Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Hipoteca sin entrada

Una hipoteca sin entrada financia la totalidad de la vivienda. Descubre cómo son aquí

Una hipoteca sin entrada permite comprar una vivienda sin tener ahorros previos. Actualmente, este tipo de préstamos hipotecarios no son habituales en las carteras de productos de los bancos. De hecho, son escasas las entidades que las facilitan y, además, en casos muy concretos.

No obstante, si estás buscando una hipoteca sin entrada, en el comparador de hipotecas de Acierto.com te podemos ayudar a localizar las que más se adaptan a ti. Fácil, rápido y sin quebraderos de cabeza.

Compara 40 entidades bancarias en 2 minutos y contrata la mejor hipoteca
HIPOTECAS SIN ENTRADA

Qué quiere decir hipoteca sin entrada

Una hipoteca sin entrada es lo mismo que una hipoteca 100 por cien. Esto es, un tipo de financiación que cubre la totalidad del valor de tasación o compraventa de una vivienda. Se trata de una opción para aquellas personas que se tienen que comprar un inmueble y no tienen ahorros previos.  

Con todo, desde el comparador de hipotecas de Acierto.com, como expertos en la materia, tenemos que informarte de que, aunque hace años la hipoteca sin entrada era un producto habitual en el mercado financiero español, ya no lo es. Te lo explicamos.  

En la actualidad, lo más común cuando se va a pedir una hipoteca es que el banco financie hasta el 80 % del valor de tasación o compraventa. El 20 % restante, lo que se conoce como entrada, lo tiene que asumir el comprador. Y se hace así para, por una parte, que el banco esté protegido en caso de impago y, por otra, para que el titular demuestre su capacidad económica.  

Pero no solo eso. Tanto en una hipoteca convencional como en una hipoteca sin entrada, el futuro titular deberá tener también ahorrado el dinero suficiente para hacer frente a los gastos de compra de la vivienda y a los gastos de la hipoteca. Se estima entre un 10 % y un 15 % del valor del inmueble.  

hipoteca sin entrada

Ejemplo de hipoteca sin entrada

Te ponemos un ejemplo con números. El valor de compraventa de un piso es de 150.000 euros. En el caso de una hipoteca convencional, que financia hasta el 80 %, se deberán tener ahorrados 30.000 euros de entrada y entre 15.000 y 22.500 euros para los gastos. En total, y tirando hacia arriba, 52.500 euros. En cambio, si hablamos de una hipoteca sin entrada, se deberán tener ahorrados entre 15.000 y 22.500 euros.  

Condiciones de las hipotecas sin entrada

Aunque algunos son similares a los requisitos de una hipoteca convencional, los de una hipoteca sin entrada son más rigurosos. Te listamos aquí las condiciones más habituales:  

  • Tener unos ingresos fijos y justificables
  • Disponer de un contrato laboral fijo, estable y con cierta antigüedad.  
  • Contar con ahorros suficientes para hacer frente a los gastos de la compraventa (te recordamos que pueden ser entre 10 % y 15 % del valor del inmueble). 
  • No superar la ratio de endeudamiento: que no se destine más del 35 % del sueldo a pagar deudas.   
  • Contar con algún aval, personal o material (otra vivienda, por ejemplo), que sirva de garantía de pago.  
  • Presentar la documentación que nos pidan (más adelante te los detallaremos, pero, entre ellos, últimas declaraciones de la renta, documentación vigente, extractos bancarios...).  
  • Tener un perfil financiero impoluto y no haber estado nunca en listados de morosidad.  

Riesgos de pedir una hipoteca sin entrada

Una hipoteca sin entrada es, como hemos apuntado al inicio, una opción a considerar si se tiene que comprar una vivienda y no se tienen ahorros suficientes para cubrir la entrada y los gastos que genera la adquisición.  

A pesar de ello, una hipoteca sin entrada es un producto financiero que conlleva ciertos riesgos. No en vano estamos hablando de asumir una deuda por un importe elevado a devolverla en muchos años. Te listamos algunos riesgos que tiene una hipoteca sin entrada: 

  • El nivel de endeudamiento que se asume con una hipoteca sin entrada es elevado. 
  • Cuanto más largo sea el plazo de amortización se alarga, más intereses se pagarán. 
  • Es posible que se tengan que presentar avales (materiales, como otra vivienda, o personales) que cubran la deuda en caso de haber impagos.  
  • Siguiendo con los impagos, si los hubiera y se produjera un embargo, puede suceder que el capital pendiente de devolver sea mayor que el 80% del valor de la tasación: se perdería el inmueble y todavía habría deuda por pagar.   

Como conseguir hipotecas sin entrada

Conseguir una hipoteca sin entrada, aunque puede resultar difícil, no tiene por qué ser totalmente imposible. De hecho, hay algunas fórmulas que pueden facilitar la tarea. Te explicamos a continuación algunos puntos que te pueden ayudar a conseguir una hipoteca sin entrada:  

  • Tener un buen perfil laboral y crediticio: ser solvente, tener unos ingresos elevados y un trabajo estable, disponer de ahorros, inversiones o propiedades... 
  • Tener menos de 35 años: algunos bancos tienen una oferta específica conocida genéricamente como hipoteca joven. Estas financiaciones son hipotecas al 90 por ciento o incluso más, y están destinadas a personas de una determinada edad, con ingresos estables y elevados.  
  • Comprar un piso del banco: las entidades suelen flexibilizar requisitos y ampliar considerablemente el porcentaje de financiación a aquellas personas que compran una vivienda de su inmobiliaria.  
  • Presentar garantías: dicho de otra manera, avales. Estos pueden ser personales (otra persona) o materiales (inmuebles) que se responsabilizarán de las cuotas en caso de impago por parte del titular.  
  • Que el valor de tasación sea más elevado que el de compraventa. Hay entidades que amplían el porcentaje de financiación si el precio por el que se compra la vivienda es inferior al valor que señala la tasación.  

la mejor hipoteca sin entrada

Dónde conseguir hipotecas sin entrada

Las hipotecas sin entrada eran comunes hace algunos años, antes de la crisis entre 2007 y 2012. Ahora son pocas las entidades que ofrecen estas financiaciones por más del 80 % del valor de tasación o compraventa del inmueble. De hecho, en rara ocasión se conceden hipotecas 100 por cien aunque sí que a las veces se facilitan hipotecas al 90 por ciento. 

Hacemos ahora un pequeño recorrido por varias entidades, para descubrir si facilitan o no hipotecas sin entrada.

Hipotecas sin entrada en La Caixa (CaixaBank)

En la actualidad, CaixaBank no publicita ninguna hipoteca que financie más del 80 % del valor de tasación o compraventa de un inmueble, el más bajo de los dos. Por tanto, si estás buscando una hipoteca sin entrada es difícil que puedas conseguirla. Con todo, si ya eres cliente de la entidad y tienes un buen perfil crediticio y financiero es posible que tengas alguna posibilidad de conseguir una hipoteca sin entrada en La Caixa (o, más que sin entrada, que se le acerque).  

Hipotecas sin entrada en BBVA

Según ha podido comprobar el comparador de hipotecas de Acierto.com, tras analizar su cartera de productos, no existen hipotecas sin entrada en BBVA. Pero, de la misma manera que sucede con otras entidades, si se tiene un buen perfil crediticio y si se es cliente de la entidad, se pueden conseguir mejores condiciones. Es decir, una hipoteca que financie un porcentaje superior al 80 % del valor de tasación o compraventa del inmueble. 

Hipotecas sin entrada en ING

Siguiendo el hilo, tampoco hemos localizado ninguna hipoteca sin entrada en ING. De hecho, indica que sus hipotecas financian hasta el 80 % del valor de tasación de la vivienda habitual. Eso sí, a diferencia de otras entidades, ING ofrece un plazo de amortización mayor. Si normalmente se alarga hasta 30 años, en ING se extiende hasta los 40.  

Hipotecas sin entrada en Banco Santander

Si estás buscando una hipoteca sin entrada en Banco Santander, sí existen más posibilidades de acercarse a esta opción. Y es que más que una hipoteca sin entrada en Banco Santander, encontrarás una financiación que te facilitará hasta el 95 % del menor valor entre el precio de compraventa y el valor de tasación.  

Eso sí, se han de tener unas características concretas ya que el único producto que lo facilita es la hipoteca joven, destinada a menores de 36 años.  

Compara hipotecas sin entrada en Acierto.com 

Como te hemos explicado, localizar una hipoteca que no requiera de entrada es complicado. A pesar de ello, en el mercado bancario se pueden encontrar opciones que, aunque no lleguen al 100 % de financiación, se aproximen.    

Para ello, utilizar el comparador de hipotecas de Acierto.com es una buena opción. A través de él podrás ver qué opciones tienes actualmente en el mercado, con sus características, variables y condiciones. Solo tendrás que responder un breve cuestionario y te facilitaremos un estudio personalizado gratis y sin compromiso.  

Para que te hagas una idea, estas son las preguntas que tendrás que responder:  

  • Finalidad de la hipoteca (comprar una primera o segunda vivienda, etc.).  
  • Cuál es el valor del inmueble
  • Cuántos ahorros tienes (en tu caso, si estás buscando una hipoteca sin entrada, tendrás que señalar 0).  
  • El número de titulares que tendrá la hipoteca. 
  • Qué tipo de contrato laboral (indefinido, temporal, autónomo, etc.) tiene el titular de la hipoteca con mayores ingresos. 
  • Suma del total de ingresos de todos los titulares
  • Si se tienen otros préstamos, cuánto se paga por ellos cada mes. 
  • Cuándo se va a suscribir la hipoteca. 
  • Provincia en la que está situado el inmueble que se va a comprar. 
  • Datos de contacto (nombre y apellidos, teléfono, mail...) para enviarte el estudio personalizado y, si se quiere, hablar con nuestros agentes expertos. 

Para poder ajustar al máximo las propuestas, te pedimos la máxima sinceridad en tus respuestas. Además, te recordamos que el estudio que te hagamos, que es personalizado, y la ayuda de nuestros expertos es gratis y sin compromiso.  

Ventajas de comparar hipotecas sin entrada en Acierto.com 

Contratar una hipoteca sin entrada es una decisión financiera muy importante, que se tiene que tomar con mucha seguridad. Entre otros, por las implicaciones que conlleva: asumir una deuda de un importe elevado durante muchos años.  

Por tanto, hay que estudiar varias opciones para ver cuál cubre nuestra necesidad y, sobre todo, cuál se adapta a nuestra realidad financiera, a nuestro bolsillo. En estos casos, usar el comparador de hipotecas de Acierto.com es una buena opción, ya que a través de él verás de una forma fácil y rápida qué bancos presentan alguna hipoteca sin entrada. 

 Y es que, a través del comparador de hipotecas de Acierto.com podrás: 

  • Qué bancos, si es que alguno dispone de ellas en su cartera, ofrecen una hipoteca sin entrada.  
  • Recibir una oferta personalizada, con un listado de hipotecas cuyas condiciones se adaptan mejor a tu perfil y necesidades. 
  • Comparar tipos de interés, requisitos y productos bonificados que las entidades ofrecen en sus hipotecas. 
  • Simular cómo quedarían las cuotas, tanto en una hipoteca fija como en una hipoteca variable. 
  • Disponer de la ayuda, gratis, de nuestros agentes, que te ayudarán a resolver cualquier duda que pueda surgir. 
  • Ahorrar tiempo al no tener que acudir varias veces al banco (para pedir cita previa, para explicar tu caso, llevar documentación...) podrás acceder a la oferta de las principales entidades online, desde cualquier sitio, en minutos. 
  • Ahorrar dinero: los servicios de comparativa y ayuda de los agentes de Acierto.com son gratis y sin compromiso para ti. 

Además, podrás hacer todo el proceso con total tranquilidad ya que las preguntas que te hagamos serán las estrictamente necesarias para evaluar tu caso. Así, tomamos todas las medidas de seguridad necesarias, y que están a nuestro alcance, para garantizar la seguridad de la información. 

Conseguir una hipoteca sin entrada: alternativas

Como hemos ido viendo, conseguir una hipoteca sin entrada es, actualmente, complicado. Pero, que sea difícil no quiere decir que sea imposible. De hecho, existen alternativas para intentar hacerse con una hipoteca sin entrada. Te explicamos a continuación las más destacadas.  

Hipoteca sin entrada, más fácil si eres solvente 

Si en una hipoteca convencional es muy importante, en una hipoteca sin entrada aún lo es más. Cuanto mejor sea tu perfil económico y financiero, más opciones tendrás de conseguir una. Así, si tienes un buen trabajo, con buenos ingresos, estabilidad y antigüedad laboral, ninguna deuda (o por muy bajo importe) y no has estado nunca en listados de morosidad, es posible que el banco escuche tu solicitud. Para ello, tendrás que demostrarlo aportando la documentación que te soliciten.

Presenta garantías para conseguir una hipoteca sin entrada 

Uno de los problemas de una hipoteca sin entrada es el riesgo que implica. Entre ellos, la posibilidad de impago que, en los ojos de los bancos, es mayor. En este sentido, si presentas avales o garantías que cubran la deuda en el caso que no se pagara, puedes tener bastante avanzado.  

Recuerda que, básicamente, existen dos tipos de avales: 

  • Personales: alguien que cubrirá la deuda. A la hora de hacer la solicitud de la hipoteca y presentarlo como tal se estudiará su perfil como si fuera él mismo quien la solicita.  
  • Materiales: otro inmueble, obras de arte, cuentas de ahorro, etcétera.   

Cuándo contratar un tipo de seguro de hogar más completo

En la actualidad, los bancos conceden hipotecas por más de un 80 % del valor de compraventa de un piso en casos muy concretos. Entre ellos, cuando se compra un inmueble de su propia cartera inmobiliaria. Así, revisa los pisos que tienen los bancos y, si te interesa alguno, acude a la entidad. Es posible que te ofrezcan condiciones ventajosas en la financiación como mejores tipos de interés, menos comisiones o, incluso, la posibilidad de conseguir una hipoteca sin entrada.   

Preguntas sobre las hipotecas sin entrada 

Como has podido ver, conseguir una hipoteca sin entrada es bastante complicado. Con todo, insistimos, no imposible. Si ya estás empezando a gestionar la tuya, es posible que te surjan algunas otras dudas. Estas son algunas preguntas frecuentes sobre hipotecas sin entrada que nos han hecho usuarios de Acierto.com. 

¿Puedo conseguir una hipoteca sin aval ni entrada?

Conseguir una hipoteca sin entrada ni aval es muy complicado, como te hemos ido contando en esta guía. Los bancos quieren asegurarse de que, en caso de impago, están cubiertos. Por tanto, y dada la peculiaridad de este producto, es muy posible que no puedas conseguir una hipoteca sin entrada si no presentas algún aval o garantía.

¿Es necesario un seguro para pedir una hipoteca sin entrada?

A la hora de contratar una hipoteca, el único seguro de obligada contratación es el seguro de hogar, conocido popularmente como seguros de daños. Pero que la obligatoriedad no implica que se tenga que contratar con la entidad en la que se suscribe la hipoteca. Así, puedes optar por buscarlo de forma externa y usar, por ejemplo, una herramienta como el comparador de seguros de hogar de Acierto.com.  

A la hora de contratar una hipoteca, el único seguro de obligada contratación es el seguro de hogar, conocido popularmente como seguros de daños. Pero que la obligatoriedad no implica que se tenga que contratar con la entidad en la que se suscribe la hipoteca. Así, puedes optar por buscarlo de forma externa y usar, por ejemplo, una herramienta como el comparador de seguros de hogar de Acierto.com.

Documentación para conseguir una hipoteca sin entrada

Como con cualquier producto de financiación, al hacer la solicitud de una hipoteca sin entrada el banco o financiera nos pedirá que le presentemos algunos documentos. Con ellos estudiará nuestro perfil económico y financiero para determinar la viabilidad de la operación. Básicamente, si somos solventes y vamos a devolver el dinero prestado más los intereses que genere en el tiempo acordado.  

Aunque cada entidad puede pedir otros documentos, estos son los más comunes

  • Documentos de identidad, sin caducar, de los solicitantes (DNI, NIE, pasaporte). 
  • Vida laboral actualizada.  
  • Extractos con los movimientos bancarios de los dos o tres últimos meses.  
  • Dos o tres últimas declaraciones de la renta
  • Documentos sobre la vivienda a hipotecar (tasación, etcétera). 
  • Si hubiera otros préstamos, recibos y justificantes.  
  • Contrato y últimos recibos, si se vive de alquiler.  
  • Si se tuvieran otros bienes, comprobantes o escrituras. 
  • Justificantes de otros ingresos que pudiera haber más allá de la nómina (por ejemplo, rentas).  

Además, si quien pide una hipoteca sin entrada es asalariado se le pedirá: 

  • Copia del contrato laboral.  
  • Dos o tres últimas nóminas

Pero, si fuera autónomo

  • Pagos trimestrales del último año y declaración anual del IVA. 
  • Declaración del IRPF. 
  • Últimos pagos a la Seguridad Social.