Cómo actuar si declaran tu coche siniestro total

La edad del vehículo, clave a la hora de recibir una indemnización

Estar protegido frente a un siniestro total es una decisión que pocos propietarios de coches recién estrenados desestiman. Si acabas de comprarte un coche, no quieres exponerte a perder toda tu inversión por culpa de un accidente que resulte fatal para el vehículo. Por eso, durante los primeros años de vida de tu coche, sueles optar por un seguro lo más completo posible y que te ofrezca una indemnización en estos casos.

Si acabas de comprarte un coche, te interesa especialmente saber qué pasaría en caso de que fuera declarado siniestro total. Y si no es tu caso pero quieres saber cómo funciona esta cobertura en los seguros y cómo actuar en tales situaciones a la hora de reclamar y similares, sigue leyendo.

¿Qué es siniestro total?

Como su propio nombre indica, es el siniestro de los siniestros. Es algo definitivo, porque si  tu coche es declarado como “siniestro total” significa que el seguro no va a correr con los gastos de reparación y no podrás recuperar tu vehículo. Esto va a pasar cuando el coste de arreglar el vehículo sea mayor que el valor del mismo justo antes del siniestro, en función de su antigüedad.

O sea, que les cuesta más arreglarlo que indemnizarte por él. Es decir, a la compañía de seguros no le compensa repararlo y por eso te ofrece una cuantía equivalente al valor del coche en ese momento, según lo pactado en la póliza. Y puede deberse a cualquier tipo de siniestro; también por robo o por incendio.

Lo primero que debes hacer es rellenar el parte (si procede, en caso de siniestro con otro coche implicado) y ponerte en contacto con tu aseguradora. Si se trata de un robo tendrás que interponer una denuncia ante la policía. Para cualquier otro tipo de siniestro, el perito del seguro valorará los daños y la compañía decidirá si reparan tu coche o lo declaran siniestro total.

¿Qué pasa con la indemnización?

Has de tener en cuenta que, en caso de haber restos (podría no haberlos si el siniestro total es por robo y nunca aparece) si la compañía se queda con ellos, te descontará el valor de los mismos de la indemnización. Respecto a la indemnización que te corresponde, la edad del coche es el factor determinante.

Si tienes contratado un seguro que cubra los daños propios (es decir, cuando tú eres el responsable), este, normalmente, te ofrecerá el valor de nuevo (lo que costaría exactamente el mismo modelo recién salido del concesionario) durante los dos o tres primeros años.

Lo habitual es que el valor de nuevo solo se aplique durante los dos primeros años de vida del coche

Es importante que sepas que en este punto vas a encontrar diferencias entre una compañía y otra, pero lo habitual es que el valor de nuevo solo se aplique durante los dos primeros años de vida del coche. A partir del tercero se suele ofrecer el valor venal; es decir, lo que cuesta el automóvil en ese momento, teniendo en cuenta la depreciación por antigüedad. Algunas compañías pueden darte el valor venal mejorado desde el tercer al cuarto o quinto año –esto es, sumando un porcentaje al valor venal– para ofrecerte después únicamente el venal.

Siniestro total, con culpa y sin ella

El siniestro total puede presentarse en dos supuestos diferentes: que tú seas el responsable o que lo sea un tercero. Si es un accidente en el que se ve implicado otro conductor y no tienes la culpa, será su compañía la que tendrá que ofrecerte una indemnización. Los abogados expertos en litigios con compañías de seguros recomiendan encarecidamente informarse bien sobre el valor del vehículo y prestar atención a los accesorios, para comprobar que quedan cubiertos también por la cantidad referida.

Si la culpa es tuya, tendrás una indemnización siempre que en tu seguro se encuentren incluidos los daños propios al vehículo. Si no es así, correrá a tu cargo reparar el coche. Si hubiera terceros implicados, entrará en juego la responsabilidad civil. Gracias a esta cobertura de tu seguro (la mínima obligatoria), tu compañía correrá con los gastos de los daños materiales y personales causados al resto de implicados.

Queda clara por tanto la importancia de tener un seguro que te respalde económicamente en este segundo escenario cuando el coche es nuevo o seminuevo y la indemnización que vas a recibir puede compensar la pérdida. Vamos a ver qué seguro necesitas para eso.

¿Qué seguros te indemnizan en caso de siniestro total?

Necesitas un seguro que cubra los daños propios. Lo normal es que tengas que contratar un seguro de coche a todo riesgo para contar con este nivel de protección, puesto que un seguro a terceros carecen de esta cobertura. Otra posibilidad es que des con una póliza flexible que te permita añadir coberturas o diseñar el seguro a tu medida. Pero, por regla general, con un seguro a terceros no estarás cubierto en caso de siniestro total.

Un seguro a todo riesgo te garantiza una indemnización por daños propios, en caso de robo, incendio o como consecuencia de un siniestro

Un seguro a todo riesgo te garantiza una indemnización por daños propios, en caso de robo, incendio o como consecuencia de un siniestro. Mientras pueda repararse, la compañía correrá con los gastos. Si resulta ser siniestro total calculará la cuantía de esa indemnización, en función de la edad del coche. Pero dentro de los seguros a todo riesgo vas a ver muchas diferencias. Lo mejor es comparar para poder encontrar un seguro de coche barato pero con una buena relación calidad-precio.

Diferencias entre compañías: así se valora el siniestro total

Sobre las diferencias que puedes encontrar entre las aseguradoras  si comparamos algunos condicionados generales, tendremos la respuesta. Línea Directa Aseguradora, por ejemplo, considera que existe siniestro total “cuando el importe presupuestado de la reparación supere el 100% del valor venal del vehículo. En este caso se abonará al propietario del vehículo asegurado una indemnización en función del tiempo transcurrido desde la fecha de su primera matriculación, de la que se deducirá el valor de los restos cuando estos queden en poder del asegurado, y que se calculará de la siguiente forma: durante los 24 primeros meses, valor de nuevo; desde el mes 25 hasta el mes 36, ambos inclusive, valor venal más el 15%; del mes 37, incluido, en adelante, valor venal”.

En Mapfre, el valor de nuevo solo se ofrece durante el primer año en algunas de sus pólizas. Pero también te permiten, en esos casos, elegir entre la indemnización o un coche exactamente igual al tuyo (mismo modelo y misma equipación) recién matriculado. Si contratas otras modalidades de pólizas como la Póliza 10, la Póliza Trébol o la Automóviles Selección, el período se alarga hasta los dos primeros años, ofreciéndote al partir del tercero el 80% del valor de nuevo del coche. Pero como Línea Directa, especifican que el valor de los restos se descuenta y en caso de que optes por la reposición del coche, tú tendrás que hacerte cargo de pagarlos. Esta cuantía se calcula en función del valor de venta de los restos en el mercado.

Para Direct Seguros la indemnización se calcula “descontando franquicia, si la hubiera, y el valor de los restos, que quedarán en poder del asegurado”. En cuanto a los importes, te ofrece el valor de nuevo durante los dos primeros años y el valor venal más el 50% de la diferencia con el valor de nuevo entre los dos y tres años de antigüedad. Después de eso, se aplica el valor venal.

Pero también puedes encontrar compañías que apliquen de forma distinta el concepto de siniestro total, como Caser:se considerará pérdida total cuando el importe de la reparación del vehículo siniestrado exceda del 75% de su valor venal o, en su caso, del valor de adquisición, si es de aplicación esta garantía”. Como ves, no hace falta que el coste de reparación sea superior al total. Basta con que llegue al 75% del valor del coche.

Por último, recuerda que una vez que es declarado siniestro total, la compañía pasa a extinguir el seguro. Es el último trámite que tendrás que realizar. Pero ten en cuenta que muchas compañías restarán del importe total las primas no consumidas o pendientes de pago.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR