Subiendo archivos

El nutricionista en el seguro de salud. Aprende a comer

Este especialista te ayudará a adoptar buenos hábitos y una dieta saludable

Todos somos conscientes de la importancia de comer bien a la hora de llevar una vida saludable. Descubre si en tu seguro de salud puedes contar con los servicios de un  nutricionista. En esta guía te explicamos las razones por las que el asesoramiento profesional es básico para aprender a alimentarnos correctamente o, en algunos casos, tratar diferentes trastornos.

Qué es la nutrición

Antes de entrar en mayores vicisitudes conviene tener claro qué es la nutrición y su relevancia en nuestras vidas. Se trata del proceso mediante el que nuestro organismo asimila los nutrientes de los alimentos a través de una serie de fenómenos, como son la digestión, la absorción de los nutrientes y la asimilación de los mismos por las células del organismo. Un sistema a través del que adquirimos la energía necesaria para poder realizar el resto de funciones vitales, y que nos permite sobrellevar el día a día.

Como especialidad médica, se basa en el análisis del conjunto de alimentos que podemos consumir y en cómo esto puede adaptarse a diversas necesidades como, por ejemplo, una dieta hipocalórica, para una persona con hipertensión, diabética, vegetariana, etcétera.

Y aunque alimentarse puede parecer algo sencillo, hacerlo bien no es tan fácil; sobre todo porque hay muchos factores que influyen. Entre ellos encontramos la disponibilidad de alimentos, la economía, la cultura de cada lugar, el tiempo para cocinar, la desinformación sobre los alimentos, el aprendizaje en el núcleo familiar, etcétera.

Quizá la clave para que nuestro cuerpo funcione a la perfección consista en tener adecuados hábitos alimenticios. Ayudarnos corregir los malos y a adquirir buenos es una de las funciones de un nutricionista. En definitiva, podemos aventurarnos a decir que nutrición es salud.

La Fundación Española de la Nutrición (FEN) reconoce que cada vez se observan más enfermedades relacionadas con la alimentación

El nutricionista, ¿cómo puede ayudarte exactamente?

El Consejo General de Colegios Profesionales de Dietistas-Nutricionistas de España define a un dietista-nutricionista como: “un profesional de la salud, con titulación universitaria, reconocido como un experto en alimentación, nutrición y dietética, con capacidad para intervenir en la alimentación de una persona o grupo, desde los siguientes ámbitos de actuación: la nutrición en la salud y en la enfermedad, el consejo dietético, la investigación y la docencia, la salud pública desde los organismos gubernamentales, las empresas del sector de la alimentación, la restauración colectiva y social”.

Por otra parte, la Fundación Española de la Nutrición (FEN) reconoce que cada vez se observan más enfermedades relacionadas con la alimentación y, además, insiste en que la tendencia se incrementará en los próximos años. Esta institución explica que las patologías más comunes son la desnutrición, la obesidad y el sobrepeso, las enfermedades cardiovasculares, los trastornos alimentarios, etc. Como consecuencia, las labores de los dietistas y nutricionistas ganan peso, y  contar con sus recomendaciones se vuelve imprescindible.

Podemos subrayar que la mayoría de los seguros de salud, dada su importancia, ofrecen los servicios de expertos nutricionistas para mejorar la calidad de vida de los usuarios. En cualquier caso, es recomendable ponernos en manos de un especialista que nos aconseje al respecto.

Nutricionista cómo comer sano

Afortunadamente, cada vez estamos más concienciados de que es imprescindible tener una dieta sana para ganar en calidad de vida. No obstante, la mala noticia es que en la actualidad la falta de tiempo nos lleva a caer en las comidas rápidas y baratas. Además, a esto debemos añadir factores como el estrés, el sedentarismo, etc., que nos evitan una adecuada nutrición.

Para poder tener una nutrición equilibrada es obligatorio tomar alimentos de los tres grupos alimenticios. Primero: cereales y tubérculos; segundo: frutas y verduras; y, tercero: productos de origen animal y legumbres. Asimismo, de éstos podemos destacar los nutrientes necesarios: carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y agua.

Sin embargo, hay muchas personas que, por enfermedad o, por convencimiento, deben realizar una selección de estos alimentos como los diabéticos, celiacos, vegetarianos, veganos, etc.

En cualquier circunstancia la consulta al nutricionista es primordial para así poder saber si le damos a nuestro cuerpo los nutrientes fundamentales.

Uno de los trastornos más comunes a la hora de consultar con un nutricionista es el sobrepeso

El nutricionista también te ayuda a adelgazar

Una de las razones más comunes a la hora de consultar con un nutricionista es el sobrepeso. Se trata de un problema muy común que, además, puede afectar a personas de todas las edades. Frecuentemente, cuando nos damos cuenta de que nos sobran kilos, realizamos dietas por nuestra cuenta que puede derivar en nuevos problemas. Lo ideal es acudir a un nutricionista para que nos guíe adecuadamente en este proceso, que suele ser largo.

Los expertos recomiendan fijarse objetivos reales a corto plazo para evitar el estrés y la ansiedad. Evidentemente, llevar una vida saludable y sobre todo, mantener una dieta completa y suficiente, que contenga todos los grupos de alimentos será clave. En la práctica, la adquisición de hábitos de alimentación saludable genera una pérdida de peso progresiva en el tiempo. Y a pesar de que es un proceso más largo, los resultados pueden ser para siempre.

En tu seguro de salud encontrarás servicios para ayudarte a luchar contra el sobrepeso. Por ejemplo en el de DKV te ofrecerán asesoramiento dietético telefónico. Además, esta compañía ha creado un programa para luchar contra la obesidad infantil con innumerables especialistas. Por otra parte, el seguro de salud de Sanitas, ofrece el servicio de Dieta Personalizada. Se trata de un programa nutricional completamente personalizado, con una valoración de la historia médica, hábitos, consumo calórico, etcétera. Además, cuenta con un seguimiento integral.

Las intolerancias alimentarias

Muchísima gente (más de la nos creemos) es intolerante a un alimento. Por eso resulta valioso conocer e identificar los elementos a los que somos intolerantes. Después de conocerlos, ya podemos tomar medidas para modificar nuestra dieta.

Afecciones como el dolor de cabeza o estómago, diarrea, sobrepeso, fatiga crónica, problemas de la piel e incluso inflamación de articulaciones pueden tener su origen en el consumo de determinados alimentos que nuestro organismo no tolera. Podemos tener intolerancia alimentaria sin saberlo, a productos como la leche, los huevos, los hidratos de carbono, etc.

Para poder averiguarlo, se suelen hacer test de intolerancias, que son pruebas realizadas a través de una pequeña extracción de sangre. A partir de ahí, un nutricionista elaborará la nueva dieta del paciente. El asunto de las intolerancias alimentarias también está cubierto en un gran número de seguros de salud como Sanitas, Adeslas, Allianz, Aegon y AXA, entre otros.

Compara tus seguros de salud en Acierto.com

Después concienciarnos de lo importante que es el nutricionista, disponer de un buen seguro de salud nos dará tranquilidad. En cualquier caso, si no tienes un seguro de salud, o quieres cambiar de póliza, te proponemos visitar el comparador Acierto.com. Podrás encontrar, de forma rápida, entre veinte compañías aseguradoras, el seguro de salud que mejor se adapte a tus necesidades.

Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico
COMPARA AHORA
Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR