Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

¿Cómo funciona el seguro Vivienda No Permanente de Helvetia?

Con el seguro de hogar Helvetia Vivienda No Permanente puedes disfrutar de un seguro multirriesgo para tu segunda vivienda casi tan completo como si se tratara de una póliza para tu vivienda habitual. Presenta algunas limitaciones en cuanto a las coberturas, sobre todo respecto a la póliza Vivienda Permanente, pero su nivel de protección es muy similar. Con Vivienda No Permanente aseguras tu casa frente a todo tipo de riesgos, inclusive frente a robo y expoliación. Puedes, además, contar con multitud de servicios gratuitos para ti y para tu familia. Además, permite añadir garantías que van más allá de la protección del hogar, como un seguro de accidentes. E incluso es posible incluir en su cobertura los vehículos del garaje.

Detalles de Helvetia Hogar Vivienda No Permanente

Helvetia Hogar Vivienda No Permanente
Incendio y otros daños
Daños por helada
Alimentos refrigerados
Roturas
Reposición de llaves y cerraduras
Bienes de terceros
Coberturas consecuenciales
Responsabilidad civil de la vivienda
Defensa jurídica
Servicios de asistencia
Coberturas destacables del seguro Vivienda No Permanente

Independientemente de la modalidad de seguro que contrates con Helvetia Hogar, puedes disfrutar de su amplia lista de servicios de asistencia. Gracias a ellos, podrás resolver dudas médicas, contar con un manitas a domicilio que repare tus electrodomésticos de línea blanca, proteger a tus hijos de Internet con el control parental y contar con asistencia informática general, obtener asesoramiento jurídico presencial y realizar consultas de veterinaria.

"En caso de daños cubren el 100% de su importe, que se calcula en función del valor de nuevo"

La garantía de roturas que ofrece Helvetia -tanto en este como en su seguro Vivienda Permanente- es una de las más extensas que puedes encontrar en el mercado. Contempla la rotura de cristales, lunas, vidrieras y espejos, que es lo habitual. Pero también se incluyen las piezas de metacrilato y similares, la loza de aparatos sanitarios y fregaderos, las encimeras y tapas de piedra natural o artificial y las placas de vitrocerámica e inducción. Además, en caso de daños cubren el 100% de su importe, que se calcula en función del valor de nuevo.

En caso de robo en tu vivienda no permanente, todo está cubierto. Incluso si en ese momento hubiera en la casa bienes de terceros y se los llevan. Helvetia ofrece hasta 1.000 euros de indemnización para este supuesto. Además, cubre el robo de muebles y enseres -el 100% de su valor-, de dinero en efectivo -dentro y fuera de la caja fuerte- y de joyas. Incluso contempla los casos de hurto dentro de la vivienda, con un límite de 1.800 euros al año para este supuesto.


¿Qué no cubre el seguro Vivienda No Permanente?

Son pocas las coberturas con las que no puedes contar en Vivienda No Permanente de Helvetia. Pero las hay. Es el caso de las prestaciones por inhabitabilidad temporal; algo que, por otra parte, tiene su lógica, ya que se trata de un seguro para una segunda vivienda en la que no resides habitualmente. Sí se contemplan, en cualquier caso, los gastos de demolición, salvamento y restauración estética del continente -las denominadas "Coberturas consecuenciales"-.

"... no puedes contar con cobertura fuera del hogar, en caso de atraco ..."

Aunque el robo, la expoliación y el hurto dentro de la vivienda quedan cubiertos, no puedes contar con cobertura fuera del hogar, en caso de atraco -efectivo, bienes y tarjetas-, de robo en desplazamientos temporales y en estancias fuera del hogar. Tampoco puedes asegurar tus objetos de valor especial frente al riesgo de robo.

Como ocurre en Vivienda Permanente, necesitarás asegurar el contenido si quieres contar con garantías como el seguro de accidentes y las prestaciones para animales domésticos que plantea Helvetia. Además, en el caso de la cobertura de Animales domésticos, los límites se pactan por separado y se decide el "capital propio" destinado para esta garantía, que se especifica en las condiciones particulares de cada póliza y no puede superar los 1.200 euros.


¿Qué cubre Helvetia Seguros?

Con Helvetia Seguros sales ganando. Porque a la hora de ofrecerte una indemnización por los daños que sufran tus bienes o el continente de la vivienda, siempre va a calcular el valor de nuevo. Además, tu póliza se revaloriza automáticamente. Por si fuera poco, también te ofrecen un 20% de descuento solo por contratar online cualquiera de sus pólizas.

¿Has perdido las llaves de tu casa? Ningún problema. Helvetia se ocupa de sustituir la cerradura y de reponer las llaves y costea el 100% de los gastos. Y no es necesario que te hayan robado y hayan forzado la puerta para disfrutar de esta cobertura, como se plantea en pólizas de hogar similares. En cualquier caso, si esto ocurre, también cuentas con este atractivo servicio de cerrajería y todos los gastos cubiertos.

Razones para contratar el seguro Vivienda No Permanente de Helvetia

Pocas compañías te dan una protección tan completa, y más si se trata de un seguro pensado para segundas residencias. Lo habitual en estos casos es ofrecer una cobertura esencial a la que se suman algunas garantías específicas -robo, ocupación ilegal de la vivienda, etc.- pero sin tener en cuenta todos los riesgos que Helvetia sí considera. Tampoco es frecuente que puedas contar con tantos servicios gratuitos como los que te da Helvetia, solo por ser asegurado. Además, de ti depende tener un seguro todavía más completo que incluya a tus mascotas e incluso al coche que tengas aparcado en el garaje. Helvetia te ofrece libertad de elección y eso suma puntos frente a otras opciones.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR