Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Préstamos para funcionarios públicos

Compara y aprende a identificar los mejores préstamos personales para empleados públicos en esta guía

Si bien conseguir financiación depende de muchos factores, lo cierto es que existen una serie de perfiles que habitualmente son vistos con buenos ojos por las entidades financieras. Es el caso, por ejemplo, de aquellos que trabajan para el Estado. En este artículo recogemos todo lo que tienes que saber sobre los préstamos para funcionarios, desde qué entidades los conceden hasta en qué condiciones.

También puedes entrar ya en nuestro comparador de préstamos y empezar a cotejar préstamos personales para empleados públicos desde este mismo instante.

Compara más de 30 entidades en 2 minutos y contrata el mejor préstamo
PRÉSTAMOS PARA FUNCIONARIOS

Qué son los préstamos para funcionarios

Cuando hablamos de préstamos para funcionarios nos estamos refiriendo a los préstamos a los que puede acceder este colectivo. Estos pueden ser tanto productos específicos pensados para ellos, como otros tipos de financiación a la que, por regla general, les resultará más fácil obtener dadas las características de su empleo.

Es decir, el hecho de trabajar para la Administración Pública, si bien no asegura necesariamente la concesión del préstamo, convierte a este perfil de trabajador en uno de los clientes favoritos de las entidades bancarias. El principal motivo tiene que ver con su estabilidad laboral pues, a priori, los funcionarios tienen trabajo de por vida. Algo que de inicio reduce el riesgo de impago y que, consecuentemente, el banco ve con buenos ojos.

Características de los préstamos para empleados públicos

Habitualmente los préstamos a los que pueden acceder los empleados públicos comparten una serie de características o ventajas. Entre otros:

  • Los préstamos para funcionarios permiten acceder a cantidades superiores de dinero: esto está directamente relacionado con la confianza que deposita el banco en este perfil.
  • Mayor posibilidad de concesión: pues se presupone que estos perfiles se encuentran en una mejor situación financiera y que cuentan con mayor estabilidad laboral.
  • Los plazos de devolución pueden alargarse por el mismo motivo que hemos citado. Tienen trabajo de por vida.
  • Suelen aplicar intereses más bajos y, en general, mejores condiciones a este respecto. Puesto que nuestro nivel de riesgo, como funcionarios, es menor, podremos disfrutar de un tipo de interés más bajo también.
  • Si tienen vinculaciones, cuentan con mejores condiciones.

Tipos de préstamos para funcionarios

Como decíamos, las anteriores son una serie de características generales relacionadas con las condiciones a las que podrán acceder los funcionarios. En cualquier caso, existen diferentes tipos de créditos que pueden solicitar los empleados públicos. Estos son, entre otros:

Préstamos personales para empleados públicos

Un préstamo personal es un producto financiero o contrato financiero que se celebra entre un particular y una entidad financiera y en el que se acuerda que el banco (o financiera) prestará una cantidad que el cliente deberá devolver según los plazos y términos establecidos (intereses, comisiones, productos vinculados y más).

Normalmente y en el caso de los préstamos para funcionarios, las cantidades que pueden solicitarse mediante esta vía de financiación son superiores que en otros productos. Encontramos, por ejemplo, préstamos de 40.000 euros incluso. Esto también dependerá de la finalidad a la que vayas a destinar el dinero. Por ejemplo, es distinto pedir un préstamo para financiar una reforma que para financiar un coche.

Préstamos rápidos para funcionarios

Aunque podríamos hablar largo y tendido sobre los préstamos rápidos para funcionarios (y los diferentes tipos que encontramos), podemos decir que se trata, principalmente, de créditos cuya concesión es muy rápida. En ocasiones y desde que se cursa la solicitud, el dinero tarda en ser ingresado desde 15 minutos hasta 48 horas.

Se trata generalmente de préstamos que se solicitan online y para los que no se requiere de mucho papeleo. Eso sí, no es conveniente recurrir a ellos como forma de financiación habitual, sino de manera puntual, ante necesidades de dinero urgente. Esto es porque suelen aplicar intereses más altos que otros productos o tener peores condiciones.

Préstamos hipotecarios para funcionarios

En caso de necesitar un importe mayor al comentado, es posible decantarse por las hipotecas para funcionarios, a las cuales hemos dedicado una guía completa en Acierto.com. Entre sus principales características, destacan que son hipotecas con alta probabilidad de concesión, que tienen intereses bajos, pocas comisiones, plazos de amortización superiores, bonificaciones de contratación… Sus porcentajes de financiación también suelen ser más amplios. Como vemos, características muy similares a las de los préstamos para funcionarios.

Anticipo de nómina para funcionarios

Los anticipos de nómina son otro tipo de préstamo al que es fácil acceder siendo funcionario. En este caso de lo que se trata es de multiplicar la nómina un número determinado de veces (o sea, que la cantidad a la que se puede acceder depende de lo que se cobre). Lo habitual es que el banco solicite que tengamos cierta antigüedad como cliente y, precisamente por esta vinculación en el tiempo, no son préstamos que requieran de mucho tiempo de estudio. Los límites y condiciones los marcará cada banco.

Préstamo preconcedido para empleados públicos

Es más que probable que, si eres funcionario y llevas tiempo en la misma entidad financiera, te hayan ofrecido un préstamo preconcedido. La clave de este producto es, precisamente, que los ofrece el banco sin que medie una solicitud de por medio. Eso sí, que un préstamo se encuentre preconcedido, no quiere decir que obligatoriamente nos lo vayan a conceder. Tras pedirlo volverá a estudiar la solicitud y nuestro perfil financiero.

Por supuesto, al margen de estos, los funcionarios públicos también pueden acceder a minicréditos, tarjetas de créditos, pedir una reunificación de deudas y mucho más. Aquí solo hemos querido resumir algunos de los préstamos para empleados públicos más recurrentes.

Requisitos de los préstamos para funcionarios públicos

Los requisitos de los préstamos para funcionarios no difieren mucho de los requisitos habituales para pedir otro tipo de crédito. Aquí recogemos los más habituales, aunque es importante matizar que pueden variar según la entidad en la que se soliciten.

  • Ser mayor de edad y acreditarlo con el DNI o NIE en vigor: aunque la edad mínima y máxima puede variar en función del banco en el que se pida el crédito para funcionarios. Algunas establecen este límite en los 21 o 25 años.
  • Residir en España.
  • Ser titular de una cuenta bancaria en la que se ingresará el dinero si sale aprobado el crédito para empleados públicos.
  • Tener unos ingresos recurrentes y suficientes: en este caso suele ser sencillo si somos funcionarios a no ser, por ejemplo, que estemos a media jornada y pertenezcamos a un grupo que cobra poco. Dependerá de cada caso. Es importante que nuestro sueldo sea suficiente para pagar las cuotas a las que nos comprometemos con el préstamo y cumplir el resto de condiciones suscritas por contrato.
  • No ser moroso ni tener deudas pendientes registradas en ficheros de morosidad tipo ASNEF o RAI. Por regla general.
  • No superar el ratio de endeudamiento óptimo: esto es, el 35% de nuestros ingresos.
  • Justificar a qué se va a destinar el dinero: no siempre, dependerá sobre todo de la cantidad que pidamos.
  • Acreditar que se es funcionario: es decir, que contamos con una plaza fija en propiedad. No basta con que nuestro sueldo lo pague el Estado. Es decir, los interinos, por ejemplo, no lo tienen tan fácil a la hora de conseguir crédito.

¿Hay préstamos para funcionarios con ASNEF?

Desglosando la idea anterior, esta pregunta merecía su propio apartado. Efectivamente, hay préstamos con ASNEF también para funcionarios. No obstante, hay que saber que figurar en ficheros de morosidad suele dificultar la concesión de un crédito y también que, los productos a los que se puede acceder en estos casos tienden a tener peores condiciones que otra clase de créditos (más intereses, honorarios, productos vinculados que encarecen el coste final del préstamo, etcétera).

Además, es probable que la entidad bancaria que conceda el dinero imponga otra clase de requisitos, como que las deudas que se tengan no sean de tipo bancario. Esto, de hecho, es una condición habitual. Si utilizas el comparador de préstamos de Acierto.com no te costará encontrar entidades que ofrecen préstamos para funcionarios con ASNEF.

En cualquier caso, antes de incluirnos en un fichero de morosidad, se nos debe notificar (se nos puede incluir por una deuda de a partir de 50 euros). Lo mejor para salir de ASNEF es saldar la deuda.

Documentación de los préstamos a funcionarios

Para solicitar un préstamo para funcionarios deberás aportar, al menos, la siguiente información básica a la entidad. Existe la posibilidad de que esta documentación cambie dependiendo de la entidad financiera que elijas. 

  • Formulario de solicitud debidamente cumplimentado: una vez escojas tu préstamo para funcionarios de tu parrilla de resultados, te lo facilitaremos.
  • Documento de identidad en vigor: tendrás que aportar una fotocopia del DNI o NIE con los datos perfectamente legibles.
  • Justificante de ingresos: nóminas y otros ingresos alternativos (como rendimientos de propiedades, de inversiones, etcétera).
  • Certificado de personal adscrito a la Administración.
  • Número de cuenta en la que se ingresará el dinero y/o extracto bancario con los últimos movimientos.

Qué entidades conceden préstamos personales a empleados públicos

Actualmente prácticamente todas las entidades conceden préstamos personales a empleados públicos. Eso sí, no puede perderse de vista que la concesión dependerá no solamente de que se trabaje para el Estado, sino también de otros factores como los citados: estar en ficheros de morosidad, tener muchas deudas o muchos préstamos en vigor, etcétera. Cada uno establecerá sus propias condiciones.

También dependerá del salario que cobre el funcionario en cuestión (según su rango, por ejemplo), incluso del tipo de funcionario (no será lo mismo un funcionario con una profesión de riesgo que otro que es profesor), de los gastos mensuales, de la capacidad de ahorro y mucho más.

Cómo conseguir el mejor crédito para funcionarios

Para conseguir el mejor préstamo personal para funcionarios te recomendamos que te fijes en los siguientes aspectos antes de suscribir el contrato en cuestión. Son los mismos a los que deberás prestar atención independientemente de la financiación por la que optes:

Capital prestado

Aunque no es habitual que tengas problemas para acceder al capital que necesitas con un préstamo para funcionarios –suelen prestar más dinero–, es importante que la cantidad que solicites sea suficiente para cubrir tu necesidad, pero también ajustada. Esto último es, sobre todo, porque los intereses y algunas comisiones se aplican en forma de porcentaje sobre el total solicitado. De manera que, cuanto más alta sea la cantidad, más intereses pagarás. Por regla general.

Intereses del préstamo para funcionarios

Además de hacer un cálculo de los intereses de tu préstamo para empleado público, es muy recomendable saber en qué tipo de interés deberías fijarte. Es conveniente que te centres en la TAE (y no solamente en el TIN). Este diferencial te permitirá hacerte una idea más aproximada de cuánto va a costarte que te presten dinero, pues incluye –además del TIN– otros factores como las comisiones, plazo de devolución y más.

Los tiempos de tu préstamo para funcionarios

Los tiempos de tu préstamo son igualmente importantes. Aquí podemos contemplar varios: desde los que conciernen a los plazos de devolución y las cuotas, hasta los que atañen a la solicitud y la aprobación del crédito (tiempo que pasa desde que lo pides hasta que te ingresan el dinero en cuenta y que depende de factores como el tipo de financiación, tu perfil financiero, si eras cliente de la entidad y más). Por ejemplo, como hemos visto, los préstamos rápidos suelen obtenerse con mayor celeridad.

Volviendo a los plazos de devolución y cuotas, hay que tener en cuenta que, cuanto más alargues el préstamo en el tiempo, más bajas serán las cuotas. Pero también acabarás pagando mayores intereses. Por no hablar de que estarás corriendo riesgos durante más tiempo.

Comisiones del préstamo para funcionarios

Además de los intereses, resulta clave fijarse en las comisiones que puede conllevar que nos presten dinero. La comisión más habitual es la de apertura, aunque el crédito puede aplicar comisiones de estudio, por amortización anticipada, por reclamación de posiciones vencidas, etcétera.

Aunque actualmente resulta complicado encontrar préstamos sin comisiones, sí hay bancos que los ofrecen. Esto, por supuesto, no quiere decir que vaya a tratarse de un préstamo a coste cero. Puedes indagar más sobre esta cuestión en nuestro artículo sobre préstamos sin comisiones.

Otros costes del crédito para empleados públicos

Los préstamos, además de los intereses y comisiones, pueden implicar otros costes. Como, por ejemplo, los asociados a la contratación obligatoria de un producto vinculado como una cuenta, una tarjeta o un seguro (fórmulas habituales). Es importante tener en cuenta estos gastos añadidos para calcular bien el precio final de nuestro crédito para funcionarios.

Operativa de la entidad

La operativa de la entidad, por último, también es importante. Es decir, cómo opera, si nos lo pone fácil, si resulta accesible, si es fácil comunicarse con ella y mucho más. En cualquier caso, si contratas tu préstamo a través de Acierto.com contarás con la ayuda gratis de un experto en la materia que te guiará durante todo el proceso y que te dará todos los datos que necesites para suscribir el producto que más te interese con conocimiento de causa y sin sorpresas finales.

Compara préstamos para funcionarios en Acierto.com

Por desgracia, analizar todos estos aspectos acudiendo a las páginas webs de las entidades y bancos (o peor, a las oficinas, físicamente) requiere de un esfuerzo grande. Para ahorrártelo nació Acierto.com. Nuestra plataforma permite, en solo 2 minutos, comparar las condiciones de los préstamos para funcionarios de más de 30 entidades al mismo tiempo. Y no es su única ventaja:

  • Te ahorramos tiempo y dinero: el tiempo del desplazamiento y del análisis. Y dinero, porque elegirás con conocimiento de causa.
  • Nuestra plataforma es intuitiva, fácil de utilizar. Y el proceso rápido y ágil. Solo tendrás que pasar unas pocas pantallas y responder unas breves preguntas.
  • Al terminar la comparativa, podrás ver de un solo vistazo, las principales características de los préstamos para funcionarios que más te interesen. Resumidas en una misma pantalla para que no tengas que ir saltando de página en página. Por supuesto, las puedes ampliar si así lo deseas.
  • Trabajamos con las mejores entidades y no priorizamos los resultados de ninguna de ellas: la transparencia es nuestra bandera y siempre te ofreceremos lo que más te interese, sin sesgos que puedes encontrar en la competencia.
  • Acierto.com es una herramienta segura, desarrollada con la mejor tecnología: velamos por tu seguridad y por la de tus datos.
  • Contamos con un equipo de agentes expertos a tu disposición en horario de oficina, para que puedas contratar con ayuda gratis y con todas tus dudas resueltas.
  • Esto te ahorrará sorpresas desagradables de última hora. No te preocupes más por la letra pequeña.
  • Podrás buscar préstamos para funcionarios cuándo quieras: realiza tu comparativa en cualquier momento. También desde cualquier lugar y dispositivo. Somos accesibles.

Cómo encontrar préstamos personales para empleados públicos

En concreto, nuestro proceso para comparar préstamos para empleados públicos se articula en los siguientes pasos o pantallas:

  • Entra en el comparador financiero: a través del botón que encontrarás a la derecha y en la parte superior de esta página.
  • Indica para qué quieres tú préstamo para funcionarios. Y cuánto dinero necesitas. Si no te encaja ninguna de las opciones, puedes introducirla manualmente.
  • Háblanos de tu situación laboral actual: sueldo y antigüedad en la administración pública. En tu caso, puedes marcar tranquilamente que no estás afectado por un ERTE.
  • Introduce tus datos personales: nombre y apellidos, fecha y lugar de nacimiento, en qué tipo de vivienda resides…
  • Danos tu correo electrónico para que podamos enviarte la comparativa. También puedes dejarnos tu número y te llamaremos sin compromiso para resolver todas tus dudas.