Acceso área privadaMi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Préstamos eco: qué son y para qué pedirlos

También conocidos como préstamos verdes, su finalidad es financiar proyectos eco, de particulares o de empresas

El cambio climático es una realidad y uno de los mayores retos para la humanidad. La emergencia climática, la sostenibilidad de nuestro planeta y el medio ambiente son objetivos que hay que abordar. Y la banca también lo tiene en cuenta. Si más no, con el impulso de los préstamos eco, para financiar proyectos con fines medioambientales.

En esta guía repasamos todo lo que debes saber sobre los préstamos verdes. Y si estás buscando financiación, recuerda que en Acierto.com te podemos ayudar. Entra en nuestro comparador de préstamos, podrás ver la oferta de las principales entidades. Fácil, rápido y sin comp

Compara y contrata el mejor préstamo
COMPARAR PRÉSTAMOS PERSONALES

Préstamos eco: ¿qué son?

Cuando una persona pide un préstamo tiene por objetivo adquirir una vivienda o hacer una reforma, comprar un coche, pagar unos estudios... Pero dentro de esta generalidad hay especificaciones que van aún más allá del motivo para el que se va a usar el dinero. Y es que dentro del mercado de financiación al consumo existen los préstamos eco (green loans), también conocidos como préstamos verdes o ecosostenibles.

La principal característica de los préstamos verdes es que la finalidad por la que se piden (y se conceden) es, únicamente, la financiación de proyectos sostenibles. Es decir, con el dinero que conceda el banco, se realizarán acciones a favor del medioambiente. O que, a su vez, ayudan a reducir el consumo de energía.

En cualquier caso, y como sucede con todos los préstamos bancarios, en uno eco estamos obligados a devolver el dinero que nos ha prestado la entidad, junto con los correspondientes intereses. Y, para ello dispondremos de un determinado plazo temporal. Así, la cuota mensual dependerá del tipo de interés y del horizonte temporal.

En cualquier caso, antes de decantarte por un préstamo eco, estudia y valora varias posibilidades, ya que las opciones son tan amplias como diversas. Puedes hacerlo a través del comparador de préstamos de Acierto.com, donde recopilamos la oferta de las principales entidades que operan en España.

mujer cargando un coche eléctrico

¿Para qué puedo pedir un préstamo eco?

Los préstamos eco solo se conceden para financiar proyectos que tengan una finalidad ecológica y sostenible. Surgieron hace algo más de una década porque lo ecológico suele ser sinónimo de caro, y no siempre se puede afrontar cierto nivel de gasto o inversión. De ahí su aparición.

A modo de ejemplo, estas son algunas de las finalidades para las que se puede pedir un préstamo verde:

  • Financiar la compra de coche y adquirir uno eléctrico (o híbrido enchufable), con menor huella de carbono.
  • Comprar una bicicleta eléctrica para usar menos el coche.
  • Comprar electrodomésticos que respeten el medio ambiente (aquellos que cuentan con una clasificación energética eficiente). Aquí entrarían neveras, lavadoras, lavavajillas, frigoríficos, etc.
  • Instalar placas solares en la vivienda para consumir menos electricidad.
  • Reformar nuestra vivienda para que sea más eficiente y sostenible. Por ejemplo, mejorando todo lo que es su aislamiento (cambiar las ventanas o puertas), instalando un aire acondicionado o una calefacción eficiente o llevando a cabo una reforma integral.
  • Realizar obras las comunidades de vecinos para mejorar su nivel de sostenibilidad. En este caso, hablaríamos de instalar luces led en las zonas que sean comunes, aislar la fachada, cambiar la caldera central por una más eficiente...

Características de los préstamos eco

Aunque, en general, son como cualquier otro préstamo al consumo, los eco tienen sus propias características. Te las listamos aquí:

  • Se pueden solicitar en bancos (las entidades tienden a estar abiertas de cara a negociar las condiciones) y en compañías de crédito privado (pueden ofrecer intereses más atractivos, pero son menos flexibles al negociar el tipo de interés).
  • Los préstamos verdes suelen presentar unos tipos de interés más bajos que los préstamos convencionales, de manera que su coste final será menor. Es posible encontrar préstamos eco cuyos tipos están dos puntos porcentuales por debajo de la media.

Requisitos para acceder a un préstamo verde

Los préstamos eco, en lo referente a requisitos para ser concedidos, suelen ser bastante parecidos a los préstamos tradicionales. La única diferencia que encontramos es que, cuando se pida, se tendrá que justificar debidamente (con facturas u otros documentos) que su finalidad ecológica y sostenible.

Más allá, y aunque cada entidad tiene la libertad a la hora de establecer sus propias exigencias, se suelen repetir las mismas. Así, el solicitante:

  • Debe ser mayor de edad y tener la residencia en España.
  • Su patrimonio tiene que estar en euros.
  • No ha de tener deudas financieras impagadas ni debe haber estado nunca inscrito en un listado de morosidad, como ASNEF.
  • Debe contar con capacidad económica. Al menos, la suficiente como para poder devolver el préstamo y los intereses a tiempo.
  • Sus ingresos han de ser estables y fijos.
  • No debe contar con otras deudas y, en caso de haberlas, debe tener una ratio de endeudamiento sana. Es decir, no debe destinar más del 40 % de sus ingresos a pagarlas.

Documentación de los préstamos eco?

En principio, los bancos no suelen exigir mucha documentación a la hora de pedir un préstamo verde, sobre todo si ya eres cliente. De hecho, es posible que no difieran mucho de los que te requerirían si se tratara de un préstamo convencional.

Posiblemente, la única diferencia es que deberás poder acreditar que la finalidad del dinero, que realmente va dirigido a financiar un proyecto ecológico, a favor del medioambiente. Y, para ello, tendrás que aportar las facturas o los presupuestos correspondientes.

Más allá, y en general, estos son los papeles más comunes al pedir un préstamo:

  • Copia del DNI o NIE.
  • Un número de la cuenta corriente, en la que se ingresará el dinero y desde la que se realizarán los pagos de las cuotas.
  • Fotocopia de las últimas nóminas, entre dos y seis, en función de la entidad. También, de haber cualquier otro ingreso regular de dinero, documentos que lo justifiquen.
  • A veces, resumen de la vida laboral.

En qué fijarse al contratar un préstamo eco

A la hora de contratar un préstamo verde, y para elegir bien, el mejor para ti, debes tener en cuenta varios aspectos. En general, no difieren de los de cualquier otra financiación. Te los listamos:

  • Fíjate en el Tipo de Interés Nominal (TIN), los intereses por el dinero prestado, y la Tasa Anual Equivalente (TAE), que incluye el TIN más determinados gastos asociados al préstamo, como las comisiones. Fíjate sobre todo en la TAE, ya que es el coste real que tiene el préstamo, intenta que sea lo más baja posible.
  • Plazo de amortización: es importante conocer la duración del préstamo, puesto que a mayor duración tus cuotas mensuales serán más bajas, pero a la larga habrás pagado más debido a los intereses.
  • Fíjate en qué comisiones (de apertura, cancelación anticipada, etc.) te cobran y cuáles no.
  • Si las tuviera, analiza las bonificaciones que puedes obtener para calcular si los requisitos son realmente ventajosos y si los puedes cumplir, ya que en caso contrario el préstamo te resultará más caro.
  • Lee y entiende bien todos los detalles del préstamo eco que vayas a firmar. La Ley de Contratos de Crédito al Consumo fija toda la información previa que las entidades han de poner a disposición de los consumidores antes de la contratación. Si no entiendes algo, pregúntalo.

¿Necesitas un préstamo eco? ¡Te ayudamos!

Como has podido ver a lo largo de esta guía, cuando se quiere contratar un préstamo se deben tener en cuenta muchos aspectos. Tanto a la hora de elegir como a la hora de contratar. Saber qué suscribimos y cómo debemos hacerlo. Y no es sencillo, sobre todo si no se conoce a fondo la materia.

Desde Acierto.com, como expertos en la materia, te brindamos ayuda. Fácil, gratis y sin compromiso. Así, ponemos a tu disposición nuestro comparador de préstamos, en el que podrás elegir la solución financiera que más te convenga.

Además, contamos con un equipo de agentes expertos, que te podrá ayudar telefónicamente durante todo el proceso. Y responderte cualquier duda. Hasta que encuentres el producto que más se ajuste a tus necesidades.

Compara y consigue el mejor préstamo en Acierto.com

Ventajas y desventajas de los préstamos eco

Como cualquier producto de financiación, los préstamos eco tienen ventajas y desventajas. Y es que no hay un préstamo verde ideal. Su idoneidad dependerá de las necesidades y características de la persona que lo pide.

Ventajas de los préstamos verdes

Entre las principales ventajas de los préstamos eco podemos citar las siguientes:

  • Ofrecen mejores condiciones que los préstamos tradicionales, con tipos de interés más bajos que la media. El motivo, las políticas medioambientales. Y es que, desde hace tres años, el Banco Central Europeo brinda una bonificación de hasta el 25% en los requerimientos de capital a todos los bancos que concedan financiación a proyectos verdes.
  • Generalmente, los préstamos verdes no tienen comisiones de apertura ni tampoco de cancelación. Esta es una de las estrategias de cara a incentivar su contratación.
  • En la mayoría de los casos se pueden solicitar online, con lo que será todo más rápido y no tendremos que acudir en persona a ninguna entidad.
  • Con un préstamo eco estás ayudando al planeta en el que vivimos, que sea más sostenible.
  • Hasta final del 2024, Hacienda ofrece deducciones fiscales sobre las obras en vivienda que cumplan los requisitos de sostenibilidad.

Desventajas de los préstamos verdes

Los préstamos eco también tienen algunas desventajas. Básicamente, que su proceso de concesión es más lento que los convencionales, entre otras cosas porque se tiene que acreditar debidamente la finalidad del dinero, aportando facturas y presupuestos. Incluso puede ser que el banco nos exija que aportemos un informe elaborado por una compañía especializada.

Preguntas frecuentes sobre los préstamos verdes

Y hasta aquí, la información básica sobre los préstamos verdes. En este apartado vamos a resolver algunas dudas, más concretas, sobre este tipo de financiación.

¿Puedo usar un préstamo eco para otra finalidad que no sea medioambiental?

En principio, no. Ten en cuenta que, en el caso de los préstamos verdes, las entidades acostumbran a solicitar pruebas (facturas u otros documentos) que justifiquen que se va a usar el dinero con esa finalidad. En cualquier caso, y si lo hicieras, te arriesgas a que te descubran y pierdas la confianza que ha depositado en ti el banco (te cerrará la puerta a financiaciones futuras). Además, en algunos casos, puede tener consecuencias legales.

¿Son lo mismo un préstamo eco y una hipoteca verde?

No. Son dos clases de financiación, pero tienen diferencias entre sí. Sobre todo, en lo referente a importes, plazos de amortización e intereses. Por orden, un préstamo verde puede alcanzar, como mucho, 60.000 euros, tener un plazo de amortización de 8 años y un tipo de interés, habitualmente fijo, que ronde el 7,00 %. Por su parte, una hipoteca eco puede superar los 200.000, a devolver hasta en 30 años y un tipo de interés fijo, variable o mixto.

Actualizado el 10/05/2024 por el equipo de redacción de acierto