Subiendo archivos

6 ventajas de los hospitales privados

Consigue la atención médica más rápida y eficaz contratando un seguro de salud. Infórmate de las ventajas de la sanidad privada.

Las compañías de hospitales privados han alcanzado por primera vez en nuestro país una facturación anual conjunta de 10.000 millones de euros. De estos, unos 6.000 corresponden al mercado de hospitales privados no benéficos, y los otros 4.000 los aportan los centros de hospitales que sí lo son, fundamentalmente centros de compañías religiosas.

Estas cifras recogen una realidad: cada vez son más las personas que apuestan por los servicios de la sanidad privada. ¿El motivo? Entre otros, las ventajas de contar con un seguro de salud y especialmente de tratarse en hospitales privados. Pero, ¿cuáles son exactamente? ¿En qué situación se encuentra el sector?

Ventajas de los hospitales privados

“La asistencia sanitaria en España, con cargo a fondos públicos, a través del Sistema Nacional de Salud (SNS), se garantizará a aquellas personas que ostenten la condición de asegurado”. Así es como se recoge en el régimen general de asegurados o beneficiarios de la sanidad pública en la web del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Sin embargo, las prestaciones y servicios que ofrecen los centros privados distan mucho de las que podemos encontrar en la Seguridad Social.

La sanidad privada no sólo es una elección para aquellas personas que, aún pudiendo disfrutar de los hospitales privados, deciden contratar un seguro privado porque pueden permitírselo económicamente. Las largas listas de espera, la falta de personal y de tratamientos punteros en los centros de salud públicos, son algunas de las principales razones por las que apostamos por los hospitales privados.

Médicos y hospitales de referencia con prestigio

En primer lugar, a la hora de solicitar cita con un médico privado, somos nosotros los que elegimos al doctor dentro del cuadro médico de la compañía. Para muchos usuarios, la razón principal para decidirse por un determinado seguro de salud es el listado de profesionales que forman parte de ese cuadro sanitario.

Además, las citas pueden cerrarse en cualquier momento de forma rápida y sencilla, ajustándose a las necesidades personales y laborales de cada uno. Los tratamientos novedosos y los especialistas reconocidos—que pueden atender a los asegurados—son otra de las principales razones por las que los pacientes deciden apostar por un centro privado.

En último lugar, cada hospital privado suele especializarse en una serie de áreas, pudiendo ofrecer lo último en equipamiento y diagnóstico. Esto no ocurre de igual forma en los hospitales públicos, donde los servicios son más generales y las especialidades no cuentan con la tecnología más avanzada.

Atención médica rápida y eficaz

En segundo lugar la atención médica que recibimos en un hospital privado es mucho más rápida que en un hospital público, evitando así las interminables listas de espera. Por ejemplo, cuando alguien se tiene que hacer alguna prueba para saber si tiene o no cáncer de mama si pide hora en la clínica privada le atienden al día siguiente, mientras que en la sanidad pública tardan mucho más, aunque puede variar dependiendo del caso.

Por otro lado, un hospital privado no tiene un servicio masificado, evitando así los retrasos y eliminado la reducción de espacios en los servicios de hospitalización. Así, cuando un paciente tiene que ser operado, sufre una enfermedad grave o está esperando resultados de pruebas médicas, disfruta de la comodidad de un espacio para él y sus acompañantes.

Las habitaciones, por lo general, suelen ser individuales, y los familiares cuentan con un espacio cómodo en el que poder estar mientras acompañan al paciente. Y todas estas prestaciones no reducen la calidad ni la atención médica, pues en muchos casos los mismos especialistas de la Seguridad Social trabajan en clínicas privadas.

Facilidades de pago

Las compañías de seguros privados pueden adaptar el pago de la primas conforme a los servicios que vamos a necesitar, para que nos salga más rentable. Además algunas compañías aseguradoras cubren el gasto total de la visita a un hospital privado, como es el caso de Adeslas cuya prima ronda los 50 euros al mes. Por lo tanto, los costes que a priori pueden parecer elevados, se reducen al contratar el mejor seguro de salud.

Además, para tranquilidad del paciente, suelen ofrecer una segunda opinión médica en el diagnóstico de enfermedades. De esta forma no se incrementa el coste de la póliza por recibir la atención de más de un médico especialista. Y lo mismo ocurre con los tratamientos alternativos —acupuntura u homeopatía—, ofrecidos a los pacientes como complementos de su seguro sin ningún coste extra.

Reembolso de gastos no cubiertos por la Seguridad Social

Los precios de los medicamentos en ocasiones suponen un gasto que no todo el mundo puede asumir. La Seguridad Social subvenciona parte, o en algunos casos, la totalidad del precio de aquellos que considera necesarios. En el caso de los seguros de Salud, cada compañía fija el porcentaje que abonará al asegurado por medicamento, dependiendo del tipo de póliza que contrate.

Sin embargo, algunas pólizas también reembolsan la parte de los medicamentos que no está cubierta por la Seguridad Social, siempre que éstos no sean de libre dispensación. Por ejemplo, si un antibiótico cuesta quince euros y la receta del centro de salud público cubre diez, el asegurado tendrá que abonar los cinco euros restantes. Sin embargo, al contar con esta cobertura, la aseguradora reembolsará estos gastos no cubiertos por la Seguridad Social.

Y para que la compañía efectúe el reembolso correspondiente por el pago de las medicinas, sólo necesitará la preescipción de cualquier médico que esté asociado o no a la compañía aseguradora. De esta forma, el gasto farmacéutico se reduce de manera considerable; sobre todo teniendo en cuenta la reducción de la lista de medicamentos que la sanidad pública receta.

Cobertura completa: las enfermedades graves están cubiertas

En general, los seguros de salud dan una cobertura completa. Otra cosa es que se tenga una enfermedad preexistente antes de la firma del contrato de seguro. En ese caso, la teoría es que la aseguradora debe evaluar el coste que le supondrá atender esa enfermedad y repercutirlo en el precio. Sin embargo, en la actualidad  ya existen aseguradoras que han diseñado productos específicos para asegurados con enfermedades graves.

Por eso realizan un cuestionario completo antes de la contratación y, si es necesario, una revisión médica. Además cualquier dolencia que pudiese surgir posteriormente, estaría cubierta por el seguro de salud al mismo precio que hubiésemos fijado. La atención médica en un hospital privado abarcaría desde el momento del ingreso del paciente hasta su completa recuperación.

Las enfermedades graves estan cubiertas por los seguros de salud privado a través de productos específicos para este tipo de pacientes

Esta situación es muy distinta en los hospitales públicos, donde la falta de espacio y habitaciones para los enfermos, obliga a dar el alta antes de lo recomendado. Además, los centros privados ofrecen, a través de los seguros de salud, una serie de coberturas—como los tratamientos bucodentales—que no están contemplados en la cartera de servicios de los hospitales o centros públicos.

Acceso a pruebas especiales

Para diagnosticar intolerancias alimentarias, alergias, desviaciones genéticas o trastornos de sueño; la sanidad pública, además de la larga lista de espera, ofrece pruebas largas, engorrosas y poco concretas. La mayoría se realizan “poniendo a prueba” al paciente y esperando a ver su reacción. De esta forma muchos pacientes acaban por acudir a un hospital privado donde les ofrecen otras alternativas.

Por ejemplo, para un paciente que cree padecer sensibilidad al gluten, en un hospital público sólo le ofrecerán realizarle un análisis de sangre, que indudablemente sólo permitirá ver si es una persona celiaca, pero no si tiene sensibilidad a esta proteína. Por otro lado, en un hospital privado, el diagnóstico podría realizarse mediante seis tipos de pruebas: estudio genético, estudio inmunológico, pruebas cutáneas, endoscopia intestinal, cápsula endoscópica y biopsia intestinal.

En el caso de la prueba de la apnea del sueño, el paciente del hospital privado podrá someterse a ella sin demora. Será ingresado durante una o dos noches, y obtendrá un diagnóstico claro gracias al estudio de polisomnografía nocturna— el estudio más completo para evaluar las patologías del sueño. En los centros públicos el tiempo de espera puede ascender hasta tres años pues normalmente cuentan con una sola cama para practicar esta prueba.

Hospitales privados: un negocio en crecimiento

Dicho lo cual, no nos extraña que el sector hospitalario privado en España se encuentre en pleno auge. En concreto ofrece a los ciudadanos asistencia en un total de 452 hospitales, lo que representa un 57% del total de centros sanitarios. Cuenta con una dotación de 51.591 camas, que suponen el 33% del total de camas existentes en nuestro país, y el empleo de 252.850 profesionales.

El crecimiento del sector sanitario privado en los últimos años, ha incrementado la demanda de pacientes cubiertos por seguros de salud en un 4,5%, alcanzando los 3.860 millones de usuarios. Además, las previsiones para 2017 y 2018 indican que el volumen de negocio se mantenga en un crecimiento moderado, cifrado entre el 3% y el 4% anual.

Los mejores hospitales privados de España

Según recoge la Fundación Idis, que agrupa a los principales agentes de la sanidad privada, los mayores grupos en España por facturación son Quirónsalud, Vithas, Asisa, HM Hospitales y Sanitas. Cataluña se mantiene como la comunidad autónoma con una mayor oferta sanitaria privada, concentrando el 26% del número de clínicas y el 31% de las camas. A continuación figuran Andalucía y Madrid, ambas con el 14% de la dotación total de camas.

La última edición del Monitor de Reputación Sanitaria (MRS), elaborado por Merco y publicado en 2016, señalaba a la Clínica Universidad de Navarra como el hospital privado mejor valorado. Este informe, obtenido a partir de la valoración de 3.200 profesionales?médicos, enfermeros, miembros de la administración pública sanitaria a nivel provincial y autonómico, responsables de farmacia hospitalaria, asociaciones de pacientes y periodistas sanitarios? ha tenido en cuenta más de 900 indicadores estructurales de actividad asistencial, funcional, rendimiento y calidad.

¿Qué ventajas me ofrece el seguro de salud privado?

Vistos los hospitales, cabe recabar las ventajas que tiene contar con un seguro de salud en general. Las más significativas son:

  • Rapidez y agilidad. Con un seguro privado puedes realizarte pruebas diagnósticas y obtener los resultados rápidos.

  • Urgencias. Un seguro de salud te permite acceder a las consultas de especialistas con rapidez. Las salas de espera en centros privados no suelen estar masificadas.

  • Hospitalización. Es posible elegir el hospital en el que te interese que te atiendan. Además tú y tus familiares estaréis más cómodos y tranquilos si necesitas que te ingresen. Las habitaciones suelen ser individuales.

  • Asistencia especializada. Con el seguro privado puedes acceder a un gran número de especialistas y en su mayoría podrás hacerlo sin pasar por la atención primaria.

  • Amplio cuadro médico. Con un seguro privado tienes la posibilidad de acudir al médico que desees. Puedes elegir el centro de salud y quien te va a atender dentro de un amplio abanico de hospitales privados y profesionales.

  • Atención dental. Los seguros de salud te ofrecen una gran diversidad de atenciones sanitarias dentales. Hay que añadir que muchos de los tratamientos que no están cubiertos, económicamente en la sanidad pública, en un centro privado sí lo están. Los seguros dentales pueden ser un importante ahorro para aquellos usuarios que requieran de un tratamiento de odontología de largo plazo.

  • Tratamientos y técnicas innovadoras. Los centros privados suelen tener a disposición del paciente tratamientos innovadores y las últimas técnicas sanitarias. También puedes contar con una segunda opinión médica.

  • Atención Internacional. Gracias a las pólizas privadas no tendrás que hacer frente a grandes gastos si te tienen que atender en un país fuera de la Unión Europea. Conocer la cobertura de un seguros médico internacional es fundamental para viajar tranquilo al extranjero.

  • Centros en todo el territorio nacional. Aunque el seguro privado lo contrates en tu ciudad, también puedes acceder a centros de todo el territorio nacional.

  • Coberturas adicionales. Un seguro privado puede parecerte un gasto extra, pero debes tener en cuenta las ventajas que te ofrece. La prima puedes pagarla según tus necesidades: cobertura de reembolso, cobertura de farmacia, cobertura de accidentes laborales.

  • Medicina alternativa. En algunos casos la medicina convencional es apoyada por otros tratamientos alternativos, por ejemplo la acupuntura o la homeopatía. Si deseas usarlos, algunos seguros de salud también los incluyen.

Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico
COMPARA AHORA
Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR