Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Hipoteca 50.000 euros

Consigue tu hipoteca de 50.000 euros. Compara más de 30 entidades y encuentra las mejores condiciones en Acierto.com

Si estás buscando una hipoteca de 50.000 euros y no sabes por dónde empezar, estás en el sitio indicado. En esta guía te vamos a explicar cómo conseguir la financiación que estás buscando: desde los requisitos que tienes que pedir, a los documentos que vas a tener que presentar.

Además, en el comparador de hipotecas de Acierto.com podrás comparar la oferta de más de 30 entidades, ver condiciones y elegir la que más te interese. Fácil, rápido y sin salir de casa.

Compara más de 30 entidades bancarias en 1 minuto y contrata la mejor hipoteca
COMPARAR HIPOTECAS

Requisitos para una hipoteca de 50.000 euros

Para que un banco conceda una hipoteca, se tienen que cumplir ciertos requisitos. Estos no varían demasiado, tanto si la hipoteca es de 50.000 euros o como si es de cualquier otra cantidad. En todo caso, pueden ser más o menos estrictos, en función del perfil del solicitante o la entidad.

Partimos de la base que el primer requisito para pedir una hipoteca de 50.000 euros es ser mayor de edad. Y, además, se debe cumplir con los siguientes puntos:

Presentar una buena entrada

Cuando se va a comprar una vivienda hay que disponer de ciertos ahorros. Alrededor del 30 % del valor del inmueble. El motivo es que, en la actualidad, la mayoría de los bancos conceden hipotecas que no superan el 80 % del valor de tasación o compraventa de un inmueble (si hablamos de una primera vivienda). Pocas o escasas veces facilitan hipotecas al 90 por ciento y aún menos hipotecas al 100 por 100.

Por tanto, hay que poder adelantar el 20 % del precio del inmueble que no financia la hipoteca más otro 10 % adicional con el que se cubrirían los gastos de formalización de la compraventa.

Presentar unos ingresos fijos, estables y suficientes

Otro de los requisitos que se deben cumplir para optar a una hipoteca de 50.000 euros es poder demostrar un mínimo de ingresos, suficiente para poder hacer frente a todos los pagos a lo largo del plazo de amortización. Pero no solo eso, además estos deben ser fijos, estables y justificables. Es decir, han de ser constantes y se debe poder acreditar su ingreso. En algunos casos se pide, incluso, que estos sean por un importe mínimo. Por ejemplo, superiores a 2.500 euros mensuales.

Antigüedad y estabilidad en el trabajo

Algunos bancos prefieren también que los solicitantes de una hipoteca tengan cierta antigüedad en el trabajo, lo más habitual, alrededor de dos años. No quiere decir que no se pueda haber cambiado de empleo a lo largo de la vida laboral, pero sí consideran que una persona que lleva cierto tiempo en la misma empresa o con el mismo trabajo tienen más estabilidad que una que apenas lleva un año.

En la línea, personas con contratos indefinidos o funcionariales tienen más números a que les salga una hipoteca aprobada que otras con contratos por obra, temporales, en paro... Precisamente, por la estabilidad.

Demostrar un nivel de endeudamiento adecuado

Entre la documentación que pide el banco a la hora de estudiar una solicitud de hipoteca de 50.000 euros está, como veremos en posteriores apartados, todos los papeles relativos a otras financiaciones que se puedan tener. Con ellos calculará, una vez simuladas las cuotas de la hipoteca, tu ratio de endeudamiento: porcentaje de ingresos que vas a destinar a pagar deudas.

Para evitar sobrendeudamiento, se recomienda que este no supere el 35 % de los ingresos. Es decir, si en una casa entran 2.500 euros al mes, no se deberían dedicar más de 850 euros a pagar deudas.

Estar (o haber estado) en ASNEF frena la concesión de una hipoteca

Los bancos parten de la base que una persona que está o ha estado en listados de morosidad como ASNEF o bien no tiene capacidad económica suficiente para hacer frente a las deudas o bien es mal pagador. Por tanto, lo tendrá muy complicado a la hora de acceder a una hipoteca de 50.000 euros.

Así, pues, otro de los requisitos a la hora de conseguir una hipoteca es no estar o haber estado en ASNEF.

Presentar la documentación para la hipoteca de 50.000 euros

Como vamos apuntando, para poder llevar a cabo el estudio de concesión de una hipoteca de 50.000 euros el banco o financiera nos pedirá que le presentemos ciertos documentos identificativos, bancarios, laborales... El retrasarnos en la entrega o hacerla incompleta no solo puede demorar la realización del estudio de viabilidad, sino que también puede frenarlo.

Poder llevar avales

Aunque de un tiempo a esta parte los bancos miran más la solvencia del solicitante de la hipoteca que las garantías que pueda aportar, es posible que si le surge alguna duda sobre el perfil pida la aportación de un aval que puede ser material (ahorros u otro inmueble) o personal (otro individuo). Con él se cubrirán o se harán frente a los impagos a los que pudiera incurrir el titular de la financiación.

Hipoteca 50000 euros en billetes de 500 euros

¿Es más fácil pedir hipotecas de menos de 50.000 euros?

Aunque pueda parecer extraño, cuanto menor sea la financiación más complicada será la concesión de una hipoteca. Y es que los bancos no suelen conceder hipotecas por importes inferiores a los 60.000 euros.

Así, es posible que a las personas que vayan a solicitar hipotecas de menos de 50.000 euros se las derive a un préstamo personal. Las principales diferencias que encontrará el futuro titular están en el tipo de interés, que en los préstamos es más elevado; el plazo de amortización, que es más corto, y en las garantías, que en los préstamos son sus bienes presentes y futuros.

Documentación para una hipoteca de 50.000 euros

Los bancos, para decidir si dan o no una financiación, en este caso una hipoteca de 50.000 euros, exigen a los solicitantes que presenten varios documentos. Los trasladarán a su departamento de riesgos y allí estudiarán la viabilidad de la operación. Es decir, si tienes estabilidad financiera y laboral, eres buen pagador y vas a ser capaz de devolver la deuda más los intereses que genere.

Los que te listamos a continuación son los documentos que se piden de forma habitual cuando se pide una hipoteca, aunque es cierto que este listado puede variar, en función de la política de cada entidad.

  • Documentos de identificación (DNI o NIE o pasaporte en el caso de extranjeros).
  • Última declaración del IRPF.
  • Resumen de la vida laboral actualizada.
  • Extractos con los últimos movimientos bancarios (de los dos o tres últimos meses, depende del banco).
  • Si se tienen otros préstamos, últimos recibos y datos del CIRBE (documento del Banco de España en el que salen los préstamos por más de 6.000 euros).
  • Si se vive de alquiler, contrato de arrendamiento y últimos recibos.
  • Si se tiene alguna otra propiedad, las escrituras.
  • Justificantes de otros ingresos (rentas, inversiones, etc.), si los hubiera.
  • Si se ha firmado el contrato de arras, una copia.
  • Contrato laboral y últimas nóminas (dos o tres, en función del banco), si se trabaja por cuenta ajena.
  • Declaración anual del IVA, pagos trimestrales del IVA del año en curso, declaración del IRPF anual y fraccionada y últimos pagos de la Seguridad Social, si se es autónomo.

En qué fijarse al contratar una hipoteca de 50.000 euros

Cuando vas a contratar una hipoteca de 50.000 euros (o cualquier otro importe) nos tenemos que fijar en varios factores. Y es que estamos hablando de una financiación por un valor importante y a la que estaremos ligados durante mucho tiempo, como poco, 10 años.

Te detallamos a continuación qué aspectos debes tener en cuenta a la hora de contratar una hipoteca de 50.000 euros.

  • A la hora de negociar los tipos de interés, ya sea una hipoteca fija o una hipoteca variable, se debe intentar que sea lo más bajo posible.
  • En cuanto al plazo de amortización, cuanto más corto mejor porque a la larga ahorraremos en intereses. Eso sí, siempre y cuando no ahoguemos la economía familiar.
  • Fíjate en los gastos que pueda tener una hipoteca de 50.000 euros, como la comisión de apertura u otras penalizaciones de cara al futuro como de amortización anticipada de la hipoteca o la comisión de novación, por si quisiéramos cambiar alguna de las condiciones que firmamos en inicio.
  • Intenta calcular tu hipoteca con todas las variables: cuánto cuesta la contratación de los productos bonificables (cuentas nómina, seguros de hogar y vida, tarjetas, planes de ahorro) y cuánto te ahorras de hipoteca con ellos y qué coste tendrían y cómo te quedaría la hipoteca si los suscribieras fuera. Te puedes llevar una sorpresa.
  • Finalmente, y más ahora con el cierre de oficinas, valora si los servicios que te ofrece la entidad en el día a día (si operas mucho en cajeros, la red que hay a tu alrededor o si usas la banca online qué costes tiene, entre otros) responde a tus necesidades como cliente.

Consejos para encontrar la mejor hipoteca de 50.000 euros

Contratar una hipoteca de 50.000 euros es un paso importante. Por eso, desde Acierto.com, como expertos en la materia, te queremos dar una serie de pautas para que encuentres la financiación para ti:

  • No te quedes solo con la oferta de tu banco, mira otras opciones. El comparador de hipotecas de Acierto.com te puede ser de gran ayuda.
  • A la hora de elegir el tipo de interés, valora cómo eres. Si quieres tener tus finanzas controladas y saber qué vas a pagar en todo momento, opta por una hipoteca fija. Si no te importa asumir riesgos y depender de la evolución del tipo de referencia, elige una hipoteca variable.
  • A la hora de valorar el tipo de interés, mira TIN y TAE, pero sobre todo fíjate en esta última, que es la que te dará el coste real del préstamo.
  • Calcula qué porcentaje del dinero que entra en el hogar se va a destinar a pagar tus deudas (la hipoteca de 50.000 euros y otros préstamos que puedas tener) e intenta que este no supere el 35%. Es lo que se conoce como ratio de endeudamiento.
  • Vigila los productos bonificables, cuya contratación se traduce en una reducción de interés. Su suscripción no es condición indispensable para que te concedan la hipoteca.
  • Recuerda que los únicos gastos que tendrás que pagar son la tasación del inmueble y tu copia de escritura. Algunos bancos cubren la tasación si les acabas contratando la hipoteca.

Qué bancos dan hipotecas de 50.000 euros

Aunque existen, rara vez los bancos conceden hipotecas de menos de 50.000 euros. De hecho, en estos casos suele proponer la contratación de un préstamo personal. Con todo, se pueden encontrar en el mercado algunas opciones. Hablamos, básicamente, de hipotecas online. Te explicamos qué bancos dan hipotecas de 50.000 euros en la actualidad.

Hipotecas de 50.000 euros de Openbank

En Openbank, entidad online del Grupo Santander, tiene en su cartera hipotecas de menos de 50.000 euros. De hecho, según apunta en su página web, estamos hablando de hipotecas de 30000 euros a 3.000.000 euros.

Las comercializa con diferentes intereses. Así hay la hipoteca fija, la hipoteca variable y la mixta. En estos productos, el Tipo de Interés Nominal (TIN) y la Tasa Anual equivalente (TAE) varían en función de dos baremos: son más altos cuanto mayor es el plazo de amortización y son más bajos si se contratan otros productos de la entidad.;

En cualquier caso, estos son los puntos de partida del TIN y la TAE:

  • Hipoteca fija: el TIN empieza en el 2,29 % y la TAE en el 2,95 %.
  • Hipoteca variable: el TIN arranca en el 1,70 % el primer año (euríbor + 0,70 % el resto) y la TAE del 2,67 %.
  • Hipoteca mixta: el TIN parte del 2,24 % los 10 primeros años (euríbor + 0,65 % el resto) y la TAE del 3,05 %.

Firma de hipoteca 50000 euros

Dónde solicitar una hipoteca de 50.000 euros

Si estás buscando una hipoteca de 50.000 euros y no sabes por dónde empezar, el comparador de hipotecas de Acierto.com es un buen inicio. Solo tendrás que entrar en nuestra web, responder a un cuestionario y en cuestión de minutos te mostraremos, gratis y sin compromiso, qué hipotecas te pueden ir mejor y con qué condiciones. Para ello, tendrás que responder:

  • Finalidad de la hipoteca (comprar una primera o segunda vivienda o mejorar tu hipoteca actual).
  • Valor de tasación o compraventa del inmueble.
  • Cuánto dinero darás de entrada.
  • Número de la hipoteca.
  • Qué contrato laboral tiene el titular de la hipoteca con los ingresos más elevados (es indefinido, temporal, autónomo, funcionario...).
  • Cuánto suman todos los ingresos de los titulares de la hipoteca.
  • Si se tienen otros préstamos, cuánto se paga mensualmente por ellos.
  • Cuándo se va a firmar la hipoteca.
  • Provincia en la que está ubicado el inmueble.
  • Nombre y apellidos, teléfono y correo electrónico para enviarte, gratis y sin compromiso, nuestra oferta personalizada.

Además, si así lo deseas, nuestros agentes te podrán ayudar a entender las características y condiciones de tu oferta. Estarán a tu disposición y responderán a tus dudas, gratis.

Ejemplos de hipotecas de 50.000 euros

Para que nos hagamos una idea acerca de cuánto nos costará una hipoteca de 50.000 euros, hemos hecho varias simulaciones y cálculos. Así, hemos tomado de base ese valor y hemos calculado cómo quedarían las cuotas con diferentes plazos (10, 15 y 20 años) y un tipo de interés fijo y variable.

Hay que tener en cuenta que, en las hipotecas fijas el tipo de interés varía, además, en función del plazo. Cuanto más extenso, más elevado. Y que en las variables hemos sumado un diferencial del 1,00 % al euríbor actual (hemos tomado el valor de octubre de 2022, mes que cerró al 2,629 %). Con todo, otro apunte: recuerda que las cuotas de una hipoteca variable cambiarán en cada revisión, en función del valor que tenga en ese momento el tipo de referencia.

Simulación de hipoteca de 50.000 euros a 10 años

En el caso de una hipoteca de 50.000 euros con un plazo de amortización de 10 años, hemos hecho cálculos con un interés fijo y otro variable.

Así, nuestra hipotética hipoteca fija de 50.000 euros tiene, para un plazo de amortización de 10 años un interés del 2,8 %. En este caso, las cuotas ascenderán a unos 519 euros mensuales. Al final del plazo, habremos abonado alrededor de 58.000 euros, 50.000 de hipoteca y 8.000 de intereses.

Por su parte, en una hipoteca variable de 50.000 euros, tomando como hemos indicado antes un diferencial del 1,00 % sobre el valor del euríbor de octubre de 2022 (2,629 %) nos saldrán unas cuotas mensuales de 539 euros y al final del plazo habríamos devuelto el capital y (si se mantuviera el valor del euríbor durante todo el tiempo) pagado cerca de 10.500 euros en intereses.

Simulación de hipoteca de 50.000 euros a 15 años

En el caso de una hipoteca fija de 50.000 euros a amortizar en 15 años, hemos aplicado un interés del 3,00 %. En este caso concreto, pagaremos de cuota unos 375 euros mensuales y al final del plazo de amortización habremos abonado los 50.000 euros del préstamo más 13.200 de intereses.

Si se tratara de una hipoteca variable de 50.000 euros con un diferencial del 1,00 % y un euríbor del 2,629 % (recordamos que es el valor que marcó el tipo de referencia en octubre de 2022), estaríamos hablando de unas cuotas de unos 390 euros mensuales. Al acabar de amortizar la hipoteca habremos pagado 50.000 euros del préstamo más algo más de 16000 euros en intereses.

Simulación de hipoteca de 50.000 euros a 20 años

Finalmente, para una hipoteca fija de 50.000 euros, a devolver en 20 años hemos puesto un tipo de interés fijo de 3,2 %. Según nuestros cálculos, cada mes pagaremos una cuota cercana a los 310 euros. Pasado el plazo, habremos pagado casi 20.000 euros de intereses.

En cambio, en una hipoteca variable, las letras serán de 317 euros al mes y al finalizar el plazo, habremos devuelto los 50.000 euros de la hipoteca y pagado casi 22.000 euros más, en concepto de intereses.

Cómo pedir una hipoteca de 50.000 euros paso a paso

Si vas a solicitar una hipoteca de 50.000 euros tendrás que seguir un procedimiento. Y te servirá para esta o cualquier otra hipoteca. Te explicamos a continuación todo el paso a paso, para que no dejes ni un cabo suelto.

Antes de pedir una hipoteca de 50.000 euros, haz números

Si estás pensando en lanzarte al mercado hipotecario, asegúrate de que vas a poder hacer frente a la deuda. Para ello, haz cálculos para comprobar que la economía del hogar tiene suficiente solvencia para pagar las cuotas.

Desde el comparador de hipotecas de Acierto.com te recomendamos que hagas varias simulaciones: con los ingresos actuales, pero también con unas entradas de dinero mayores y menores. Con diferentes tipos de interés, etcétera. Recuerda que, sea como sea, no es recomendable destinar más del 35 % de los ingresos a pagar tu deuda.

Hazte tu propio estudio de viabilidad

A la hora de estudiar una solicitud de hipoteca, cada banco tiene sus propios requisitos y nivel de exigencia, pero hay unas bases que se repiten. Revisa si cumples con todas ellas: tienes una entrada, no estás en ASNEF ni ningún listado de morosidad, tu nivel de endeudamiento es correcto...

En puntos anteriores, tienes apuntadas las condiciones. Igualmente, si quieres ampliar la información, en nuestra guía sobre los requisitos para pedir una hipoteca los encontrarás detallados.

Compara varias hipotecas de 50.000 euros

Busca en diferentes bancos y compara la oferta. Una herramienta como el comparador de hipotecas de Acierto.com te será de gran ayuda ya que en apenas minutos accederás a las condiciones de las hipotecas de 50.000 euros que mejor te pueden ir, en función de tus necesidades y perfil.

Contacta con los bancos cuyas hipotecas de 50.000 euros te interesen

Haz tu solicitud de hipoteca de 50.000 euros en aquellos bancos que te interesen, responde a sus cuestionarios y llévales los documentos que te pidan (aunque suelen ser siempre los mismos, cada entidad puede tener sus propios criterios).

A partir de aquí, te darán ciertos papeles, como la Ficha de Información Precontractual (FIPRE), donde se resumen las características de la financiación. Y, más adelante, tras las negociaciones y si aprueban tu solicitud, te darán la Ficha Europea de Información Normalizada, FEIN, donde se especifican las condiciones particulares de la hipoteca y es vinculante durante 10 días, la Ficha de Advertencias Estandarizadas (FiAE) y las condiciones de otros productos que puedas contratar, como seguros, así como cita con la notaría.

Acepta las condiciones y firma

Una vez llegues a un acuerdo con la entidad acerca de tu hipoteca de 50.000 euros, tendrás que hacer una provisión de fondos, que es un dinero que se adelanta para cubrir los gastos de compraventa. Ten en cuenta que se trata de una estimación, por tanto, si acabado el proceso “sobrara” dinero, el banco te lo devolverá.

A partir de aquí solo queda acudir a la notaría en dos ocasiones, una para constatar que has recibido toda la información y que la has entendido a la perfección y otra para firmar la escritura.

Hipoteca 50000 euros en billetes de 500 euros

Preguntas frecuentes sobre las hipotecas de 50.000 euros

Hasta aquí te lo hemos contado todo acerca de las hipotecas de 50.000 euros: cómo son, qué requisitos tienen, cuánto te pueden costar, etcétera. En este apartado nos vamos a centrar en las preguntas más frecuentes que nos hacen nuestros clientes al respecto.

¿Qué es mejor, una hipoteca de 50.000 euros o un préstamo por el mismo importe?

Tanto una hipoteca como un préstamo son dos tipos de financiación y cada una tiene sus características. Así, por norma general, las hipotecas tienen un tipo de interés más bajo y un plazo de amortización más largo que un préstamo. Pero, por otra parte, una hipoteca presenta más requisitos (un inmueble actúa como garantía mientras que en un préstamo son los bienes presentes y futuros del titular) y gastos de formalización y comisiones. Así pues, la idoneidad de uno u otro dependerá de las necesidades y características del titular.

Si estás pensando en pedir una financiación de 50.000 euros y no sabes si decantarte por un préstamo o una hipoteca, desde el comparador de hipotecas de Acierto.com te recomendamos que valores todas las posibilidades. En este sentido, nuestros agentes expertos te pueden ayudar gratis y sin compromiso.

¿Se puede negar el banco a darme una hipoteca de 50.000 euros?

Aunque cumplas con todos los requisitos y tengas un buen perfil crediticio, es posible que un banco se niegue a dar una hipoteca de 50.000 euros, pero sí te conceda un préstamo por ese mismo importe. El motivo, considera que es un importe bajo para este tipo de financiación. De hecho, como hemos visto en el apartado “Qué bancos dan hipotecas de 50.000 euros” de esta guía, son pocas las entidades que comercializan hipotecas por este importe. Así que, sí. Es posible que un banco no te dé la hipoteca de 50.000, pero si un préstamo por el mismo valor.