Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Seguro de Salud durante el embarazo

Todo lo que tienes que conocer si quieres contratar un seguro para tu futuro embarazo

El embarazo es una de las etapas más importantes en la vida de una mujer, por ello, la mayoría de seguros de salud incluyen en sus pólizas los cuidados específicos que necesita la embarazada. En estos momentos es cuando más importante se hace tener un buen seguro que nos cubra las espaldas y garantice nuestra seguridad y la del bebé. En Acierto.com podrás comparar en 1 minutos entre las mejores compañías para encontrar la póliza que más se adapte a tus necesidades.

Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico
COMPARAR SEGUROS DE SALUD

¿Cuál es el precio de un parto en un hospital privado?

El embarazo y el posterior parto son momentos muy importantes en la vida de una mujer,  por lo que es normal que llegado este momento comiences a pensar en donde darás a luz. En este punto toca sopesar los pros y contras de cada opción y elegir la alternativa que se adapte mejor a tus necesidades y ofrezca la asistencia que tu precisas.

Ante esto, cabe señalar que un parto en un hospital privado suele costar alrededor de unos 6.000€, eso si no se realiza cesárea o no hay ninguna complicación, ya que estos supuestos suelen aumentar el coste de la intervención. No obstante, si deseas tener asistencia privada, siempre tienes la opción de contratar un seguro de salud, con cobertura de embarazo y parto, que cubra los costes tanto del seguimiento del embarazo como la hospitalización durante el parto.

Compañía
¿Qué incluye la cobertura de embarazo?
- Seguimiento del embarazo

- Asistencia en el parto

- Asistencia al recién nacido
- Seguimiento del embarazo

- Preparación al parto

- Asistencia en el parto
- Seguimiento del embarazo

- Preparación al parto

- Asistencia en el parto

- Asistencia al recién nacido
- Seguimiento del embarazo

- Asistencia en el parto

- Asistencia al recién nacido
- Seguimiento del embarazo

- Asistencia en el parto

- Asistencia al recién nacido

- Pruebas prenatales
Días de asistencia al recién nacido
Durante el ingreso hospitalario 30 días Durante los primeros 3 días (5 si se trata de un parto por cesárea) 30 días 30 días
Carencia
8 meses 8 meses 8 meses 8 meses 10 meses
¿Qué incluye la cobertura de embarazo?
- Seguimiento del embarazo

- Asistencia en el parto

- Asistencia al recién nacido
Días de asistencia al recién nacido
Durante el ingreso hospitalario
Carencia
8 meses
¿Qué incluye la cobertura de embarazo?
- Seguimiento del embarazo

- Preparación al parto

- Asistencia en el parto
Días de asistencia al recién nacido
30 días
Carencia
8 meses
¿Qué incluye la cobertura de embarazo?
- Seguimiento del embarazo

- Preparación al parto

- Asistencia en el parto

- Asistencia al recién nacido
Días de asistencia al recién nacido
Durante los primeros 3 días (5 si se trata de un parto por cesárea)
Carencia
8 meses
¿Qué incluye la cobertura de embarazo?
- Seguimiento del embarazo

- Asistencia en el parto

- Asistencia al recién nacido
Días de asistencia al recién nacido
30 días
Carencia
8 meses
¿Qué incluye la cobertura de embarazo?
- Seguimiento del embarazo

- Asistencia en el parto

- Asistencia al recién nacido

- Pruebas prenatales
Días de asistencia al recién nacido
30 días
Carencia
10 meses

Cobertura de embarazo con Sanitas

En este contexto, encontramos los seguros de Sanitas -Sanitas Más Salud, Sanitas Más 90.000, Sanitas Premium 500.000, Sanitas Mundi 500.000 €, Sanitas Mundi 1 millón de euros y Sanitas Profesionales- que incluyen la cobertura de embarazo. Disponiendo de esta garantía la compañía cubrirá los gastos del seguimiento de la evolución semanal del embarazo, ecografía de alta resolución o asistencia al recién nacido durante el ingreso hospitalario.

Además, Sanitas te da la posibilidad de acceder a pruebas adicionales para que tengas el seguimiento más completo posible. Estas pruebas son:

  • Sexo del bebé mediante la sangre materna.
  • Ecografía 4D.
  • Cordón umbilical.

No obstante, para poder disfrutar de todas estas ventajas tienes que pasar un periodo de carencia de 8 meses. Es decir, solo podrás acceder a la cobertura de embarazo si han pasado 8 meses desde que contrataste el seguro, salvo parto prematuro. Asimismo, Sanitas excluye los partos en medio acuático, a domicilio u otros medios alternativos.

¿Vas a ser mamá? Conoce la cobertura de maternidad de Aegon

Asimismo, contratando cualquiera de las modalidades de seguros de Aegon tienes a tu disposición la cobertura de maternidad que cubre los gastos derivados de la maternidad -embarazo-, la asistencia médica, quirúrgica y hospitalaria concerniente al parto o cesárea, así como la asistencia a los cursos de preparación del parto. Además, Aegon incluye las siguientes coberturas adicionales:

  • Anestesia epidural.
  • El bebé queda cubierto por la póliza de la madre durante los primeros 30 días.
  • Amniocentesis precoz en embarazo de riesgo.

Cabe señalar que, al igual que en Sanitas, el periodo de carencia es de 8 meses, excepto si se produce un parto prematuro.

Asistencia especializada en obstetricia de MAPFRE

La asistencia del obstetra se encuentra dentro de los seguros de Asistencia Sanitaria de MAPFRE e incluye los procedimientos propios del seguimiento del embarazo, siempre y cuando no se precise ingreso hospitalario. Asimismo, esta asistencia cubre los siguientes Programas de medicina Preventiva:

  • Preparación al parto.
  • Seguimiento y tratamiento de la diabetes en el embarazo.

No obstante, MAPFRE cuenta con la cobertura de Hospitalización Obstétrica que comprende la asistencia al parto o cesárea en régimen de hospitalización, la asistencia médica del recién nacido durante los primeros 3 días o 5 si se trata de un parto por cesárea y la crio-preservación de las células madre de la sangre y el tejido del cordón umbilical. Además incluye la anestesia epidural -siempre que exista indicación médica-.

Finalmente, al igual que las compañías anteriores se impone un periodo de carencia de 8 meses y excluye los partos en medios acuáticos, a domicilio y por medios alternativos.

ASISA y la asistencia al parto

ASISA incluye tanto el seguimiento del embarazo como la asistencia al parto en todas sus pólizas de salud, excepto en ASISA Próxima. En esta última no está cubierta la hospitalización, por lo que se excluye la asistencia al parto. No obstante, en el resto de modalidades se incluyen todos los gastos generados durante el ingreso. Además, ASISA proporciona cuidados médicos al recién nacido durante los primeros 30 días de vida.

Cabe señalar que el seguimiento del embarazo no tiene ningún periodo de carencia. Sin embargo, la asistencia en parto tiene un periodo de carencia de 8 meses y requiere la autorización previa de ASISA, al igual que no cubre los partos acuáticos, a domicilio o por medios alternativos.

Cobertura de embarazo y parto en Adeslas

Adeslas posee una amplia variedad de alternativas para que puedan escoger la protección que precises. Respecto al embarazo, con el seguro Adeslas básico tendrás acceso a los servicios más elementales como son la preparación al parto o la vigilancia del embarazo. No obstante, si lo que deseas es una protección completa, los seguros Adeslas Plena Vital y Adeslas Completo incluyen una gran variedad de pruebas y servicios como:

  • Pruebas prenatales: analíticas, ecografías, curva de tolerancia oral a la glucosa, amniocentesis, etc.
  • Preparación al parto.
  • Habitación individual con cama de acompañante.
  • Anestesia epidural.
  • Incubadora.

Asimismo, la aseguradora cubrirá la asistencia sanitaria al recién nacido durante los primeros 30 días naturales de vida.

¿Qué coberturas incluye el seguro de salud en el embarazo?

Contar con un seguro privado desde el momento que sabes que estás embarazada es una de las razones por las que muchas parejas optan por contratar un seguro médico. Pero para poder disfrutar de todas las ventajas que te ofrece dar a luz en un hospital privado, ya has visto que es necesario tener un seguro que cubra la hospitalización, por una parte, y superar el período de carencia, por otra. A no ser que se trate de una urgencia vital o un parto prematuro: en estos casos, las aseguradoras pueden eliminar la carencia y ofrecerte igualmente asistencia hospitalaria.

Si ya has superado tu período de carencia cuando te quedes embarazada, podrás contar con las prestaciones habituales de un seguro médico en lo relativo al embarazo y el parto: las visitas a los especialistas de Obstetricia, las ecografías (que pueden ser en 3D y en 4D si te decantas por pólizas como la de DKV Seguros), las pruebas prenatales, el curso de preparación al parto y la asistencia al mismo, con hospitalización en habitación individual así como la asistencia al bebé.

Ten en cuenta que si ambos progenitores estáis incluidos en la póliza, vuestro bebé lo estará también. Es lo que suelen ofrecer la mayoría de compañías a las parejas que han tenido un hijo. Lo habitual es que reciba cuidados neonatales y sea incluido en la póliza sin coste adicional, hasta los 14 años, disfrutando de todos los servicios médicos que la compañía ofrece a sus asegurados.

El embarazo está cubierto, en la mayoría de los casos, por el seguro habitual de salud. Una buena póliza médica suele incluir las siguientes coberturas:

  • Evolución semanal del embarazo.
  • Ecografías.
  • Consultas con el doctor especialista.
  • Cursos de preparación al parto.
  • Asistencia durante el parto.
  • Asistencia al recién nacido durante el ingreso hospitalario (la póliza de la madre suele cubrir al bebé hasta su alta hospitalaria).
  • Cuidados post parto en el hogar.

Las coberturas específicas de cada seguro dependen de las condiciones que se acuerden entre la compañía y la asegurada. Así, la póliza médica podrá incluir unos u otros tratamientos dependiendo de lo que se firme en el contrato.

Hay que tener en cuenta que, además de las coberturas básicas, nuestra póliza puede incluir otros servicios adicionales como la conservación de las células madre del cordón umbilical, la ya citada ecografía en 4D, test genético prenatal no invasivo, etc. En el caso de que nuestro seguro no incluya estas coberturas, es habitua que la compañía en cuestión nos ofrezca precios especiales para estas pruebas médicas.

5 ventajas de dar a luz en un hospital privado

Si bien en España tenemos la suerte de contar con un sistema de sanidad pública gratuita, debido a la saturación que sufre el servicio, la calidad del trato puede verse reducida: tiempos de espera infinitos, diagnósticos superficiales, máquinas de diagnóstico obsoletas… Por eso muchas personas deciden acudir a clínicas privadas donde la atención es mucho más personalizadas. Aquí te dejamos con cinco ventajas de dar a luz en un hospital privado.  

1. Instalaciones privadas y más cómodas

Probablemente esta sea la gran virtud de los hospitales privados. En un hospital público hay muchas posibilidades de compartir habitación con otra parturienta, y esa convivencia no siempre es “pacífica”. Aun así, aunque sea una buena compañera, son momentos que precisan de intimidad para ti y para los tuyos, y eso es algo que ofrecen las habitaciones de los hospitales privados.

Además suelen ser más amplias, tienen camas cómodas para los acompañantes en lugar de sillas reclinables–, baños privados, regulación de la luz, televisión, wifi y todas las comodidades para que te sientas como en casa, dentro de lo posible. Por no hablar de los accesorios para los niños y otro tipo de complementos que os resultarán de gran ayuda. Es más, las instalaciones suelen renovarse cada cierto tiempo en aras de ofrecer el mejor servicio y el presupuesto puede ser más flexible. Es el caso, por ejemplo, de las salas de dilatación y de parto en el agua, entre otras.

2. Menos saturación

Ya lo comentábamos anteriormente, la saturación de los hospitales es el talón de Aquiles de la sanidad pública. En las clínicas privadas este problema desaparece, con lo que se reducen los tiempos de espera en las visitas a los especialistas, las pruebas diagnósticas, la obtención de los resultados de análisis, etcétera. Hay muchos menos pacientes, lo que hace que se le pueda dedicar más tiempo a cada uno de ellos.

Esto hace que las condiciones de las visitas también sean mucho más flexibles. No encontramos limitaciones de horario ni de visitantes e incluso permiten la entrada de niños –siempre utilizando esta libertad con responsabilidad–.

3. Cercanía de los profesionales

El ginecólogo que elijas para asesorarte durante todo el embarazo será también el que te asista en el parto y también lo hará tu matrona. En la sanidad pública esto no se puede controlar, ya que el parto lo llevará a cargo el profesional que se encuentre de guardia en ese instante.

Aunque cualquier ginecólogo de la sanidad pública está capacitado para hacer un gran trabajo, es cierto que en un momento tan importante como el del parto es preferible tener cerca a personas de confianza. Además, la sanidad privada permite cambiar de especialista si lo considera oportuno el paciente, y siempre se puede tener acceso a una segunda opinión.

4. Plan de parto personalizado

Tú eres la que decides. Puedes optar por un parto en posición de litotomía o bien por uno en bipedestación –prácticamente en vertical–. Todo queda a decisión de la embarazada y, por supuesto, bajo el control de los médicos. Toda esta personalización permite un parto mucho más natural, pero los médicos intervendrán si ven alguna complicación.

Puedes elegir donde realizar la dilatación –piscina o en la propia habitación–, e incluso que sea el mismo lugar donde se produzca la dilatación y el parto, evitando de esta forma el traslado que puede ser muy molesto para algunas madres. El personal del hospital estará a tu entera disposición para cumplir tus peticiones.

5. Garantía de profesionalidad

Si cuentas con un seguro de salud que incluya la cobertura de embarazo, podrás elegir una de las clínicas privadas que estén asociadas con la compañía. Esto es sinónimo de profesionalidad y calidad, ya que las mejores aseguradoras se han ganado el prestigio de contar con los mejores técnicos y las mejores instalaciones.

En definitiva, lo que ofrece un hospital privado es más libertad para que tu hijo nazca de la forma que creas conveniente y la comodidad de hacerlo en un entorno relajado y rodeada de los tuyos.

Cómo elegir hospital para el parto

En España, podemos elegir entre la sanidad pública -seguridad social- y la sanidad privada para dar a luz. En el caso de la sanidad pública el 100% de los gastos están cubiertos, pero en la privada es el paciente el que paga todos los servicios. No obstante, si cuentas con un seguro de salud lo más probable es que esté incluida en la póliza la cobertura de embarazo. Esto permite que, según las características del seguro, la compañía se haga cargo del total o de una parte de las facturas.

¿Y qué se debe tener en cuenta a la hora de elegir el hospital? En el caso de la sanidad privada existe la posibilidad de elegir un profesional que te acompañe durante todo el embarazo y que, finalmente, te asista también en el momento de dar a luz. Con un seguro podrás elegir entre toda una lista de médicos que estén asociados a la compañía, que son una garantía de profesionalidad y calidad. Si eliges a uno de ellos, podrás dar a luz en el hospital que esté trabajando.

Lo más importante es que te informes de los servicios que puede ofrecer un hospital u otro. Y es que no todos cuentan con las mismas instalaciones y recursos para, por ejemplo, afrontar complicaciones en el parto. Por otra parte, también debemos tener en cuenta la cercanía del centro médico. Cualquier madre tiene derecho a decidir en el hospital que quiera que nazca su hijo, aunque esté a 400 kilómetros de su residencia habitual. No obstante, como es lógico, lo más recomendable es que el hospital se encuentre lo más cercano posible al domicilio. Infórmate de la duración media de estancia en el hospitallo habitual es pasar unos cuatro a  cinco días– y elige el que mejor se adapte a tus pretensiones.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR