5 razones para contratar un seguro de hogar para tu segunda residencia

Por qué asegurar tu segunda vivienda y qué pólizas específicas existen para hacerlo

Has invertido un capital o te has rehipotecado adquiriendo un segundo hogar para darles lo mejor a tu familia: los veranos junto al mar, los domingos de barbacoa en el jardín… Una segunda vivienda es una inversión en tiempo de calidad y una solución definitiva para el tiempo vacacional. ¿Por qué arriesgarlo todo no contratando un seguro para protegerla?

No vivir todo el año en una casa no es motivo para escatimar en seguros. Sin embargo, es muy frecuente que los propietarios piensen lo contrario, a juzgar por el “censo” de hogares vacacionales (segundas residencias) que no cuentan con ningún tipo de póliza. La inmensa mayoría prescinde de ellas por ahorrar, pese a que existen soluciones específicas en el mercado para este tipo de viviendas que se adaptan a las necesidades de estos dueños.

Qué es una segunda vivienda para tu seguro

El mercado de los seguros define el tipo de vivienda en función del uso que se le da. La vivienda principal es el hogar en el que residís tú y tu familia la mayor parte del año y probablemente contará con un seguro: máxime si sois una familia de cuatro, el target predilecto de los seguros de hogar. Es el que mayor cobertura necesita, puesto que en el día a día pueden presentarse muchas situaciones en las que os vendrá bien contar con el respaldo de una entidad de seguros.

Una segunda residencia es aquella en la que resides de forma ocasional o periódica y que tiene unas necesidades diferentes en lo que respecta al seguro

Una segunda residencia o casa de vacaciones es aquella en la que resides de forma ocasional o periódica y que tiene unas necesidades diferentes en lo que respecta al seguro. Como no es tu hogar habitual, puede que no necesites que cubra la reparación de electrodomésticos o el contenido, si no son objetos de gran valor. Pero sí querrás que esté protegida en caso de robo o que la compañía te indemnice si la casa sufre daños que afecten a su estética (ojo, que las pintadas o grafitis suelen excluirse en esta cobertura).

Con la cobertura de daños estéticos (que no suele incluir un seguro de hogar normalmente) te cerciorarás de que siempre mantendrá la apariencia original de la vivienda, tanto la pintura como sus elementos decorativos (suelos, molduras, azulejos, baldosas, etcétera) si se producen daños en los mismos o si como consecuencia de un siniestro se tienen que cambiar.

Puede que tu segunda casa esté alquilada en periodos no vacacionales. O justo lo contrario: que por su ubicación la gestiones como un apartamento turístico y permanezca arrendada durante el verano. En este caso, te interesa contar con un seguro que tenga en cuenta lo mismo que el seguro de tu hogar principal, puesto que es más probable que se produzcan pequeñas averías, daños por agua o situaciones en las que como propietario debas asumir la responsabilidad civil de los daños producidos por tu inquilino.

¿Por qué asegurarla si no vivo allí todo el año? 5 razones

Porque tu casa sigue teniendo unas necesidades. Y si no vives allí, con más motivo. Los chalets suelen ubicarse en zonas residenciales alejadas de los pueblos y son precisamente por eso los más cotizados por los amigos de lo ajeno. La falta de vigilancia (a no ser que cuentes con una alarma o la urbanización tenga seguridad privada) puede facilitarles la entrada a tu casa.

Ya no es solo lo que puedan robar, son los destrozos que causan para poder acceder a la vivienda. Con una póliza de hogar, esto no supondría un problema a nivel económico, ya que la compañía se encargaría de cubrir los gastos de reparación de la cerradura, por ejemplo. Depende de la póliza con la que cuentes, la cobertura por robo puede incluir también el contenido, por el que recibirías una indemnización.

El continente (la estructura de la casa) se puede ver dañado por muchos supuestos como fenómenos atmosféricos, incendio o humo

Ten en cuenta también que el continente (la estructura de la casa) se puede ver dañado por  muchos supuestos: fenómenos atmosféricos, incendio, humo, etcétera. Seguros como el de Mutua Madrileña cuentan además con una cobertura específica de inhabitabilidad de la vivienda propia o desalojo forzoso, a consecuencia de un siniestro: siempre y cuando dicho siniestro esté cubierto y así esté reflejado en las condiciones de la póliza.

Además, te puedes beneficiar de las ventajas de una póliza flexible que te permite configurar el seguro a la medida de lo que buscas, teniendo en cuenta si guardas en esa casa objetos de valor que quieras asegurar (o sea, cubriendo también el continente) o si quieres añadir coberturas como la reparación de electrodomésticos porque utilizas la casa con bastante frecuencia.

Seguros específicos para segundas residencias

Según el uso que le des a esa segunda residencia, puedes elegir entre pólizas más o menos completa.

  • Reale, por ejemplo, contempla una larga lista de coberturas básicas entre las que se encuentran los daños por agua, las averías eléctricas, incendio, explosión o caída de rayo, actos vandálicos o malintencionados, responsabilidad civil, defensa jurídica o asistencia las 24 horas del día para cualquier avería o solicitud.

  • Mutua Madrileña también cuenta con una póliza muy completa, que incluye también la pérdida de alquiler, la reposición de llaves y cerraduras y los daños estéticos, ofreciendo una indemnización de hasta 1.500 euros. Incluso te permite asegurar un 10% de los objetos de valor.  

  • En Plus Ultra te ofrecen su póliza Hogar Plus, que protege tu segunda residencia frente a siniestros (en caso de incendio o cualquiera que afecte a la estética de la casa), robos (incluyendo las joyas), rotura de cristales o rotura de electrodomésticos (eso sí, solo los de línea blanca).

  • AXA también te ofrece una solución para tu hogar vacacional. Con Hogar Flexible, puedes diseñar la póliza con las coberturas que necesita tu otra casa.

Tengas la casa que tengas, lo principal es que asegures tu tranquilidad contratando un seguro de hogar para ella. Si el precio es lo que te preocupa, siempre puedes comparar para encontrar seguros de hogar baratos y que cumplan con todas tus expectativas gracias al comparador de seguros online Acierto.com.

Hogar
Compara precios de 10 aseguradoras y ahorra hasta 50% en el seguro de tu hogar
COMPARA AHORA
Vida
Compara y ahorra hasta 200€ en tu seguro de vida

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR