Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Cómo cancelar un préstamo bancario con éxito

Cuándo es posible hacerlo y qué pasos debes dar para la cancelación de un préstamo

Existen diferentes maneras y motivos para cancelar un préstamo bancario. En este artículo te contamos cuáles, qué deberías tener en cuenta a la hora de cancelar un crédito, cuáles son los pasos a seguir y más. Para que puedas decidir si cancelar el préstamo es la mejor opción para ti con conocimiento de causa.

Y si quieres cancelar para encontrar uno mejor, entra en nuestro comparador de préstamos. Solo te llevará 2 minutos y podrás comparar ofertas en más de 30 entidades.

Compara más de 30 entidades en 2 minutos y contrata el mejor préstamo
COMPARAR PRÉSTAMOS PERSONALES

Motivos para cancelar un préstamo

Existen diferentes motivos por los que podemos querer cancelar un préstamo y que, al mismo tiempo, determinarán la forma en la que lo haremos. Por ejemplo:

  • El préstamo y sus condiciones han dejado de resultarnos interesantes.
  • Hemos encontrado otra vía de financiación que nos interesa más.
  • Hemos recibido una cantidad de dinero inesperada y queremos cancelar el préstamo cuanto antes.
  • Queremos cancelar todas las deudas para unificarlas en una sola y abonar una única mensualidad.

Formas de cancelar un crédito

En relación a cada uno de estos motivos para cancelar un préstamo, encontramos diferentes fórmulas para hacerlo:

Cancelar un préstamo para dejar de pagar

Si el motivo de la cancelación del crédito es que queremos y podemos dejar de pagar ya, estaríamos hablando de hacer una amortización anticipada. Esto sucede, normalmente, cuando se recibe una herencia, los rendimientos positivos de una inversión y, en definitiva, cuando se perciben ingresos inesperados. 

Es una alternativa para aquellas personas que ya disponen del resto del capital y que quieren ahorrarse intereses. Pero cuidado, porque puede haber comisiones por amortización anticipada u otros gastos. Por suerte, esta comisión se encuentra regulada por Ley y, en ningún caso, podrá superar el 1% si queda más de un año para que el contrato del préstamo finalice, o el 0,5% si este período es inferior al año.

Cancelar un préstamo para unificarlo en otro

En este caso estaríamos hablando de una reunificación de préstamos. Cuando se tienen varios créditos y se pagan diversas cuotas mensuales, muchos usuarios deciden llevar a cabo una refinanciación y contratar otro para terminar de pagar las deudas desde un único préstamo

De esta manera se pagará solamente un importe al mes, y no muchos, por separado. Además, se pueden negociar las condiciones. La entidad que conceda el nuevo préstamo será la encargada de saldar y cancelar las deudas pendientes.

En el caso de que queramos llevar a cabo una reunificación de grandes deudas, es posible recurrir a los préstamos con garantía hipotecaria, que permiten unificar grandes préstamos siempre que se cuente con una vivienda o inmueble en propiedad que responda a la cantidad de dinero requerida.

Cancelar un préstamo por desistimiento de contrato

Esto sería, por ejemplo, cuando cancelamos un crédito porque ya no nos interesa. El derecho de desistimiento se encuentra regulado en el artículo 28 de la Ley 16/20211, del 24 de junio, referente a los contratos de créditos al consumo. Esta indica lo siguiente: “es la facultad del consumidor de dejar sin efecto el contrato celebrado, comunicándoselo a la otra parte contratante sin necesidad de indicar los motivos y sin penalización alguna”. 

Es decir, según esta normativa, cualquier persona puede cancelar un préstamo sin decir por qué y sin recibir ninguna penalización. Para cancelar un préstamo basándose en el derecho de desistimiento, es clave comunicárselo de esta forma a la entidad en la que se ha solicitado. Y en los plazos establecidos por la ley pues, en caso contrario, no se podrá optar por esta alternativa y tendrá que recurrirse a la amortización anticipada.

Cómo cancelar un préstamo bancario

Puesto que hay diferentes maneras de cancelar un préstamo, también existen distintos procedimientos para cada una de ellas. Los explicamos:

Cómo hacer una amortización anticipada

Para cancelar el préstamo a través de una amortización anticipada del capital, deberemos revisar (lo primero) las condiciones del préstamo para no encontrarnos con sorpresas de última hora. Seguidamente, y con todos los aspectos claros, acudiremos a la entidad en la que tenemos contratado el crédito en cuestión.

Tendremos que comunicar formalmente nuestra intención de cancelar el préstamo anticipadamente y realizar la transferencia de fondos correspondiente a la entidad. Es clave solicitar un justificante de esta operación, es decir, un documento que acredite que el pago se ha realizado y que el crédito ha quedado cancelado formalmente.

Cómo cancelar un préstamo para unificarlos en otro

Para realizar una reunificación de préstamos deberemos comprobar cuál es nuestra situación financiera actual, lo que pagamos y lo que nos gustaría pagar mensualmente. También será clave comparar entre diferentes ofertas de préstamos, una tarea para la que puedes utilizar nuestro comparador, que te permitirá cotejar la oferta de más de 30 entidades al mismo tiempo. 

Además, en Acierto.com te ayudamos a contratar con conocimiento de causa. Contamos con un amplio equipo de especialistas a tu servicio para resolver todas tus dudas durante el proceso.

Cómo hacer una cancelación por desistimiento

Para llevar a cabo una cancelación del crédito por desistimiento del contrato, por último, será necesario informar a la entidad correspondiente de nuestra intención de desistir del préstamo dentro de los primeros 14 días desde su contratación. Esto es clave. Resulta conveniente dejarlo por escrito y que este documento se encuentre sellado por el banco o financiera.

Cuándo es posible cancelar un préstamo antes de tiempo

Llegados a este punto es importante saber cuándo es posible cancelar un préstamo antes de tiempo, si tú puedes hacerlo y cómo. Aunque la ley es clara al respecto y dice que el titular de un crédito puede cancelarlo en cualquier momento, es interesante saber lo siguiente:

  • Si han transcurrido menos de 14 días naturales desde su contratación: en estos casos podremos renunciar al préstamo en virtud del derecho de desistimiento citado. Este derecho permite al cliente anular el contrato sin justificar el motivo, y sin que la entidad le pueda penalizar. En caso de desistimiento no se recibirá financiación alguna.
  • Cuando han transcurrido más de 14 días naturales se tendrá que optar por la amortización anticipada.
  • Cuando se tiene el dinero para amortizar y conviene hacerlo para no pagar tantos intereses.

Qué bancos no cobran comisiones por cancelar un préstamo

Ahora que ya sabes a cuánto puede ascender la comisión por cancelar un préstamo de forma anticipada, seguro que quieres saber qué bancos prescinden de ellas. Evidentemente, si tienes un préstamo sin comisiones, no tendrás que abonarlas.

Volviendo a las entidades, debes saber que el banco ha de informarte de si te va a cobrar por amortizar anticipadamente y cuánto. No obstante, la información previa que ofrecen las entidades financieras a priori, es bastante parca. En cualquier caso, se estima que entre el 30% y 50% de las entidades cobran esta comisión en sus préstamos.

¿Merece la pena una cancelación de crédito?

Si el préstamo que has solicitado y que quieres devolver antes de tiempo cuenta con una comisión por amortización anticipada o similares, es posible que no sepas si te merece la pena llevar a cabo esta cancelación. De hecho, hacerlo no siempre resulta rentable.

Pongamos un ejemplo: supongamos que has solicitado un crédito de 6.000 euros con un interés del 5% a devolver en un año. Y resulta que, a los seis meses, recibes una cantidad de dinero inesperada y dudas sobre si cancelar el préstamo o no. Aquí hay que ver lo que ocurriría si sigues pagando tus cuotas normalmente, y si los intereses que se van a generar durante los seis meses restantes compensan la comisión por amortización.

Según nuestros cálculos, al finalizar el préstamo sin hacer una amortización anticipada, habrías pagado 6.151,68 euros, mientras que, contando con la comisión máxima, te ahorrarías más de 60 euros. Salvo que el préstamo tenga un interés cercano al 0%, suele ser rentable cancelarlo antes de tiempo.

Preguntas frecuentes sobre cancelar un préstamo

Para acabar, no podíamos dejar de hacer un apartado con algunas preguntas básicas sobre la cancelación de créditos, con sus correspondientes respuestas.

Cuánto cuesta cancelar un préstamo

El coste de cancelar un préstamo está directamente relacionado con las comisiones que nos cobren por hacerlo. Algo que no ocurre en todos los casos, pero sí en la amortización anticipada. Este coste es un porcentaje fijado por ley, que se aplica sobre el importe en cuestión. En el caso de los desistimientos, no suponen ninguna penalización. También por ley.

Cuáles son las ventajas de cancelar un préstamo

La principal ventaja de amortizar un préstamo de forma anticipada es que acabarás pagando menos intereses y que tu deuda con el banco (con los peligros que pueda implicar en cada caso) finalizará. También tiene ventajas cancelar el préstamo para hacer una reunificación: la de pagar solamente una mensualidad y la posibilidad de renegociar el importe y las condiciones.

Si cancelo un préstamo, ¿me cobran intereses?

Lo habitual al cancelar un préstamo es abonar los intereses hasta la fecha de cancelación del mismo. Es decir, una de las grandes ventajas de amortizar un préstamo antes de tiempo es que no tendremos que seguir pagando intereses.

Cómo cancelar un préstamo con una reunificación en Acierto.com

Como ya has visto, la reunificación es una forma de cancelar un préstamo. Y también puedes llevarla a cabo con la ayuda de Acierto.com. Solo tienes que seguir estos sencillos pasos:

  • Entra en nuestro comparador de préstamos financieros y escoge la opción “agrupar deudas”.
  • Dinos, ¿cuánto dinero necesitas?: tienes algunas opciones de cantidades entre las que elegir o bien puedes indicar tú mismo la cantidad.
  • Explícanos cuánto ganas al mes (ingresos netos), cuál es tu situación laboral (indefinido, temporal, autónomo, etcétera) y cuándo empezaste a trabajar en tu empresa.
  • Necesitaremos conocer dos datos muy importantes: si estás afectado por un ERTE y si estás en listados de morosidad.
  • Para acabar, facilítanos algunos datos personales (que estarán protegidos siguiendo una estricta política de privacidad): nombre y apellidos, fecha de nacimiento, nacionalidad y tipo de inmueble (de alquiler, con hipoteca u otras opciones) en el que vives.
  • Si nos indicas tu e-mail podremos enviarte las ofertas ajustadas a ti de más de 30 entidades diferentes. También puedes ver los resultados en la pantalla que te aparecerá seguidamente.