Qué es el seguro de conductor y cómo te protege

Recabamos todos los detalles sobre este tipo de pólizas y te contamos por qué resulta tan importante contar con una a la hora de conducir

Cuando aseguramos nuestro coche pensamos sobre todo en los siniestros leves (roces, abolladuras) o en un posible escenario en el que necesitemos asistencia en carretera, por diversos motivos. Pero, ¿qué hay de los siniestros graves? ¿Cubre el seguro cualquier daño físico que suframos al volante, cuando somos responsables del siniestro? No si nuestra póliza no incluye en sus condiciones el Seguro del Conductor. Si lo que nos preocupa es pagar demasiado por esta garantía, la mejor opción es comparar entre las ofertas de las aseguradoras para encontrar aquella que nos ofrezca la máxima protección y al precio más competitivo. Con el comparador de Acierto.com podrás acceder a las ofertas de 30 aseguradoras distintas y estudiar al detalle qué obtendrás contratando esta cobertura.

¿Qué es la cobertura del Seguro del Conductor?

El seguro de conductor podría entenderse como la extensión de la garantía de responsabilidad civil. Es decir, actúa en los supuestos que aquella no contempla. Si sufrimos daños (tanto físicos como materiales) y no somos responsables del siniestro, la aseguradora del conductor responsable responderá por él cubriendo los gastos derivados de estos daños mediante la cobertura de responsabilidad civil. Pero, ¿y si el accidente ha sido culpa nuestra? 

Si nuestra póliza incluye la cobertura del seguro del conductor, la compañía nos respaldará económicamente mediante una serie de cuantías, establecidas para diferentes supuestos: asistencia médica, invalidez temporal, invalidez absoluta y fallecimiento. En cualquier caso, contempla únicamente a quien conduce siempre y cuando sea responsable del siniestro.

El resto de ocupantes del vehículo quedarán cubiertos por la garantía de responsabilidad civil y las condiciones que esta contemple 

El resto de ocupantes del vehículo (en este caso y a efectos del seguro son considerados “terceros” implicados en el accidente) quedarán cubiertos por la garantía de responsabilidad civil obligatoria y en las condiciones que ésta contemple. Como ocurre con otras garantías, hemos de asegurarnos que nuestra póliza la cubre. Dependerá de la compañía que puedas disfrutar de ella en cualquier modalidad de póliza que contrates: a terceros, a terceros con lunas, a terceros ampliado o a todo riesgo. 

Aunque lo más habitual es encontrarla entre las coberturas de cualquier modalidad de póliza -incluso los seguros a terceros-, esto no es así para todas las aseguradoras, que la ofrecen sólo como opcional en las pólizas más básicas. De ahí la importancia de comparar no sólo los precios, sino también la lista de coberturas que se entienden como mínimas en una tipo de seguro y las que sólo están disponibles de manera optativa y con un sobrecoste en la prima.

¿Qué nos ofrece el Seguro del Conductor?

Tranquilidad. Saber que, sea quien sea el responsable de un siniestro, el otro conductor o nosotros, no tendremos que afrontar los gastos: si el culpable es el otro, su seguro cubrirá nuestros gastos. Si somos nosotros, lo hará nuestro seguro gracias a esta garantía.

Y es que hablamos de supuestos muy graves. Puede que solo necesitemos asistencia médica, pero también podemos vivir el trauma de sufrir una parálisis como resultado de un accidente grave y ver cómo nuestro equilibrio económico se desmorona, sin poder trabajar. Pero, ¿cuáles son los supuestos ante los que actúa el seguro del conductor?

  • Asistencia médica: la compañía cubre los gastos médicos derivados de un accidente: los días de hospitalización, los medicamentos, pruebas y tratamientos, etc., aunque, como en cualquier cobertura, estableciendo límites, tanto de ámbito o actuación como económicos. 

  • Invalidez temporal: se trata de situaciones más leves y comunes. Hablamos de una lesión temporal (una rotura, por ejemplo) que nos mantenga incapacitados puntualmente y no para siempre y que, por tanto, puede darse con más frecuencia. 

    La invalidez temporal es el caso que se da con mayor frecuencia. Se trata de lesiones temporales que nos incapacitan temporalmente
  • Invalidez permanente: si sufrimos una lesión de por vida la compañía responderá a través del Seguro del Conductor con una indemnización, que variará en función de lo que hayamos contratado. También se contemplan diferentes grados, en función de la gravedad, a la hora de establecer que porcentaje de la indemnización se recibe: no es lo mismo perder la vista que quedarse tetrapléjico, por ejemplo. Pero cuanto más sobrecoste estemos dispuestos a asumir en la prima, más podrá ampliarse esta garantía, aumentando así la cuantía de la posible indemnización a percibir. 

  • Fallecimiento: para poder afrontar -desde el punto de vista económico- la pérdida de un familiar en un accidente de coche, la familia recibe una indemnización, que, como en el caso de invalidez, no será nunca igual de una compañía a otra. Dependerá de lo que te ofrezcan de partida y de la posibilidad de ampliarla asumiendo una subida de la prima. 

¿Qué seguros la incluyen?

Cada compañía establece sus prioridades a la hora de decidir qué coberturas son básicas y cuáles son opcionales. Aunque cada vez es más frecuente que el seguro del conductor se ofrezca incluso en los seguros a terceros, no todas las compañías lo entenderán como una garantía mínima. 

En los seguros a terceros ampliados y en los seguros a todo riesgo suele incluirse como básica mientras que en los seguros a terceros no siempre está incluida. En estos casos, podremos contratarla opcionalmente, pagando por ella en la prima; en cualquier caso, no es una cobertura con la que debamos escatimar. Podemos ahorrar en servicios menos imprescindibles -por ejemplo, los recursos de multas o la cobertura de lunas- sin renunciar a estar cubiertos ante situaciones tan graves como las que se plantean.  

La letra pequeña en el Seguro del Conductor

No es algo exclusivo de esta cobertura: lo que nos ofrezca una compañía casi siempre estará limitado de alguna u otra forma. Puede que la mayoría incluya el seguro del conductor (algunas no lo hacen, en cambio) como garantía básica, pero ¿lo entienden de la misma forma? 

En todos los supuestos encontraremos letra pequeña que establece excepciones:

  • Asistencia médica: en algunas compañías puede condicionarse a una determinada cantidad al año en concepto de asistencia médica. En otras, puede ser ilimitada durante los primeros años. O puede depender de que conciertos con determinados centros médicos y de que se acuda a estos y no a otros. Es algo que hemos de revisar en la letra pequeña. 
  • Invalidez temporal: mientras la invalidez absoluta se contempla en prácticamente la mayoría de las pólizas que incluyan seguro del conductor, el caso de la invalidez temporal es distinto. No todas las compañías te respaldarán en este caso. Si lo hacen, encontrarás diferencias en las cuantías de una aseguradora a otra. 
  • Invalidez permanente: la cuantía que recibimos en concepto de indemnización puede variar mucho  en función de con qué compañía estemos suscribiendo el seguro. Las hay que parten de lo más básico (6.000 €, por ejemplo) pero te permiten ampliar la garantía (obviamente se lo cobrarán en la prima anual) en mayor o menor medida. Otras parten de una cantidad más aceptable por lo que puede que no tengamos necesidad de ampliarla. 
  • Fallecimiento: como en el caso de la invalidez -permanente o temporal- la indemnización que reciban los familiares variará de una compañía a otra, aunque la cuantía que ofrece la compañía suele ser la más alta de los tres supuestos. En este tipo de coberturas, además, algunas compañías también se desmarcan complementando la indemnización por fallecimiento con una serie de servicios o gestiones para la familia, como la organización del sepelio o el apoyo psicológico.
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR