¿Vas en bici? Cuidado con estas infracciones (podrían multarte)

Como cualquier vehículo, las bicicletas también están obligadas a cumplir normas de circulación

Si bien es cierto que todavía nos encontramos lejos de Holanda y Dinamarca, lo cierto es que la bicicleta se está popularizando cada vez más como medio de transporte entre personas de todas las edades y sectores de nuestro país. De hecho, son cada vez más las ciudades que ofrecen servicio público de alquiler de bicicletas y que están creando una amplia red de carriles-bici para promover su uso. Pero, ¿conocen los ciclistas el reglamento de tránsito para circular dentro y fuera de la ciudad?

Reglamento para ciclistas: aprende cómo circular correctamente

Tanto si te acabas de unir al club de los pedaleadores como si eres ya un experto, puede que haya normas acerca de cómo circular en bicicleta que desconozcas. Y como sabemos, el desconocimiento de una norma no exime de su cumplimiento. Razón de más para conocer las infracciones más frecuentes y las multas que podrían acarrearte.

Transitar por la acera, no llevar las luces obligatorias o que un menor bajo tu supervisión circule sin casco son algunas de las situaciones que pueden acabar en una sanción. Por no hablar de que comprometen tu seguridad y la del resto de usuarios de la vía, especialmente la de los peatones.

Empezamos por la bicicleta en sí misma que, según la DGT, es obligatorio que cuente con un timbre, la luz delantera (que ha de ser blanca y servir para ver pero también para ser vistos) y las luces traseras (la luz roja y el catadióptrico rojo).

Se les puede acoplar un remolque, pero con ciertas limitaciones. Así se expresa en la Ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial, en el artículo 12, que permite a las bicicletas “arrastrar un remolque o semirremolque siempre que no superen el 50 por ciento de la masa en vacío del vehículo tractor”. Eso sí, solo de día, con buena visibilidad y reduciendo la velocidad.

según lo establecido en el Reglamento de Circulación, el chaleco reflectante sí es obligatorio en vías interurbanas

En cuanto al ciclista, es recomendable utilizar el chaleco reflectante para aumentar su visibilidad en ciudad. También existen otras soluciones para hacerse ver, como las bandas reflectantes que van alrededor del brazo o de los tobillos. No ocurre lo mismo en vías interurbanas, donde sí es obligatorio para permitir a “los conductores y demás usuarios distinguirlos a una distancia de 150 metros, si circulan por vía interurbana”.

Sobre el casco, desde mayo de 2014 (fecha de la última reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial) es obligatorio para todos los menores de 16 años, en cualquier tipo de vía. El resto de ciclistas están obligados a llevarlo sólo cuando transiten por vías interurbanas. La normativa contempla varias excepciones: las rampas ascendentes prolongadas, las situaciones extremas de calor y determinadas razones médicas (convenientemente certificadas). Ni qué decir tiene que aún así es recomendable usarlo siempre, puesto que un traumatismo craneal por una caída puede tener consecuencias muy graves.

El Reglamento de Tránsito para ciclistas

En lo que respecta a la circulación, existen otras obligaciones. La más importante es la de utilizar el carril bici (o la calzada, si no existiera) para transitar, nunca las aceras. Si el carril es de doble sentido de circulación, se debe circular por la derecha (como en coche) y señalizar los giros al resto de usuarios del carril.  

A la hora de compartir calzada con los vehículos de motor el Artículo 64 (Normas generales y prioridad de paso de ciclistas) del Reglamento especifica que los ciclistas tienen preferencia respecto a los vehículos a motor en las siguientes situaciones:

  • Cuando circulen por un carril bici, paso para ciclistas o arcén.

  • Cuando para entrar en otra vía el vehículo de motor gire a derecha o izquierda y haya un ciclista en sus proximidades.

  • Cuando los ciclistas circulen en grupo y el que lo encabece haya empezado a cruzar o entrado en una glorieta.

Asimismo, no puedes perder de vista que cuando compartas la calzada con el resto de vehículos, deberás circular lo más pegado al carril de la derecha y señalizar anticipadamente las maniobras (ya hemos explicado cómo). En el carril-bici, la velocidad ha de ser la adecuada para poder reaccionar a tiempo ante un peatón que se cruza. Además, los ciclistas tienen prioridad en zonas así señalizadas. Los atropellos con bicicleta no son nada frecuentes, pero también pueden pasar.

Qué te puede pasar si no respetas las normas: sanciones para ciclistas

Otras reglas reflejadas el Reglamento General de Circulación que afecta a los vehículos de motor afectan también a las bicicletas. Es el caso de la conducción y el consumo de bebidas alcohólicas (reflejado en el Capítulo IV, Artículo 20), que se refiere a las tasas de alcohol en sangre y aire espirado. En concreto, la normativa estima que esta primera no podrá superar los 0,5 miligramos por litro, mientras que en aire expirado fija el límite en 0.25 miligramos por litro.

Como ciclista se te puede exigir pasar un test de alcoholemia y si das positivo, recibirás la consecuente sanción administrativa

Si se supera la tasa máxima, la multa es de 500 euros. Pero puede llegar a los 1.000 euros en caso de duplicar dicha tasa o si te niegas a realizar la prueba o ya te han sancionado con anterioridad por el mismo motivo. No hay pérdida de puntos en el carnet, como sí ocurre en el caso de los conductores de vehículos a motor.

Pero, en ¿qué casos te pueden someter a esta prueba? No es algo aleatorio, sino que se plantean unos determinados supuestos y corresponde a los agentes de la autoridad decidir si se da alguno de ellos. Entre otras situaciones, podrán pararte y hacerte el test de alcoholemia si estás implicado directamente o eres responsable de un accidente de circulación. Por supuesto, también te harán la prueba si muestras síntomas evidentes de embriaguez, o si se te ha denunciado.

Pero el alcohol no es lo único que se contempla, sino que el reglamento también se refiere a los estupefacientes, psicotrópicos, estimulantes u otras sustancias análogas. en el Artículo 27, y extiende la prohibición de circular bajo sus efectos también a los ciclistas. Además de las drogas comentadas, se incluyen “los medicamentos u otras sustancias bajo cuyo efecto se altere el estado físico o mental apropiado para circular sin peligro”.

Otras infracciones consideradas como graves y previstas en el artículo 65.5.a son la circulación por las aceras, en cuyo caso las multas pueden llegar a los 300 euros. También pueden sancionarnos por no llevar los elementos obligatorios (como el caso, por ejemplo). De no hacerlo nos enfrentaremos a 200 euros de multa. Usar los auriculares acarrea una cantidad idéntica. Circular de noche sin las luces obligatorias nos costará lo mismo

Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato
COMPARA AHORA
Moto
Compara 20 aseguradoras y encuentra el seguro de moto más barato

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR