¿Quién cubre los gastos médicos de un accidente de tráfico?

El quid de la cuestión radica en el tipo de implicación en el siniestro

Un accidente de tráfico es una situación realmente desagradable, sobre todo si se producen lesiones. Unas complicaciones que, más allá de su carga física,  generan unos gastos médicos que no siempre se encuentran cubiertos por el seguro del coche. De ahí que sea fundamental que conozcas si tu póliza te protege en ese caso. En este artículo te explicamos, de manera exhaustiva, todos los pormenores que debes tener en cuenta.

El quid de la cuestión, no obstante, depende del rol del accidentado en dicho siniestro, es decir, no es lo mismo si eres el conductor responsable que si viajabas de pasajero. En cualquier caso, el coste sanitario no lo asume la Seguridad Social, sino la compañía aseguradora en cuestión. Dicho lo cual, cabe recordar que en nuestro país es obligatorio circular con un seguro de coche, en concreto la llamada póliza de Responsabilidad Civil Obligatoria, que se hace cargo de los pasajeros del vehículo y, si se da la circunstancia, de los del otro coche implicado. Ahora bien, no te cubre a ti como conductor.

UNESPA y los convenios sanitarios

Para controlar la asistencia médica en los accidentes de tráfico, la Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA), el Consorcio de Compensación de Seguros y diversas entidades sanitarias públicas y privadas se han unido mediante convenios de colaboración con la finalidad de simplificar y agilizar los trámites y gestiones administrativas.

Mediante estos convenios cada una de las aseguradoras implicadas se compromete a pagar los gastos asistenciales que precisen los ocupantes del vehículo asegurado, a excepción de los gastos de asistencia sanitaria prestada al conductor del mismo, que quedan a cargo del Seguro de Responsabilidad Civil del contrario.

La póliza mínima con la que todo vehículo debe contar es la de Responsabilidad Civil Obligatoria

Los convenios vigentes son:

  • Asistencia médica en el sector público: existen tantos acuerdos como comunidades autónomas. Esto incluye toda la red de hospitales a su cargo, asistencia en urgencias, hospitalización, rehabilitación y traslados sanitarios. La facturación a la compañía se hace por servicio realizado, con excepción de Navarra y la Comunidad Valenciana, que la realizan a través de módulos.
  • Asistencia médica en el sector privado: el régimen es como el público pero no se encuentra toda la red sanitaria privada, sino solo aquellos grupos, hospitales o clínicas adheridos expresamente.
  • Emergencias sanitarias: engloba la red pública de emergencias sanitarias tanto para medios terrestres como aéreos.
  • Convenio con el SAMUR: se trata de un acuerdo en el ámbito del municipio de Madrid.

Seguro Responsabilidad Civil

Todo coche, independientemente del tipo que sea, debe tener un seguro por ley. La póliza mínima con la que debe contar es la de Responsabilidad Civil Obligatoria. Se trata de un seguro que tiene como objetivo principal cubrir cualquier daño a terceros que podamos causar mientras conducimos. Estos pueden ser de dos tipos: físicos o personales y materiales. Se refiere a los daños a terceros, pues deja sin cubrir cualquier daño propio (físico o material).

Sin embargo, cada vez más, los seguros a Terceros incluyen coberturas que están empezando a considerarse también básicas, y que complementan y amplían el seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria. Algunas de estas coberturas son: la Responsabilidad Civil Voluntaria, la Asistencia en Viajes, etcétera.  

La importancia del Seguro del Conductor

Una solución sería contratar un seguro del conductor,  una cobertura adicional que incluye los gastos de asistencia sanitaria propia. También cubre una parte del capital en caso de invalidez o fallecimiento. De ahí que sea muy importante plantearse la concertación de este seguro también llamado de accidentes del conductor.

Habitualmente, esta cobertura garantiza los gastos médicos y farmacéuticos derivados de las lesiones personales sufridas por el conductor asegurado en un accidente. Esto es, la asistencia sanitaria, el traslado desde el lugar del accidente al hospital más próximo e, incluso, otros gastos relacionados con el siniestro, como por ejemplo los accesorios ortopédicos que puedan necesitarse. No obstante, hemos de fijarnos en los límites que algunas aseguradoras imponen, tanto de dinero (oscila entre los 3.000 y los 100.000 euros) como de tiempo (de uno a tres años desde la fecha del siniestro) a la hora de afrontar los gastos sanitarios.

Habitualmente, esta cobertura garantiza los gastos médicos y farmacéuticos derivados de las lesiones personales sufridas por el conductor asegurado en un accidente

Asimismo, como hemos mencionado,  este seguro da derecho al conductor a una indemnización por daños físicos permanentes, es decir, invalidez total o parcial. Pero, de nuevo, con limitaciones. La cantidad mínima suele de ser de unos 12.000 euros. También se incluye el pago de una compensación a los familiares, en caso de fallecimiento del conductor. La cantidad mínima suele de ser de unos 12.000 euros.

No obstante, la gran mayoría de las compañías aseguradoras ofrecen la posibilidad de ampliar este seguro del conductor con, por ejemplo, el incremento de las indemnizaciones por invalidez o fallecimiento. Además, existen los servicios de psicoterapia para los casos en los que el accidente ha supuesto un trauma. En cualquier caso, siempre tendremos la opción de contratar un seguro a Todo Riesgo, el más completo en coberturas.

Por otra parte, hemos de subrayar que los accidentes laborales lo cubren las mutuas, por lo que si eres asalariado y sufres un accidente de tráfico como conductor (culpable) realizando un viaje con tu vehículo acudiendo o volviendo del trabajo se considerará accidente laboral, concretamente, viaje in itinere.

¿Qué ocurre si no tengo seguro?

En caso de que no tengas contratado ningún tipo de seguro para tu automóvil, podrías verte envuelto en numerosos problemas. Para empezar, los agentes de la autoridad podrán ponerte una multa que oscilará entre los 601 euros y los 3.000 euros, dependiendo de las condiciones en que hayas sido interceptado. Además de la sanción económica, te inmovilizarán el coche. Además, si tienes un accidente con un tercero, tendrás que cargar con todos los gastos ocasionados por daños (ya sean físicos o materiales).

Dicho lo cual y para encontrar la opción que mejor se adapte a tus características personales, te recomendamos que te valgas del comparador de seguros de Acierto.com, donde podrás cotejar las alternativas que te ofrece el mercado. Todo de la mano de asesores expertos y con el mejor precio garantizado.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR