Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Los préstamos personales desgravan, ¿sí o no?

Conoce qué préstamos desgravan a Hacienda y cuándo y cómo puedes deducir los intereses de un préstamo personal

Si quieres saber si los préstamos personales desgravan y cuándo lo hacen, no te pierdas esta guía. Aquí te contamos cuáles son los créditos que desgravan a Hacienda, qué parte puedes deducirte y mucho más. En cualquier caso, deduzca o no, si necesitas dinero puedes comparar los mejores préstamos personales en nuestro comparador de préstamos. En solo 2 minutos podrás acceder a la oferta de más de 30 entidades y conseguir tu crédito con las mejores condiciones.

Compara más de 30 entidades en 2 minutos y contrata el mejor préstamo
COMPARAR PRÉSTAMOS PERSONALES

¿Los préstamos personales desgravan?

Pero vayamos con la pregunta que nos ocupa: ¿los préstamos personales desgravan? La cuestión es, básicamente, si este ingreso que no supone ningún rendimiento debe reflejarse en algún apartado de la declaración de la renta y, de ser así, si implica algún beneficio fiscal. La respuesta no es inequívoca, pues depende de cada caso en particular. Por eso hemos querido analizar cada uno de ellos:

  • Préstamos personales para autónomos: siempre que el préstamo vaya ligado a la actividad económica del autónomo en cuestión y se justifique, o a pagar gastos relacionados con el negocio. Existen unos requisitos y límites que más tarde abordamos con mayor detalle.
  • Préstamos para la reforma de una vivienda: con ciertas limitaciones y a partir de determinada fecha.
  • Préstamos hipotecarios: lo mismo que en el caso anterior.
  • Préstamos para estudiantes: en Cataluña.

Los prestamos personales desgravan

Los préstamos personales desgravan para los autónomos

En el caso de los autónomos, para que un préstamo personal desgrave, este debe estar relacionado directamente con el negocio, es decir, con la actividad económica que se realiza. Esto sería, por ejemplo, el ejemplo de un autónomo que pide un préstamo para comprar equipos informáticos o para comprar determinado material que necesita para desarrollar su producto final. No sería lo mismo, entre otros, que esta persona solicitara el crédito para otro menester como, pagar una deuda personal no asociada a su negocio.

Lo que desgravaría, de cumplir con lo anterior, serían los intereses del préstamo para autónomo que se consideren gastos financieros. No desgravaría la deuda, es decir, la cantidad del préstamo que se está devolviendo. Esto tiene sentido pues, devolver un préstamo no es un gasto, pero sí los intereses que genera.

¿Puedo desgravar mi préstamo de estudios?

Otra de las preguntas frecuentes con las que nos encontramos y que ya hemos introducido en el primer apartado de esta guía es si los préstamos de estudios pueden desgravarse. Como norma general, la respuesta es negativa: los préstamos de estudios, másteres y gastos en formación no suelen poder deducirse en la declaración de la renta. El gobierno entiende que esto no es necesario y que para tal fin (ayudas a los estudios) ya existen las becas y ayudas específicas.

No obstante, existen algunas deducciones específicas. Es el caso de Cataluña, donde sí hay una deducción concreta para los estudios financiados. En este caso en concreto, lo que se permite hacer es desgravar los intereses asociados al préstamo de estudios.

También hay otra excepción a la hora de desgravarse los gastos de estudios: si eres autónomo, podrás desgravarte el máster siempre que esté relacionado con tu actividad económica. Así se desprende de la Resolución Vinculante de Dirección General de Tributos, V0396-18 de 15 de Febrero de 2018.

Hablando de esta cuestión (aunque no es específica de préstamos) conviene saber algo importante: si el máster lo paga la empresa, no solo no podrás desgravarte el máster, sino que tendrás que pagar impuestos por él. Más concretamente, forma parte de los rendimientos del trabajo, como parte de tu sueldo.

¿Cuándo desgravan los préstamos para la vivienda?

Por otra parte, los préstamos asociados a la compra o reforma de la vivienda también desgravan en situaciones y comunidades concretas. Por regla general y en todo el territorio excepto en el País Vasco y Navarra.

Deducir el préstamo hipotecario

En cuanto al préstamo hipotecario, las hipotecas para vivienda habitual firmadas antes de 2013 pueden aplicarse esta deducción. Las que han sido suscritas con posterioridad, no. Excepto en el caso de Navarra, donde esto sí se aplica a las hipotecas firmadas antes del 1 de enero de 2018. En el País Vasco todavía es posible hacerlo. 

De cumplir con estos requisitos, es posible deducirse hasta un máximo del 15 % de las cantidades satisfechas, con un límite de 9.040 euros anuales. En definitiva, es posible recuperar hasta 1.356 euros. Si se está casado es conveniente presentar declaraciones individuales. Por ejemplo, si destinas 7.000 euros al pago de la hipoteca, podrás deducirte hasta 1.050 euros.

Deducir el préstamo para la reforma de una vivienda

Deducir el préstamo para la reforma de una vivienda también será posible para aquellos contribuyentes que hayan solicitado el préstamo para tal fin antes del 1 de enero de 2013 y que, además, las hayan finalizado antes del 1 de enero de 2017. Ahora bien, es importante saber que no todas las obras están sujetas a desgravaciones.

Solo lo hacen aquellas que:

  • Mejoren la eficiencia energética, higiene y salud del medio ambiente: esto incluye la instalación de placas solares, la utilización de energías renovables, la seguridad y la estanqueidad. También las sustituciones de determinadas instalaciones.
  • Las obras que favorezcan la accesibilidad al edificio o las viviendas, según los términos establecidos en el Real Decreto 2066/2008 de 12 de diciembre.
  • Obras de instalación de infraestructuras de telecomunicación que permitan el acceso a Internet y a servicios de televisión digital en la vivienda habitual.

Por el contrario, las obras exentas de la deducción son algunas de las siguientes:

  • Conservación y reparación para el mantenimiento del uso habitual de bienes materiales, como pintar o reparar instalaciones. 
  • Gastos y obras para la sustitución de la calefacción, puertas de seguridad o el ascensor, ni tampoco las realizadas en garajes, jardines, parques, instalaciones deportivas, piscinas, y similares.

Los prestamos personales desgravan

¿Merece la pena pedir un préstamo aunque no se pueda desgravar?

Aunque no puedas desgravarte el préstamo, lo cierto es que siempre merece la pena pedir un préstamo si necesitas una cantidad determinada de dinero. Hacerlo es preferible a endeudarte, a no hacer frente a la necesidad urgente que tienes, etcétera. Otra cosa es que la finalidad del préstamo no sea cubrir una necesidad. En caso de no pagar tus deudas, además, podrías acabar inscrito en un fichero de morosidad, con los problemas que eso conlleva.

En definitiva, solicitar un crédito te permitirá hacer frente a esa situación complicada sin tener que abonar todo el dinero de golpe. De manera que da exactamente lo mismo en este punto, si el préstamo desgrava o no en la declaración de la renta. 

Para encontrar el mejor préstamo con las mejores condiciones te recomendamos que accedas a nuestro comparador de préstamos. En él podrás analizar la oferta financiera de más de 30 entidades distintas y acceder a condiciones exclusivas para clientes de Acierto.com. Además contarás con la ayuda de nuestros agentes expertos. Pero no es la única ventaja de nuestra plataforma.

Compara préstamos en Acierto.com, te los desgraves o no

Además de ser rápido y exhaustivo en su búsqueda, el comparador de préstamos de Acierto.com ofrece otras muchas ventajas:

  • Se trata de una plataforma muy intuitiva, fácil de usar y accesible desde cualquier dispositivo.
  • Podrás realizar tu comparativa desde la comodidad de casa, sin tener que ir banco por banco.
  • Podrás recuperarla cuando quieras para consultar los detalles.
  • Tenemos a tu disposición un equipo de expertos en préstamos que solucionarán todas tus dudas.
  • Estamos a tu lado durante todo el ciclo de vida del préstamo, para ayudarte siempre que lo necesites.
  • Sabrás lo que estás contratando y en qué condiciones, siempre. Olvídate de la tediosa letra pequeña.
  • Nuestra plataforma es completamente segura.