Seguros de quad, ¿cuál me conviene más?

Todo lo que debes saber para asegurar y conducir con precaución estos vehículos

No todos los vehículos son iguales, ni por sus características, ni por su seguridad ni tampoco por el uso que se le va a dar. Esto resulta una obviedad, pero hay en algunos casos que quizá no podría resultar tan evidente. El caso de los quads es muy particular y aunque parezca que es una moto con cuatro ruedas, no es exactamente así, ni por sus peculiaridades ni por la función que cumplen. Por este motivo las compañías de seguros normalmente consideran a estos vehículos con diversos matices dada su naturaleza, que les hace en algunos casos estar considerados como un grupo aparte respecto a las motos.

Aún así, en general se les puede englobar dentro de la categoría de las motocicletas aunque con un primer matiz identificativo al estar habitualmente destinadas al ocio. Además, cuentan con cuatro ruedas, una morfología de gran anchura y un control mediante manillar parejo al de las motos. Pero hay que observar que frente a estas, un quad suele ser más complicado de asegurar ya que son vehículos que las compañías estiman más tendentes a sufrir percances y accidentes, por lo que suelen tener mala fama.

Pero, ¿Qué es un Quad?

Se trata de un vehículo con unas características especiales, basadas en que tienen cuatro o más ruedas, sin carrocería y que su uso está destinado para funciones muy concretas y que están diseñados para una conducción fuera de la carretera.

Aunque los quads sean de cuatro ruedas, esto no garantiza que cuenten con una mayor estabilidad que las motos convencionales

Como hemos dicho son vehículos que atesoran mala fama, en especial dada su singularidad de tener cuatro ruedas. En principio puede parecer que esta facultad les dota de mayor estabilidad en referencia a su seguridad pero, lejos de ser así, tienen tendencia a volcar más que las motos. Estos sucesos suelen darse sobre todo en conductores de poca experiencia, y sumado al hecho de que su uso se enmarca en circunstancias de carácter extremo y que no es tan sencillo de conducir como puede parecer a priori, suele provocar que a la hora de conducirlo se asuman más riesgos de los necesarios con lo que eso conlleva, tales como saltos, derrapes y demás.

El tipo de conducción es un factor que siempre tienen en cuenta las compañías de seguros para establecer un precio para la póliza que se quiera contratar, al igual que el nivel de seguridad del vehículo en cuestión, entre otras. En este sentido, todos estos elementos repercuten negativamente y puede devenir en que las compañías de seguros no nos lo pongan fácil para asegurar nuestro quad.

Requisitos para poder asegurar mi quad

Los quads necesitan de una documentación en concreto para poder circular. Al igual que cualquier otro vehículo a motor tienen que tener en vigor el permiso de circulación, ITV y el seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria. Además, durante su conducción se debe llevar puesto el caso y se recomienda a su vez protectores auxiliares para las extremidades con el fin de evitar lesiones graves en caso de accidente.

Más allá de estas cuestiones, para poder asegurar nuestro Quad debemos primero saber en qué categoría de las cuatro existentes se encuadra nuestro vehículo:

  • Cuatriciclos ligeros: son Quads homologados como ciclomotores.
  • Cuatriciclos: aquellos que superan los 50cc y su uso está destinado principalmente al ocio.
  • Vehículos especiales: cuentan con una gran potencia y su uso está habitualmente destinado al ámbito agrícola.
  • Quad infantil: no son matriculables y por lo tanto sólo pueden circular dentro de fincas privadas y circuitos cerrados.

Todas las categorías mencionadas cuentan con sus propios elementos que las distinguen entre sí y que repercute en las pólizas que se quieran contratar. Junto a esto, otros de los principios que también se tienen en cuenta son la edad del piloto, su experiencia como conductor, el lugar donde se encuentra el vehículo o el uso para que está destinado, entre otros muchos factores.

¿Qué incluye un seguro de Quad?

En estos casos la póliza que se contrate podrá incluir más o menos servicios, y de forma usual el nivel de cobertura podrá ser seleccionado por el usuario, y se podrá confeccionar una póliza acordes a las necesidades personales de cada conductor.

La principal cobertura que incluyen los seguros de quad es la responsabilidad civil obligatoria, exigida por ley. Además, se pueden contratar muchas más coberturas adicionales.

En líneas generales, la principal cobertura presente en este tipo de seguros es la responsabilidad civil obligatoria, y que está exigida por ley. Con esta garantía, el seguro se hace cargo de todos los gastos físicos y materiales que el conductor podría causar derivados de un accidente del que fuese responsable.

Más allá de la responsabilidad civil obligatoria, los quads se pueden asegurar con otras coberturas adicionales. El seguro en sí puede contemplar muchos más posibles riesgos a los que puede estar expuesto este tipo de vehículos, y es posible encontrar muchas propuestas distintas en el mercado, como por ejemplo pólizas que cubren los daños propios sufridos por el conductor responsable de un accidente o que ofrezcan una cobertura de defensa jurídica, además de poder cubrir también los accesorios como el casco y la equipación.

Consejos de seguridad para el Quad

Como hemos comentado antes, los Quads tienen una conducción similar a las de las motocicletas, pero lo primero que se ha de tener en cuenta es que los estos pueden volcar con mayor facilidad que estas últimas. Ya sea por entrar en una curva con velocidad excesiva o un por un giro de manillar demasiado brusco, se puede dar esta posibilidad. Cuando se entre en una curva demasiado fuerte con este vehículo, se debe inclinar el cuerpo hacia el interior de la misma con el fin de generar un contrapeso que reduzca el riesgo de volcar.

Cuando sea necesario adelantar, saber anticiparse es fundamental con el fin de frenar de forma progresiva y sin movimientos bruscos. Además, en los casos de ascensión y de encontrarnos con desniveles pronunciados esta fluidez también es muy importante, ya que de lo contrario cualquier maniobra excesiva puede provocar que el quad se levante y vuelque hacia atrás, que con el consiguiente peligro además de que pueda caer sobre nosotros. En definitiva, resulta evidente que el mejor consejo es conducir tranquilo y sentado para así evitar peligros innecesarios.

Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato
COMPARA AHORA
Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR