Subiendo archivos

¿Te has gastado un dineral en equipamiento para tu moto? Protégelo con tu seguro

Algunas aseguradoras cuentan con coberturas específicas que cubre el caso, los guantes, la chaqueta y similares

El casco, los guantes y la chaqueta son elementos para un motorista que, además de ser necesarios para garantizar su seguridad y evitar sanciones (no todos), suelen tener un elevado precio. Es esta la razón por la que existen coberturas que protegen estos accesorios. Pero, ¿cómo son?, ¿qué aseguradoras las ofrecen?, ¿qué ventajas tienen?

Seguro para casco, guantes y chaqueta

Son varias las compañías que ofrecen cobertura para estos elementos. Y si bien podemos encontrarla en el seguro a todo riesgo, lo más habitual es que debamos contratarla adicionalmente. Podemos añadirla a la modalidad más completa –como ya hemos dicho, el a todo riesgo-, o incluirla a partir de un terceros, ya sea ampliado o básico.

La opción de suscribir la póliza básica y obligatoria de daños a terceros –y a partir de ahí ir añadiendo solamente las coberturas que más interesen– es algo por lo que muchos moteros se decantan. ¿La razón? Prefieren no pagar una prima superior por coberturas que tal vez nunca vaya a utilizar y contratar únicamente las que consideran necesarias. No obstante, esta puede ser la opción más económica pero no la más recomendable. En la carretera nunca sabes qué va a ocurrir ni a qué peligros vas a enfrentarte. Contar con un seguro lo más completo posible es fundamental para garantizar la seguridad propia y de la moto.

Las aseguradoras son conscientes de la importancia de estos elementos y lo demuestran ofreciendo coberturas muy interesantes. En Pelayo Seguros, Qualitas Auto o AMV además de asegurar casco, guantes y chaqueta, lo hacen con el resto de la equipación: pantalones, botas, espalderas… En el caso de Pelayo también incluye un seguro que ofrece indemnizaciones por fallecimiento o invalidez y que tiene varias modalidades –cuanta más cobertura, más cara será la prima-. En Línea Directa, por el contrario, esta se limita a los tres elementos en los que se centra la guía.  

Las aseguradoras suelen cubrir la desaparición total o los daños que sufran estos accesorios cuando es consecuencia directa de un accidente

Es importante señalar que la gran mayoría de las aseguradoras se encargan de cubrir la desaparición total o daños de estos accesorios cuando hayan sido consecuencia directa de un accidente. Muy pocos seguros incluyen la protección frente al robo.

En el caso del casco sería interesante, ya que en muchas ocasiones lo dejamos junto a la moto o dentro de ella, y suele tener un gran valor económico. No obstante, consulta tu póliza y si tienes contratada la cobertura de robo e incendio puedes tratar este supuesto con la compañía. Nosotros te recomendamos que uses el comparador de Acierto.com para encontrar el seguro que más se ajuste a tus necesidades.

¿En qué debo fijarme al comprar el equipamiento?

La elección acertada de estos elementos es clave para garantizar su correcto funcionamiento. Por eso es importante tener en cuenta estos aspectos antes de proceder a su compra:

El casco, lo más importante

El casco es el elemento del equipamiento más importante. De hecho su uso es obligatorio y no utilizarlo conlleva una sanción económica de hasta 200 euros y la pérdida de tres puntos del carné de conducir. Pero no debemos utilizarlo solamente por el miedo a la multa, si no que tenemos que ser conscientes de que llevarlo es fundamental para garantizar la seguridad del motorista.

¿Qué tipo de casco debo elegir? Hay varios tipos de cascos: integral, modular, jet… No obstante, el más recomendable es el integral, ya que es de una sola pieza y cubre al completo la cara y la barbilla. De esta forma la cabeza y el rostro están totalmente protegidos ante los golpes y las quemaduras. Sabemos que la estética es un asunto que no se puede descuidar, pero no lo podemos convertir en el motivo principal para elegir un producto u otro. Escoge el casco más seguro y no el que sea más bonito sin escatimar en el precio: un buen casco puede salvarte la vida.

Elegir la talla correcta es fundamental. Se estima que el 60% de los motoristas no elige correctamente la talla del casco y que el 20% de los accidentes graves se deben a que el casco sale despedido debido a que no está bien sujeto o la talla no es la correcta. Debe ser ceñido pero también cómodo para que no provoque distracciones durante la conducción.

Los cascos pueden estar hechos de diferentes de materiales, pero el más seguro son los que están formados por Kevlar, fibra de vidrio y carbono que presenta una gran combinación entre comodidad, resistencia y peso. Comprueba que se encuentra homologado correctamente para circular en España. Para ello debemos observar si el certificado ECE/ONU R22. Otras certificaciones como la Snell o la DOT no son válidas en nuestro país.

Guantes, básicos para proteger tus manos

Cuando un motorista cae al suelo el gesto más intuitivo es poner las manos, de ahí la importancia de contar con unos buenos guantes. Su función es fundamental, ya que evita las quemaduras y magulladuras que pueden sufrir las manos si la moto cae en algún momento, por pequeño que sea el golpe.

Los guantes, que si bien no son obligatorios para conducir en moto, son muy recomendables para diversas situaciones. De hecho, es en la ciudad donde se suele olvidar utilizarlos y son igual de importantes que en plena carretera. Existen guantes más estéticos y más cómodos ideados para moverse por zonas urbanas.  

Los guantes protegen las manos de magulladoras y quemaduras en caso de caída

Y es que además de minimizar los daños son también grandes aliados contra el frío, que puede ser muy molesto en muchas épocas del año. Los hay adecuados para cada estación, por eso encontramos algunos que favorecen la transpiración para el verano y otros impermeables para los días lluviosos de invierno. Es importante que cubran toda la muñeca y lleguen hasta el comienzo de la chaqueta, para así no dejar ningún centímetro de piel desprotegida.

Tal y como ocurre con el casco, una de las cosas más importantes es elegir bien la talla. Un guante muy apretado hará que el frío penetre con más rapidez, mientras que uno holgado limitará la capacidad de movimiento y puede resultar muy incómodo. El material más utilizado para fabricar los guantes es el cuero.

Chaqueta, más que un símbolo motero     

La chaqueta se ocupa de proteger el pecho, los brazos y la espalda o, lo que es lo mismo, casi el 50% de nuestro cuerpo. Además de resguardarnos del frío cumple una función básica de seguridad. Tienen protecciones en los hombros y en los codos que, junto con las manos, son las partes del cuerpo que primero tocan el asfalto en caso de caída. De ahí que no sea para nada recomendable conducir con camisetas de manga corta o con otro tipo de prendas finas.

Históricamente, el material más utilizado es el cuero. Las ‘chupas’ son un símbolo de los moteros, aunque, ciertamente, este material no es el más cómodo para las épocas de calor. Por eso, el material más utilizado en la actualidad es la cordura. Se trata de un tipo de nylon menos rígido que el cuero que permite una mayor movilidad y ventilación.   

La chaqueta puede incorporar otros elementos como las espalderas, que sirven para proteger la columna vertebral de los posibles golpes. El tema estético también queda en esta situación en un segundo plano. Lo importante es que tenga zonas reflectantes o colores llamativos que permitan que el motorista sea más visible al circular por la noche. Por último, un detalle importante es que la chaqueta cuente con enganches al pantalón, ya que en una caída la chaqueta podría moverse y dejar expuesta la zona inferior del tronco.

Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato
COMPARA AHORA
Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR