital? En el caso de la sanidad privada existe la posibilidad de elegir un profesional que te acompañe durante todo el embarazo y que, finalmente, te asista también en el momento de dar a luz. Con un seguro podrás elegir entre toda una lista de médicos que estén asociados a la compañía, que son una garantía de profesionalidad y calidad. Si eliges a uno de ellos, podrás dar a luz en el hospital que esté trabajando.

Lo más importante es que te informes de los servicios que puede ofrecer un hospital u otro. Y es que no todos cuentan con las mismas instalaciones y recursos para, por ejemplo, afrontar complicaciones en el parto. Por otra parte, también debemos tener en cuenta la cercanía del centro médico. Cualquier madre tiene derecho a decidir en el hospital que quiera que nazca su hijo, aunque esté a 400 kilómetros de su residencia habitual. No obstante, como es lógico, lo más recomendable es que el hospital se encuentre lo más cercano posible al domicilio. Infórmate de la duración media de estancia en el hospital —lo habitual es pasar unos cuatro a cinco días— y elige el que mejor se adapte a tus pretensiones.

Cómo conseguir el mejor seguro médico de embarazo

Ya has podido comprobar que ser padres (o querer serlo) no implica disfrutar de las mismas coberturas en todas las compañías. Saber cuál es el seguro que mejor relación calidad/precio presenta si nos centramos únicamente en el embarazo y el parto pasa por comparar un gran número de pólizas; además de su precio, sus coberturas y las condiciones de las mismas.

Con Acierto.com, es increíblemente sencillo. Porque usando nuestro comparador de seguros de salud podrás acceder a una comparativa personalizada con los seguros de salud con hospitalización ordenados de menor a mayor prima. Y en la que también podrás consultar al detalle cada seguro: coberturas, carencia para la asistencia al parto, valoración de sus coberturas y otros detalles relevantes.

Entra ya en el botón de COMPARAR SEGUROS MÉDICOS PARA EL EMBARAZO y obtén los mejores precios para tu seguro. Solo tienes que indicar los datos que te pedimos, con la única finalidad de tramitar tu solicitud:

  • ¿Cuántas personas quieres incluir en la póliza?
  • Sexo y fecha de nacimiento de cada una de ellas.
  • Código postal de residencia.
  • País de nacimiento del titular del seguro.
  • Si tienes seguro, con qué compañía estás.
  • Si sabes cuándo quieres que empiece tu seguro, indica la fecha.
  • Teléfono y email, para hacerte llegar tu comparativa personalizada.

Ventajas de usar Acierto.com para encontrar seguro médico de embarazo

Si aún no te has decidido a probar nuestro comparador de seguros de salud, te damos todas estas razones para hacerlo. Son las ventajas que disfrutan en exclusiva nuestros usuarios:

  • Comodidad: puedes comparar cuando y donde tú quieras. Solo necesitas conexión a Internet. Sin desplazamientos.
  • Rapidez: solo necesitas 1 minuto para rellenar nuestro formulario y recibes tu comparativa personalizada casi al instante.
  • Seguridad: nuestra tecnología y el trabajo de nuestro equipo técnico garantizan la seguridad del entorno y de todo el proceso.
  • Ofertas exclusivas: podrás contratar los mejores seguros médicos de embarazo al mejor precio de mercado.
  • Solo los mejores seguros para ti: comparamos 20 aseguradoras y te ofrecemos una parrilla de resultados personalizada, que se adapta a los perfiles (por sexo y edad) introducidos y que clasifica los seguros en función del tipo de atención médica que necesites.
  • Ayuda experta y gratuita: nuestros asesores expertos en seguros de salud están al otro lado de la línea, en horario de oficina. Solo tienes que dejar tu número o llamarnos directamente, si lo deseas. Atenderemos todas tus consultas sin compromiso alguno para ti.
  • Buenas decisiones: gracias a toda la información que puedes consultar y a la ayuda de nuestros asesores de seguros de salud, tomarás siempre la mejor decisión posible. En Acierto.com te ayudamos a acertar.

Preguntas frecuentes sobre el seguro médico de embarazo

Para finalizar y a modo de resumen, damos nuestra propia respuesta a las preguntas más repetidas por los usuarios que buscan un seguro médico que cubra el embarazo. Si tu duda no está entre las resueltas, puedes planteársela a nuestros asesores expertos. No te costará nada y no te comprometerá en absoluto. Solo te ayudará a tomar mejor tu decisión.

¿Cuál es el mejor seguro para una embarazada?

Más allá de las coberturas esenciales (seguimiento de embarazo, parto, etc.), cada compañía puede ofrecer una serie de ventajas o de atractivos frente a otras para aquellos que busquen ser padres. Pero en términos esenciales, el mejor seguro para una embarazada es aquel que cubra todas sus necesidades. Por ello, debe incluir la hospitalización, pero también ofrecer preparación al parto y un completo seguimiento del embarazo. Puedes obtener estas dos últimas garantías en algunos seguros ambulatorios. Pero es esencial tener un seguro hospitalario para que seas asistida en el parto y haber superado el período de carencia.

¿Qué hacer si estoy embarazada y no tengo seguro médico?

Si ya estás embarazada, lo más probable es que no puedas ser asistida en el parto aunque contrates un seguro médico de embarazo. Prácticamente todas las compañías coinciden en el período de carencia mínimo para disfrutar de este servicio: de 8 meses. Por tanto, resulta difícil cumplirlo si contratas tu seguro estando ya embarazada. En cualquier caso, hay compañías como Asisa que eliminan las carencias en el seguimiento del embarazo y en la preparación al parto. Y muchas revisan las carencias si vienes de otra compañía en la que ya has superado este período.

¿Cuánto cuesta un seguro para una embarazada?

Es casi imposible dar una cifra, siquiera aproximada. El precio de un seguro depende de muchos factores. El estado de salud (y condiciones como el embarazo) cuentan. Pero también la edad, las coberturas contratadas, el tipo de copago (cuanto más aportes en copagos, menor será la prima), el nivel de protección del seguro, etcétera. La mejor manera de calcular el precio de tu seguro es realizar una comparativa en Acierto.com. Selecciona la póliza que te interese y deja que un asesor te cuente más.

¿Mi seguro de embarazo cubre un aborto?

Por norma general, la interrupción voluntaria del embarazo es una exclusión común a cualquier seguro médico. Es habitual encontrarla en todos los condicionados de los seguros de salud de las aseguradoras que operan en nuestro país como una de esas situaciones en las que la compañía no presta cobertura.

Estoy pensando en cambiar de seguro antes del parto, ¿es conveniente?

Todo depende de la situación que te empuje a querer cambiar de compañía. Si se trata de una cuestión de satisfacción general con el seguro y no estás contenta con la atención prestada, te animamos a barajar otras opciones. En cualquier caso, deberás consultar en la nueva compañía si revisan las carencias si ya la has superado con tu anterior aseguradora. De lo contrario, no podrás recibir cobertura médica durante el embarazo ni asistencia al parto (salvo excepciones, como un parto prematuro o que ponga en riesgo la salud de madre y/o bebé).