• Seguros
  • Financiación
Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Cómo pedir una hipoteca

Te explicamos todo lo que debes saber. Encuentra tu hipoteca con las mejores condiciones en Acierto.com

Pedir una hipoteca es una decisión muy importante ya que se trata de un préstamo al que se va a estar ligado durante mucho tiempo. Por eso se tiene que elegir bien y, para ello, es recomendable comparar varias opciones hasta localizar la más adecuada.

Con el comparador de hipotecas de Acierto.com te ayudamos, gratis, a encontrar la mejor hipoteca para ti, con las mejores condiciones. De una forma rápida y sencilla. Entra ya.

Compara más de 30 entidades bancarias en 2 minutos y contrata la mejor hipoteca
COMPARAR HIPOTECAS

Pasos para pedir una hipoteca

Pedir una hipoteca significa dar un paso grande ya que, como hemos apuntado, estarás anclado a ella durante un periodo de tiempo muy largo: hasta 30 años. Por este motivo, antes de tomar la decisión de solicitar un préstamo hipotecario, debes conocer muy bien cómo es el proceso y cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta para decantarte por una u otra hipoteca.

Aquí te enumeramos los principales pasos para que sepas cómo se pide un crédito hipotecario.

Analiza si te puedes permitir solicitar una hipoteca

Antes de comparar ofertas de hipotecas, mira si realmente tu economía te permite acceder a una. Para esto se recomienda hacer dos cálculos. Por una parte, ver qué cuota se va a poder pagar. Vendrá determinada por los ingresos del titular o titulares de la hipoteca. Lo ideal es no destinar más del 35% de los mismos a pagar las letras. Así, si los ingresos son de 2.000 euros, estas no deberían superar los 700 euros al mes.

Por otra, qué importe total de hipoteca necesitas y si realmente lo vas a poder asumir. En el mercado hipotecario actual, lo más habitual es que el préstamo cubra hasta el 80% del valor de tasación o compraventa del inmueble. Por tanto, deberías tener ahorrado como mínimo el 20% del mismo. Siguiendo con los ejemplos, si una vivienda cuesta 150.000 euros, al menos deberías disponer de 30.000 euros.

Igualmente, cabe señalar que lo realmente recomendable es disponer de ahorros que alcancen el 30% del valor de la vivienda ya que, a parte de la entrada, hay que hacer frente a gastos de gestión.

Mira si cumples con los requisitos para pedir una hipoteca

Cuando se pide una hipoteca, las entidades hacen un estudio de los futuros titulares para asegurarse, no solo de que van a poder hacer frente a los pagos que les vienen por delante, si no de que han sido siempre responsables con sus deudas.

Para ello estudiarán ciertos datos personales, financieros, laborales... Tienes ampliadas las condiciones que debes cumplir en el apartado Requisitos para pedir una hipoteca, más adelante.

Busca y compara hipotecas para pedir la mejor

Ya sabemos cuánto dinero podemos solicitar y que cumplimos con los principales requisitos para pedir una hipoteca. Ahora toca analizar el mercado. Ver qué hipotecas existen y comparar condiciones. Te sugerimos que, para encontrar la mejor, utilices nuestro comparador de hipotecas. En él podrás obtener información, de una forma rápida, sencilla y salir de casa, de las condiciones y requisitos de las hipotecas que están ofreciendo los principales bancos y financieras de España.

Contacta con los bancos

El siguiente paso, tras analizar la oferta, es contactar con la entidad cuya hipoteca te parece interesante y puede adaptarse a ti. En este caso, el banco está obligado a entregarte un documento, la Ficha de Información Precontractual (FIPRE), donde están resumidos los términos de la financiación: desde el importe que pides al plazo de amortización, pasando por los intereses, las comisiones, los productos bonificados, etc. Y empieza la negociación.

Prepara los documentos necesarios

Para seguir con el proceso, el banco solicita una serie de documentos para estudiar el perfil financiero y económico de las personas que solicitan la hipoteca. Es muy importante tener todos los papeles preparados y entregarlos en las fechas indicadas. Si no lo haces, se puede ralentizar el proceso estudio.

Los documentos más habituales que pide el banco (cada entidad tiene sus propios criterios) son, entre otros, el DNI, la vida laboral, las últimas nóminas, recibos de pagos de otros préstamos que tengas. Te los detallamos en el apartado Documentación para solicitar una hipoteca.

Estudia las condiciones antes de pedir el préstamo hipotecario

Si el banco, tras analizar tus documentos, aprueba la operación, contactará contigo y te facilitará varios documentos, que deberás leer a fondo. Estos son los principales: 

  • Ficha Europea de Información Normalizada (FEIN). Aparecen las condiciones de la hipoteca y es vinculante durante 10 días.  
  • Ficha de Advertencias Estandarizadas (FiAE). Recopila detalles como, si se usa, qué índice de referencia se emplea para calcular el interés, si la hipoteca es en otra divisa, etc. 
  • Una copia del contrato un documento en el que se explique qué gastos paga el cliente (por leu debe abonar la tasación y su copia de escritura) y cuáles el banco.  
  • Las condiciones de otros productos que puedas contratar, como seguros.   
  • Una notificación para acudir a la notaría, antes de firmar el contrato, para que te expliquen sin coste las condiciones y te asesoren al respecto.  

Haz una provisión de fondos 

Llevar a cabo las gestiones que conlleva una compraventa (escrituras, impuestos, etc.) tiene un coste. Para cubrirlo, el banco te pedirá que adelantes dinero, es lo que se denomina provisión de fondos. Una vez acabado el papeleo, la entidad te devolverá facturas con el coste de las mismas. Si adelantaste más dinero del que realmente se ha necesitado, te lo devolverá.

Acude a la notaría antes de la firma;

Como hemos explicado antes, en la documentación que te dará el banco habrá una notificación para que vayas a la notaría días antes de la firma del contrato de financiación. En ella, el notario comprobará si has recibido la documentación en el plazo que acuerda la Ley, te explicará las condiciones de la hipoteca y mirará si has entendido todas las cláusulas de la misma.;

Firma la escritura

Por último, llega la firma de la hipoteca. También se llevará a cabo en la notaría y deberán asistir un representante del banco y el vendedor y el comprador del inmueble. Tras la firma y entrega de cheques, se dará por terminada la solicitud de la hipoteca.

Requisitos para pedir una hipoteca

Al pedir un préstamo hipotecario, el banco o financiera exigirá al solicitante que cumpla con ciertos unos requisitos. Su cumplimiento no nos asegura al 100% que la acaben dando, pero allanará considerablemente el camino hacia su concesión.

Cada entidad tiene sus propios criterios al respecto, pero desde el comparador de hipotecas de Acierto.com hemos detectado algunos que se repiten. Te detallamos cuáles y cómo son los principales requisitos que hay que cumplir al pedir una hipoteca.

Cuántos ahorros he de tener al solicitar una hipoteca

A la hora de solicitar una hipoteca, demostrar que se tienen ahorros es muy importante. Como hemos adelantado, lo ideal sería que estos fueran suficientes para hacer frente a la entrada de la vivienda y los gastos que genere la compra, alrededor del 30% del valor de compraventa del inmueble.

El 20% correspondería a la parte del precio de la vivienda que no cubre la hipoteca (la mayoría de las que se comercializan en España financian hasta el 80% del valor de tasación o compraventa) y el 10% restante a los gastos (tasación, gastos de escritura, etc.).

Contar con ingresos fijos

Los bancos valoran las solicitudes de personas que tienen ingresos fijos, estables y suficientes, con los que pueden hacer frente de forma desahogada a los pagos de las letras de la hipoteca. Se estima que no se puede dedicar más de un 35% de los ingresos a pagar deudas (hipoteca, préstamos, créditos, etc.).

La antigüedad laboral suma al pedir una hipoteca

Tener cierta antigüedad y estabilidad laboral son otros dos requisitos que se valoran a la hora de solicitar una hipoteca. En este sentido, un contrato a largo plazo (por ejemplo, funcionarios y las personas con contratos indefinidos) tiene más probabilidades de tener una hipoteca que otros por tiempo determinado como, por ejemplo, contratos temporales, de obra o en paro.

No haber estado en listados de morosidad

Al solicitar una hipoteca, es uno de los aspectos que más miran bancos y financieras: que la persona que la pide no haya estado nunca inscrita en listados de morosidad. Consideran, de no aparecer, que se trata de alguien responsable con todos sus pagos, ya se trate de financiaciones o facturas.

Presentar los documentos que nos pidan

Cuando se pide una hipoteca, el banco exigirá que se le lleven algunos documentos con los que estudiará nuestro perfil y nuestra capacidad económica.

Si no se llevan (o se retrasa la entrega) puede demorar o frenar, por parte del banco, el estudio de la viabilidad de la operación.

Tener vinculación con el banco o financiera

Puede ayudar a conseguir una hipoteca, aunque no es un requisito fundamental. Ser cliente del banco en el que se solicita la financiación puede agilizar el estudio y la concesión de la misma. Además, es posible que se puedan conseguir mejores condiciones (o bonificaciones) al tener contratados otros productos.

Contar con avales, si los piden

Hay la posibilidad que, para incrementar la seguridad en los pagos, el banco o financiera pida un aval, ya sea un bien material (ahorros u otro inmueble) o personal (otro individuo).  Algo o alguien que responda de los pagos de la hipoteca si el titular no los abona.

Si se trata de un aval personal, este tendrá que presentar al banco los mismos papeles y documentos que si él mismo solicitara la hipoteca.

¿Puedo pedir una hipoteca sin ahorros?

Se puede intentar pedir una hipoteca, aunque no se tengan ahorros. Son las conocidas como hipotecas 100, que contemplan la totalidad del precio de compraventa o del valor de tasación del inmueble que se va a adquirir.

En la actualidad, las hipotecas que financian el 100% son escasas: lo más habitual es que los bancos faciliten hasta alrededor del 80% del valor de tasación o compraventa de la vivienda. En ocasiones, pueden alcanzar el 90%, pero no suelen ir a más.

Una posibilidad, si no se tienen ahorros y la hipoteca no alcanza al 100% del precio de la vivienda que se quiere comprar, es intentar cubrir el importe que falta con un préstamo personal. Con todo, antes de elegir esta opción hay que hacer muchos números ya que se corre el riesgo de sobreendeudamiento.

Cuál es el importe mínimo para pedir una hipoteca

En general, a la hora de pedir una hipoteca no existe ni un importe mínimo, a no ser que lo establezca un banco o financiera a modo particular, ni un máximo, aunque sí hay unos niveles orientativos.

En cuanto a importe mínimo para pedir una hipoteca, habitualmente no es inferior a 50.000 o 60.000 euros. Básicamente por dos motivos. Por una parte, porque esta es la cifra a la que suele alcanzar como máximo un préstamo personal.

Por otra, porque, aunque no haya una cifra concreta estipulada como tope, los bancos se mueven por máximos.  Esto es, a la hora de conceder una hipoteca, lo habitual es que facilite hasta el 80% del valor de tasación o compraventa del inmueble. Por tanto, el importe máximo de la financiación dependerá del precio del piso o vivienda a comprar.

Documentación para solicitar una hipoteca

Cuando alguien pide una hipoteca, los bancos y financieras quieren asegurarse de que se trata de una persona solvente y responsable: que tiene capacidad económica suficiente para pagar las cuotas a tiempo.

Es por eso que estudiará su perfil financiero y su historial crediticio y, para ello, le pedirá que presente ciertos papeles. Aunque pueden variar en función de la política de cada entidad, estos son los documentos comunes más frecuentes:

  • DNI, NIE o pasaporte (en caso de ser extranjero)
  • Declaración del último año del IRPF
  • Última actualización de la vida laboral
  • Últimos movimientos bancarios (extractos de los dos o tres últimos meses)
  • Si tuviera otros préstamos, recibos y datos del CIRBE
  • En caso de vivir de alquiler, contrato de arrendamiento y últimos recibos
  • Escrituras de otras propiedades (pisos, garajes, etc.)
  • En caso de haber otros ingresos (rentas, ahorros, etc.), justificaciones de su existencia
  • Si se ha firmado, el contrato de arras
  • Además, en caso de trabajar por cuenta ajena: contrato laboral y las últimas nóminas;
  • Si es autónomo: Declaración anual y pagos trimestrales del año en curso del IVA, declaración anual y fraccionada del IRPF y últimos pagos a la Seguridad Social

Cuánto tardan en decir si te dan la hipoteca

No existe ningún plazo que establezca el plazo en el que se estudia, aprueba y concede una hipoteca. Así que, como en tantos otros aspectos financieros, la respuesta es "depende": no es lo mismo solicitar la hipoteca en el banco en el que se tienen todas las cuentas que en uno donde no se es cliente, o hacerlo de forma presencial u online, etc.;

En general, el tiempo que un banco tarda en decirnos si nos han concedido o no la hipoteca suele ser unos 15 días a contar desde que se ha presentado toda la documentación que haya solicitado la entidad.

Con todo, este plazo se puede ampliar en función de factores tan variados como el nivel de complicación de la operación (y que fijará el perfil crediticio de la persona que pide la hipoteca) o la acumulación de solicitudes que tenga la entidad.

Y, llegados a este punto, nos gustaría hacer una puntualización: debes tener en cuenta que no es lo mismo el tiempo que tarda un banco en decirnos si nos han concedido o no la hipoteca que el tiempo en el que esta se firma. Y es que este último se puede alargar hasta tres meses.

En qué fijarse al pedir una hipoteca

Antes de pedir una hipoteca debemos fijarnos en varios aspectos ya que se trata de un préstamo de un importe de dinero muy elevado que se va a devolver a muy largo plazo. Por este motivo es fundamental que encontremos las condiciones más favorables.

Explicamos a continuación los principales factores en los que fijarse a la hora de pedir una hipoteca.

El tipo de interés, fundamental al pedir una hipoteca

Al pedir una hipoteca, una de las primeras cuestiones que nos debemos plantear es cómo queremos que sea: a interés fijo o a interés variable.

Normalmente, la primera opción se plantea para personas que quieren tener sus números controlados ya que las cuotas serán siempre las mismas y la segunda a clientes que no temen a los cambios, ya que las mensualidades variarán, cada vez que toque revisión, en función de la evolución del tipo al que esté referenciada.

Sea nuestra elección una hipoteca a tipo fijo o una hipoteca a interés variable, se debe intentar que este sea lo más bajo posible.

Cuánto dinero vas a pedir en la hipoteca

Una de las recomendaciones a la hora de pedir una hipoteca es fijarnos en la cantidad de dinero que vamos a solicitar. En este sentido, se recomienda que el importe se ajuste a la realidad: tanto a lo que se va a necesitar para acceder a la compra de la vivienda como a lo que nuestro bolsillo puede hacer frente.

Como hemos ido adelantando, se aconseja que el nivel de endeudamiento (porcentaje de dinero que se destina a pagar deudas) no supere el 35% de los ingresos del hogar.

¿Qué plazo de amortización debe tener?

Es cierto que el plazo de amortización de una hipoteca se puede alargar hasta 30 años y también es cierto que se recomienda que sea lo más breve posible, pero, en la línea de lo que hemos comentado sobre el importe a solicitar, el plazo de amortización debe ser realista con nuestras circunstancias.

Por tanto, habrá casos en los que interesará alargar el plazo, aunque se acaben pagando más intereses, para conseguir unas cuotas más bajas y que la economía familiar no se vea ahogada.

Pedir una hipoteca con menos comisiones

Algunas comisiones de las hipotecas están reguladas por Ley, como la de comisión anticipada o por cambio de tipo de interés, aunque hay otras que no, como la de apertura. Cada banco tiene su propia política de comisiones (de hecho, los hay que no cobran algunas de ellas) y es un hecho a valorar que, de aplicarlas, sean lo más bajas posible.

Productos bonificados

La concesión de una hipoteca no puede ir vinculada a la contratación de otros productos del banco, según establece la Ley de Crédito Inmobiliario. Eso sí, la entidad puede rebajarnos el tipo de interés inicial de la hipoteca si contratamos otros artículos de su cartera (tarjetas, cuentas, planes de ahorro, seguros de vida o de hogar, etc.).

Aquí es fundamental hacer números sobre cómo quedarán las cuotas de la hipoteca con las bonificaciones, cuánto nos pueden costar la contratación de por ejemplo los seguros de forma externa, cómo resultarían las letras de la hipoteca si se suscribieran en otra compañía, etc.

¿Responde el banco a mis necesidades?

Otro punto a valorar al pedir una hipoteca, ya que supondrá una larga unión con el banco, es si este responde a nuestras necesidades como clientes de banca.

Por ejemplo, y más ahora con el cierre de oficinas, si dispone de una red de sucursales y cajeros cercana a nuestras áreas de influencia. O los costes o comisiones de operaciones recurrentes (ingresar cheques, hacer transferencias…) ya se hagan de forma presencial, en cajeros u online.

Por qué pedir un préstamo hipotecario en Acierto.com

Antes de solicitar una hipoteca hay que saber cuál hay que pedir. Y es que, como indicamos, lo que nos determina la que una financiación mejor o peor no son solo sus condiciones sino, cómo estas responden a nuestras necesidades y perfil.

Por ello se recomienda analizar varias opciones: mirar otros bancos más allá del nuestro habitual para valorar sus financiaciones. En este proceso, que si hacemos por nosotros mismos puede lento y complejo, un comparador de hipotecas como el de Acierto.com puede ser de gran utilidad porque:

  • Podrás comparar los tipos de interés, condiciones y requisitos de las hipotecas de los principales bancos y financieras de España.
  • Accederás una forma sencilla, rápida y sin salir de casa a una selección de productos que se adecúan a tu perfil y necesidades.
  • Tendrás la opción de hacer una estimación sobre cómo quedarán las cuotas.
  • Ahorrarás tiempo y dinero ya que accederás online a toda la información, no tendrás que visitar sucursales y bancos para obtenerla.
  • Todos los servicios que te ofrecemos (hacer comparativas a través de la web o la ayuda telefónica de nuestros agentes) son gratis y sin compromiso.
  • Todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de la información.

Cómo solicitar una hipoteca en Acierto.com

Solicitar una hipoteca a través del comparador de Acierto.com es sencillo. Rellenando un sencillo cuestionario haremos una primera estimación sobre las financiaciones que, en función de tus necesidades y características, mejor te pueden ir.  

Así, solo tendrás que indicar:

  • Para qué pides la hipoteca (comprar una primera o una segunda residencia, mejorar la hipoteca que tienes, etc.).
  • Cuánto vale la vivienda que vas a adquirir
  • Cuánto suman los ahorros que puedas tener para pagar la entrada
  • El número de titulares que tendrá la hipoteca
  • Qué tipo de contrato laboral (indefinido, temporal, funcionarial, etc.) tiene el solicitante de la hipoteca
  • Cuáles son los ingresos mensuales del titular (o titulares) de la hipoteca
  • Cuánto se paga por otros préstamos, si se tienen
  • Cuándo se va a comprar la vivienda
  • Donde está el inmueble
  • Nombre, teléfono y correo electrónico del solicitante.

Preguntas a la hora de pedir un préstamo hipotecario

Hasta ahora, te hemos explicado cómo pedir una hipoteca que, como hemos indicado, es una decisión muy importante, que nos ligará durante un largo de tiempo. Por eso pueden aparecer varias dudas. ¡Te las respondemos!

Cuál es el mejor banco para pedir una hipoteca

El mejor banco para pedir la mejor hipoteca será aquel cuya financiación se ajuste a las necesidades y a las condiciones de la persona que la solicita. Así, no podemos dar un nombre concreto porque el mejor banco para pedir una hipoteca, como tal, no existe.

En general, será aquel que ofrezca al solicitante el tipo de hipoteca (fija, variable o mixta) que más conviene, al interés más bajo posible, por el importe que se ajusta a sus necesidades, el plazo de amortización que adapta las cuotas a su bolsillo, que aplica el menor número de condiciones, cuya operativa se adapta a sus gestiones habituales...

¿Hay una edad máxima para pedir una hipoteca? 

No. No hay un tope de edad para pedir una hipoteca. De hecho, no existe ningún tipo de regulación que establezca una edad máxima. Con todo, bancos y financieras suelen establecer un límite de edad a la hora de acabar de pagar el préstamo y no acostumbra a superar los 75 años.

Esto es, aunque no pongan máximos, suelen exigir que el titular más joven de la hipoteca no tenga más de 75 años cuando acabe de pagarla. Siguiendo esta norma no escrita, para una persona de 60 años el plazo de amortización al que podría optar serían 15 años.

¿Se puede solicitar una hipoteca online?

Sí, en la actualidad la gran mayoría de los bancos dan la opción de contratar sus hipotecas online, sin acudir a una oficina. La gestión se puede realizar a través de la web de la entidad o de las aplicaciones, en función de la entidad, rellenando un formulario y adjuntando la documentación que soliciten, a lo sumo la misma que cuando se realiza la solicitud de forma presencial.

Con todo, el proceso de contratación de una hipoteca no es 100% online ya que hay gestiones, como acudir a la notaría para la firma, que se deben realizar de forma presencial.