Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Reclamar Subida del Seguro de Salud

El aumento del IPC, el incremento del riesgo o cumplir años son solo algunos de los motivos que justifican una subida del precio de tu seguro

Sufrir una subida en el precio del seguro de salud es relativamente habitual. Una póliza se firma con unas condiciones particulares y por una duración determinada. Al pasar un año, estas condiciones(como el estado de salud) pueden cambiar. Te contamos por qué puede subir el precio de tu póliza, en qué términos debe comunicártelo la compañía, cómo reclamar una subida del seguro de salud y qué opciones tienes en tal situación.

Podrías, por ejemplo, comparar pólizas para encontrar un precio más ajustado. Es fácil si usas nuestro comparador de seguros de salud. Podrás cotejar precios, coberturas, valoraciones y más en 20 aseguradoras distintas. Además, contarás con asesoramiento personalizado, gratis.

Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico
COMPARAR SEGUROS DE SALUD

Reclamar una subida del seguro de salud: qué dice la ley

Lo primero que tenemos que abordar es qué dice la ley sobre reclamar una subida del seguro de salud. A este respecto, las obligaciones derivadas de un contrato son un camino de doble vía: afectan tanto al tomador del seguro como al asegurador. Y está entre las obligaciones de la compañía notificar cualquier cambio en las condiciones de la póliza. Así se establece en la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, en el Artículo 22.3:

“El asegurador deberá comunicar al tomador, al menos con dos meses de antelación a la conclusión del período en curso, cualquier modificación del contrato de seguro”

¿Qué ocurre si no lo hace? Que estarás en tu derecho de cancelar el seguro en cualquier momento. Así lo afirma el portavoz de FACUA, Rubén Sánchez:

“El aumento de precios, si no ha sido notificado con anticipación, permite al asegurado cancelar la póliza sin el preaviso de un mes que exige la ley”.

Se refiere precisamente al Artículo 22.2, que establece que “las partes pueden oponerse a la prórroga del contrato mediante una notificación escrita a la otra parte, efectuada con un plazo de, al menos, un mes de anticipación a la conclusión del período del seguro en curso cuando quien se oponga a la prórroga sea el tomador, y de dos meses cuando sea el asegurador”.

Por tanto, ante una subida de precio de tu seguro siempre tendrás margen para reaccionar: avisando con el mes de antelación que te exige la ley, si no estás conforme con la subida de precio que te ha notificado (con al menos dos meses de antelación) tu compañía, o cancelando sin preaviso, en caso de que no cumplan con su obligación de notificar el cambio de condiciones por escrito.

Reclamar subida seguro salud: hombre llamando

Cuándo reclamar una subida del seguro de salud

Visto el punto anterior, podremos reclamar una subida del seguro de salud cuando la aseguradora no nos informe en el plazo correspondiente del aumento de la prima. Recuerda que se trata de una modificación sustancial de las condiciones del seguro. Anteriormente esta última cuestión no se encontraba clara del todo y, podía ocurrir que si el contrato del seguro reflejaba la posibilidad de que las cuotas variaran, el asegurado podía verse perjudicado. Actualmente hay multitud de sentencias que han cambiado la situación.

Cuándo no reclamar una subida del seguro de salud

Por otra parte, no será posible reclamar una subida del seguro de salud si la aseguradora te lo ha notificado en los plazos legales (dos meses antes del vencimiento) y tú has aceptado las condiciones. Tienes que saber que no es necesario responder a la compañía, sino que existe un acuerdo tácito de aceptación si no dices nada.

Antes de reclamar una subida del seguro de salud

Por estos plazos y cuestiones comentadas es importante que, antes de reclamar la subida de tu seguro de salud tengas en cuenta varios aspectos y lleves a cabo una serie de pasos:

  • Revisar el correo electrónico y el correo por si efectivamente la aseguradora te hubiera avisado de que iba a subirte la prima.
  • Tener el contrato del seguro de salud a mano, así como toda la documentación relacionada con la póliza, las posibles comunicaciones con la compañía, etcétera.
  • Releer el contrato y sus condiciones detalladamente para evitar problemas con la compañía aseguradora. Asegúrate de controlar bien el condicionado general y particular del seguro de salud.
  • Guardar una copia de toda la documentación que vayas a adjuntar para reclamar la subida del seguro de salud.
  • Rellenar el formulario o carta de reclamación de la subida del seguro adecuadamente. Exponiendo el caso a la perfección, de forma clara y concisa (lo breve pero exacto). Es importante que se comprenda por qué estás reclamando la subida.

Cómo reclamar una subida del seguro de salud

Para reclamar una surgida del seguro de salud deberemos hacerlo, en primera instancia, a través del Servicio de Atención al Cliente de la compañía de seguros. Pero el proceso no acaba aquí:

Cómo comunicar la reclamación a la aseguradora

Es conveniente enviar esta reclamación por correo certificado con acuse de recibo o burofax. También puede hacerse por correo electrónico y por escrito en la oficina de la aseguradora.

  • En la oficina física: presentando una solicitud de baja que entregarás por escrito a la aseguradora o mediador. Te la tienen que sellar y poner la fecha para que quede constancia de la misma. Si la aseguradora no quiere recibir la solicitud ni poner el sello o fecha en la copia, puedes pedir una hoja de reclamaciones.
  • Por burofax con acuse de recibo: es económico enviarlo a través de Correos y se trata de una operación para reclamar la subida del seguro de salud muy fácil de llevar a cabo. Y deja constancia, que es importante.
  • Enviando un correo electrónico con acuse de recibo. Ten en cuenta que, si la compañía de seguros ignora el correo, lo pierde o no confirma su recepción, puede considerarse que no has reclamado fehacientemente la subida de la prima.
  • Por teléfono: y que se grabe la llamada para que quede registrada la solicitud de reclamación.
  • Si la compañía lo habilita, es posible reclamar la subida del seguro de salud a través de un formulario web. Pide que se envíe la copia de la solicitud a tu correo electrónico.
  • Otra opción que tienes es ponerte en contacto con nuestros asesores por teléfono para que gestionemos tu reclamación y te ayudemos a encontrar un seguro mejor.

Si la aseguradora no responde

Si, transcurridos dos meses tras la reclamación no has recibido respuesta por parte de la mutua médica, puedes elevarla ante el Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, que deberá contestarte en el plazo máximo de 4 meses. Ten en cuenta que las decisiones de este organismo no son vinculantes para la aseguradora.

Al mismo tiempo puedes solicitar un arbitraje de consumo. Es una gestión gratuita que podrás hacer siempre y cuando la aseguradora en cuestión esté adherida al Sistema Arbitral de Consumo.

Llegados a este punto y si sigues sin solución, puedes poner una demanda. Además, si el importe no excede los 2.000 euros no necesitarás ni abogado ni procurador.

Carta para reclamar subida del seguro de salud

Para ponerte las cosas un poco más fáciles, en Acierto.com hemos querido dejarte una carta de ejemplo para reclamar la subida del seguro de salud. Ten en cuenta que, generalmente, estas reclamaciones se hacen para poder cursar la baja del seguro, que nos devuelvan dinero ya cobrado, etcétera.

Nombre y apellidos

DNI

Dirección

Número de póliza

Vencimiento

En CIUDAD a FECHA ----- de ----- de -----

Con motivo de la subida de la prima de mi seguro de salud y ante la ausencia de una comunicación previa de la misma en los términos establecidos en la Ley del Contrato del Seguro, solicito AQUÍ PUEDE SER LA BAJA, QUE SE DEVUELVA LA PRIMA… con efecto inmediato.

Quedo a la espera de su respuesta.

Atentamente,

 

Firma.

Reclamar subida seguro salud

¿Por qué suben los seguros de salud? La importancia del IPC

Con independencia de los aspectos particulares relacionados con cada asegurado, cualquier seguro de salud puede experimentar una subida de prima en la renovación. Ese aumento tiene que ver con una cifra: la que marca el Índice de Precios al Consumidor—más conocido como IPC— calculado por el Instituto Nacional de Estadística. El precio de la “cesta de la compra” se publica anualmente mientras que las variaciones de precios se actualizan mes a mes.

El precio del seguro de salud puede subir por la subida del IPC

El IPC es el dato que se toma como referencia a la hora de actualizar las tarifas de todo tipo de servicios y de productos, como los relacionados con la Medicina (en su caso, el IPC Sanitario). Afecta, por ejemplo, al precio del alquiler. Pero también a tu sueldo anual, para que puedas mantener tu nivel adquisitivo ante el aumento de “la cesta de la compra”. Es, por tanto, un indicador del aumento del coste de la vida: es decir, de la subida de precios en los bienes y servicios que consumimos.

Así, si los servicios sanitarios también suben de precio, las compañías han de afrontar un gasto superior para poder poner a disposición de sus asegurados todos sus recursos. Si el coste de un determinado servicio médico sube de un año para otro, también podría aumentar lo que al usuario le cuesta contratar esos servicios. Es decir, contratar un seguro de salud que le permita disfrutar de ellos en cualquier momento.

Si cumples años, la prima puede subir

Además de en el aumento del IPC, el aumento del precio de un seguro médico se apoya en otras razones. La más relevante, la edad. Porque se aplica un criterio general: a medida que una persona cumple años (o pasa de un tramo de edad a otro), aumentan las posibilidades de que requiera asistencia sanitaria. Y si aumenta el riesgo, el seguro sube de precio. Por el mismo motivo contratar un seguro de salud resulta más caro para una persona de 50 años que para una de 20 años (generalmente).

Esta diferencia en el precio, según la edad, se puede comprobar fácilmente realizando dos búsquedas de seguro de salud para ambos perfiles en nuestro comparador. En la siguiente tabla, mostramos las tarifas de seguro de salud con hospitalización para un joven de 22 años que vive en Tarragona. Los precios corresponden a una búsqueda realizada el 31 de agosto de 2022. En su caso, podría disfrutar de un seguro de salud completo (con hospitalización), por menos de 20 euros. Se trata de un seguro de Asisa que aplica copago medio.

Subida precio seguro salud segun edad: joven

Para contrastar con estos precios, hemos realizado una búsqueda para un perfil con una edad superior. En concreto, buscamos seguro para un hombre de 59 años que vive en Madrid. En su caso, debería pagar más del doble por la misma protección que el joven del ejemplo. Sus tarifas (según búsqueda realizada el 31 de agosto de 2022), parten de los 41,50 euros por un seguro con copago alto en DKV.

Subida precio seguro salud segun edad

Lo vemos también en los precios de captación de compañías, como Caser. La compañía publica en su web las diferentes tarifas que aplica según edad, para determinadas CCAA y para pólizas con varios asegurados. Si tomamos como referencia los precios de su producto Caser Salud Integral se puede observar como la prima va aumentando en función de la edad del asegurado, desde los 0 años hasta los 69 años en tramos de entre uno y once euros.

Otras compañías, como Sanitas, aplican tarifas por tramos de edad: de 0 a 3 años, de 3 a 15 años, de 16 a 19 años, etc. Con independencia del criterio que sigan (anual o por tramos de edad), por norma general siguen la misma máxima: a medida que una persona va haciéndose mayor las posibilidades de tener complicaciones médicas van aumentando. Esto significa poner a su disposición todo tipo de recursos, algunos de muy elevado coste como las pruebas diagnósticas de alta tecnología, los tratamientos oncológicos y la cirugía.

La salud, clave para que suba la prima

Las patologías, ya sean preexistentes o se den después de la contratación, tienen una gran influencia en el precio de tu seguro. En el caso de las preexistentes pueden ser la causa de que una compañía se niegue a prestarte cobertura, o bien limite tu acceso a ciertas garantías o calcule una prima mayor que para otro usuario “más sano”.

Subida del precio de seguro de salud: razones

Pero, ¿qué pasa si enfermas con posterioridad a la contratación? Podría ocurrir que, tras aparecer esa patología grave, veas cómo aumenta la prima en el momento de renovar el seguro. Porque, como decíamos al comienzo, un seguro es un contrato que se firma con unas condiciones y por una duración. Antes de su vencimiento y con el fin de actualizar el cálculo del riesgo, se toman en consideración tanto la edad como el estado de salud del asegurado.

En cierto modo, es un criterio parejo al de la siniestralidad en los seguros de coche: si presentas muchos partes y además estos suponen un gran coste para la aseguradora, es muy probable que notes cómo aumenta sensiblemente la prima en la siguiente renovación, para ajustar el precio al nivel de riesgo. De la misma forma, un asegurado con una patología grave supone un mayor desembolso en servicios médicos a la compañía. La aseguradora intenta así equilibrar prima y riesgo, actualizando el coste de proporcionar esos recursos.

En cualquier caso, siempre puedes encontrar excepciones: aseguradoras que se comprometan a mantener la misma tarifa para todos los que pertenezcan a un tramo de edad con independencia del estado individual de cada asegurado. Como DKV, que con su precio garantizado “garantiza que no se aplica una subida de primas por uso individual del seguro de salud, pero actualiza la prima cada año en base a los aumentos de costes médicos y nuevas tecnologías”. Es decir, que para DKV las enfermedades no cuentan a la hora de subir el precio del seguro.

Una prima mayor para ofrecer más servicios

No todo es negativo en la subida del precio de un seguro médico. Porque la actualización de las primas también sirve para que las compañías adquieran modernos equipos, para que puedan ofrecer nuevos tratamientos y mejoren, en general, la calidad de su servicio. Especialmente si se trata de una cooperativa médica como Asisa, que reinvierte sus beneficios económicos en una continua mejora de equipaciones y servicios.

Así, en la carta enviada por la cooperativa a cada uno de sus asegurados informando de la actualización de la prima a partir del 1 de enero de 2019 también se presentaban las nuevas prestaciones incluidas en la cobertura, como los estudios polisomnográficos, las mallas sintéticas para pared abdominal o torácica y rehabilitación oftalmológica, entre otras.

El invertir en mejorar sus servicios es una práctica habitual en la mayoría de compañías. Con el fin de fidelizar a sus clientes se va aumentando la cantidad de servicios y garantías de las que puede disponer, se abren unidades especiales para determinadas dolencias, se firman acuerdos y conciertos, etc. Por ejemplo, Sanitas presentó en 2019 un gran número de nuevas coberturas, como el Test prenatal no invasivo y la Cirugía prostática por láser. Pero también sus nuevos complementos, como Clínica Universidad de Navarra, que permite a sus asegurados acceder a esta prestigiosa clínica, tanto para ser hospitalizado como para recibir tratamientos. 

Subida del precio de seguro de salud

Preguntas sobre reclamar la subida del seguro de salud

Terminamos esta guía respondiendo algunas de las preguntas frecuentes sobre reclamar la subida del seguro de salud que más nos formulan en call center:

¿Tiene algún coste reclamar la subida del seguro de salud a la aseguradora?

No, reclamar una subida de seguro de salud no tiene coste cuando lo haces a través de las vías de atención al cliente, el arbitraje, etcétera. Cosa distinta es que acudas a la vía judicial.

¿Cómo puedo consultar mi póliza antes de reclamar la subida del seguro de salud?

Cuando firmas un contrato de seguro, la aseguradora te envía una copia. Además, generalmente podrás descargarlo en tu área de cliente en su página web. Y si no, puedes ponerte en contacto y solicitarla a través de su servicio de atención al cliente.