Operación Bikini: 5 millones de españoles a dieta


  • 3 de cada 5 personas confiesan haber hecho régimen en algún momento de su vida
  • La mitad de la población asegura esforzarse por seguir una dieta equilibrada y un 8% dice contar las calorías que ingiere a diario

Madrid, 1 de junio de 2016. - Ahora que el buen tiempo parece haberse instalado definitivamente, las playas y piscinas españolas se preparan para el inminente aluvión de cuerpos en busca de rayos de sol, relax y, por supuesto, deseosos de lucir lo mejor posible. Esto, en muchas ocasiones, implica librarse de los kilos de más acumulados durante el invierno y hasta ahora ocultos bajo capas y capas de ropa de abrigo. Por tanto, es momento de buenos propósitos alimenticios y, sobre todo, de hacer dieta mientras se agotan las semanas hasta las ansiadas vacaciones de verano. La ‘Operación Bikini’ está en pleno auge.

No obstante, hacer régimen parece haberse convertido en la tónica para una parte significativa de la población española, cada vez más preocupada por lo que come y también por cuántas calorías ingiere, tal y como pone de manifiesto un estudio[i] llevado a cabo por el comparador de seguros de salud Acierto.com (www.acierto.com). En concreto, el sondeo revela que el 33,7 % de los españoles afirma haber hecho régimen en el último año y un 15,6 % asegura estar a dieta actualmente. Mientras, dichos porcentajes se elevan hasta el 56,7 % en el caso de las personas que reconocen haber estado a régimen en algún momento de su vida.

Las cifras netas detrás de los porcentajes que arroja el estudio son ciertamente reveladoras, puesto que equivalen a unos 5 millones de personas a régimen en la actualidad, a 11 millones en los últimos 12 meses y a un total de más de 18,5 millones de españoles que reconocen haber estado a dieta en algún momento de su vida.[ii]

Por sexos, un 51,1 % de los hombres asegura haber hecho dieta en alguna ocasión, porcentaje que se eleva hasta el 64,4 % en el caso de las mujeres. Mientras, en lo referido únicamente al último año, 3 de cada 10 hombres dicen haber estado a régimen, frente a 4 de cada 10 mujeres.

“En realidad, estos datos demuestran que en la actualidad ya no hacemos régimen únicamente por razones estéticas, sino también por cuestiones de salud. De hecho, lo habitual es que se produzca un cambio de motivación con la edad, de tal forma que los más jóvenes hacen dieta para cuidar su aspecto físico, mientras que los mayores se preocupan por mantenerse sanos y combatir algunas de las dolencias asociadas a la senectud, como la hipertensión, la diabetes y la osteoporosis, entre otras”, señala Carlos Brüggemann, cofundador de Acierto.com.

De hecho, tal y como pone de relieve el estudio realizado por el comparador de seguros de salud, los españoles estamos cada día más preocupados por lo que comemos, hasta el punto de que un 61,3 % de los españoles afirma vigilar las calorías que consumen de forma diaria. Y, dentro de éstos, un 8 % de la población asegura contar las calorías de lo que come a diario.

“El hecho de que el etiquetado nutricional sea obligatorio desde hace cerca de año y medio ha servido en buena medida para concienciar a la población no sólo de las calorías que ingerimos, sino también de la cantidad de ciertos nutrientes que contienen los alimentos, como las grasas, hidratos de carbono y proteínas”, explica Carlos Brüggemann. “Del mismo modo, la moda de los wereables, como los monitores de actividad y las pulseras de fitness, también ha contribuido a que seamos cada vez más conscientes de la cantidad de energía que consumimos y que gastamos diariamente”, añade Brüggemann.

En este sentido, tal y como demostraba otro reciente estudio de Acierto.com centrado en los gimnasios, el 42,9 % de los españoles que acude a centros deportivos tiene como motivación fundamental combatir la vida sedentaria y mantener el cuerpo tonificado, mientras que el 19,5 % aduce razones médicas y adelgazar sólo es la razón más importante para un 17,5 %, lo que demuestra que la salud se impone al ‘culto al cuerpo’.

El peligro de la ortorexia

Sin embargo, la sociedad se muestra cada vez más polarizada en cuestiones no sólo de dieta, sino también de salud vinculada con lo que comemos. Así, mientras la población con obesidad no deja de crecer, el número de personas afectadas por trastornos de la conducta alimentaria también aumenta año tras año. Del mismo modo, nuevos desórdenes alimentarios como la ortorexia -la obsesión patológica por comer alimentos considerados saludables- están cada vez más de actualidad.

Por este motivo, tanto si se quiere hacer dieta para perder peso, como si solamente se desea mejorar los hábitos alimenticios es necesario consultar a un profesional, ya sea un nutricionista o un endocrino. Además, en el caso concreto de los regímenes que persiguen una pérdida de peso sustancial, es necesario llevar a cabo un seguimiento de todo el proceso, con pruebas médicas periódicas que garanticen el buen estado de salud de la persona a dieta. En este sentido, los seguros de salud suelen incluir entre sus principales coberturas este tipo de especialistas, con los que, además, se puede concertar una cita sin listas de espera, al igual que en el caso de las revisiones necesarias antes y durante todo régimen.

“Es imprescindible tener en cuenta que un índice de masa corporal excesivamente alto o bajo supone un riesgo no sólo para la vida, sino también para la salud en general y para la calidad de vida. En este sentido, las personas con pesos anormalmente altos o bajos incluso pueden encontrar problemas para encontrar un seguro de salud privado”, comenta Carlos Brüggemann.

Este debate sobre el peso y la salud se ha extendido hasta el punto de que países como Reino Unido ya han aprobado impuestos especiales para las bebidas azucaradas, mientras se abre el debate de si este incremento de tasas también debería afectar a otros alimentos, bebidas y productos poco saludables.

 

[i] Estudio realizado por Acierto.com sobre más de 1.000 usuarios procedentes de toda la geografía española.

[ii] Para una población de 46,44 millones de españoles, según datos del INE, y excluidas las franjas de edad de menores de 14 años y mayores de 70 años.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR