Seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria

¿En qué consiste el seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria?

Todo coche, independientemente del tipo que sea, tiene que tener un seguro por ley. La póliza mínima con la que todo vehículo debe contar es, tal y como su propio nombre indica, la de Responsabilidad Civil Obligatoria. Se trata del seguro de coche más básico que existe, pero en el mercado existen multitud de compañías aseguradoras, y cada una de ellas ofrece unas coberturas distintas a precios que varían considerablemente de una a otra. En Acierto.com podrás comparar precios y coberturas entre más de 30 aseguradoras, y en tan solo tres minutos. Así, podrás obtener la póliza que más se adapte a tus necesidades, llegando a ahorrar hasta el 50% en tu seguro de coche.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

¿En qué consiste el seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria?

El seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria se trata de una póliza que todo conductor debe tener contratada, como mínimo, para su vehículo. En caso de que un conductor conduzca sin ningún seguro, los agentes de la autoridad procederán a inmovilizarlo y aplicarán, además, una sanción económica que puede ascender hasta los 3000€.

¿Qué coberturas tiene?

El seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria tiene como objetivo principal cubrir cualquier daño a terceros que podamos causar mientras conducimos nuestro coche. Así, los daños causados, tal y como recoge el Reglamento del Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil en la Circulación de Vehículos a Motor, pueden ser de dos tipos

¿Qué coberturas no tiene?

Según lo establecido por la V Directiva Europea del Auto, no están incluidos en las coberturas de este seguro, todo daño a bienes materiales de terceros con los que exista una relación de afinidad o parentesco de hasta el “tercer grado de consanguinidad o afinidad” entre el conductor del vehículo y la persona a indemnizar.

Es decir, con el fin de evitar fraudes, el seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria no cubrirá ningún accidente en el que el tercero afectado sea un familiar del conductor contratante del seguro.

Otro aspecto que no está cubierto, es que al tratarse de un seguro que cubre daños causados a terceras personas, los daños propios (físicos o materiales) del conductor no están incluidos tampoco.

¿Qué ocurre si no contrato este seguro?

En caso de que como conductor no tenga contratado ningún tipo de seguro para su automóvil:

  1. Los agentes de la autoridad (policías locales o de tráfico) podrán imponerte una multa que oscilará entre los 601€ y 3005€, dependiendo de las condiciones en que hayas sido intervenido (la cantidad a pagar no será la misma si el vehículo estaba parado o circulando, por ejemplo). Además de la sanción económica, la autoridad competente en este aspecto procederá a la inmovilización de tu automóvil.

  2. El conductor que viaja sin seguro cargará, además, con todos los gastos ocasionados por daños (ya sean físicos o materiales). La cantidad a pagar en caso de accidente, que sería costeada por parte del seguro en caso de tenerlo contratado, será asumida directa y únicamente por el conductor del vehículo.

Por ello, es importante tener en cuenta las consecuencias que pueden existir para un conductor si conduce sin el seguro mínimo. En Acierto.com puede encontrar un seguro económico comparando entre 30 aseguradoras, y evitar así este tipo de situaciones.

Límites de la póliza

El Seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria tiene unos límites establecidos por ley. El 1 de enero de 2008 entró en vigor la V Directiva Europea de Autos, donde se estableció que las cantidades que cubriría el seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria serían:

  1. Daños físicos o en personas: hasta 70 millones de€ por siniestro, independientemente del número de víctimas.

  2. Daños materiales: hasta 15 millones de€ por siniestro.

Antes de la llegada de la V Directiva Europea de Autos, las indemnizaciones que ofrecía la Responsabilidad Civil Obligatoria eran considerablemente más bajas(de hasta 350.000€ por daños corporales y 100,000 por daños materiales). Esto prácticamente obligaba a los conductores a contratar una cobertura adicional: la de Responsabilidad Civil Voluntaria.

La Responsabilidad Civil Obligatoria y la Voluntaria

La Responsabilidad Civil Voluntaria o Suplementaria es una cobertura extra ofrecida – muchas veces incluida de base en el propio seguro a Terceros- por las compañías de seguros. Se trata de una cobertura complementaria que amplía la aplicación de la Responsabilidad Civil Obligatoria, con el objetivo de hacer frente económicamente a todos los supuestos (accidentes o inconvenientes) que supongan una cantidad mayor a la que el seguro básico obligatorio cubre.

Así, aunque los gastos ocasionados en caso de accidente superen los límites de indemnización del seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria, tú, como conductor, no tendrás que pagar los gastos por daños, al estar ya incluidos en la Responsabilidad Civil Voluntaria.

Inconveniente de contratar solo esta póliza

El inconveniente principal de la póliza de Responsabilidad Civil Obligatoria es que se trata de una póliza muy básica. Así, aunque su precio es más económico que el de cualquier otro tipo de seguro, las coberturas que ofrece son, por lo general, mínimas.

De este modo, el inconveniente que tendría contratar únicamente este seguro es que quedaría sin cubrir cualquier daño propio (físico o material) que tú como conductor o tu vehículo sufráis. Una solución a esto sería, por ejemplo, contratar un seguro a Todo Riesgo, cuyo precio suele ser considerablemente más alto. O incluso contratar un seguro del conductor, una cobertura adicional que incluye indemnizaciones en caso de que aquella persona contratante del seguro sufra daños propios.

Sin embargo, cada vez más, los seguros a Terceros incluyen coberturas que están empezando a considerarse también básicas, y que complementan y amplían el seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria. Algunas de estas coberturas son: la Responsabilidad Civil Voluntaria, la defensa Jurídica y Reclamación de Daños, la Asistencia en Viajes...

Todo ello son, como hemos dicho, coberturas adicionales - no obligatorias por ley- que el conductor puede elegir contratar o no, pero que, por lo general, se incluyen cada vez más en la póliza de terceros básica que ofrecen las aseguradoras, aunque es el conductor quien decidirá que coberturas adicionales incluir y cuales no. En Acierto.com podrás comparar qué pólizas son las que más te convienen en función de tus necesidades al mejor precio y en tan solo tres minutos.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos
Mejor Precio Garantizado en Automóviles

COMPARAR SEGUROS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR