Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Cajas negras obligatorias en coches

¿Qué son las cajas negras de los coches? ¿Afectarán al precio del seguro? Respondemos a estas preguntas

A partir del próximo 6 de julio, las cajas negras serán obligatorias en los coches nuevos. ¿Qué significa esto? Que todos los vehículos de nueva producción deberán llevar incorporada, de forma obligatoria, una caja negra, "registrador de datos de eventos" o EDR.

Su función será similar a la de la caja negra de un avión: podrán registrar la información más relevante de un siniestro. El comparador de seguros de coche Acierto.com advierte de que este nuevo elemento podría afectar a la prima del seguro si finalmente las aseguradoras tienen acceso a toda esta información, algo que aún está por ver.

Cajas negras obligatorias en coches: así funcionarán

Pero, ¿cómo funcionará, exactamente, esta caja negra? El dispositivo tendrá capacidad para guardar todos los datos de un espacio de tiempo muy concreto: los 30 segundos previos y los cinco posteriores a un accidente, del que también registrará fecha y lugar. En principio, esta información es anónima, ya que no se registran datos personales (nombre, sexo, edad del conductor, etcétera). Pero sí podrá ser analizada para su estudio, en caso de siniestro.

Porque los datos recopilados por estas cajas negras, obligatorias en coches nuevos desde el 6 de julio, revelarán, entre otros datos, la velocidad a la que circulaba el vehículo. También estudiará la frenada, comprobará las revoluciones del motor, la posición del acelerador o la fuerza del impacto, entre otros datos. La caja negra registrará si los sistemas de seguridad como el airbag o los asistentes de conducción han funcionado bien.

Para qué servirá la caja negra obligatoria de los coches

Obviamente, esta caja negra ayudará a dilucidar la causa del accidente. Pero también servirá para reconstruir el accidente (una información muy útil para los peritos del seguro), y fijar los parámetros en las lesiones por accidente. 

Además, tendrán una función preventiva. En base a la información que proporcionen se podrán crear nuevos programas de seguridad vial. De hecho, podrían evitar hasta 25.000 muertes y más de 140.000 heridos, según el Parlamento Europeo.

¿Se pagará más por el seguro tras la implementación de las cajas negras obligatorias en coches?

Es importante entender cómo calculan este riesgo las aseguradoras. Lo hacen en base a las estadísticas. Como las que aseguran que el perfil con más riesgo de sufrir un accidente es el de hombre de menos de 25 años, por eso los seguros para los menores de 26 años son más caros. O que los hombres casados y con hijos conducen con mayor precaución y por eso pueden conseguir una prima más atractiva. Los datos de las cajas negras podrían ayudarles a construir estas estadísticas y darles patrones concretos de los asegurados. 

La clave está en que, a priori, parece que no podrán acceder a esta información. Desde la Unión Europea se insta a que solo sean las autoridades las que puedan conocer esta información. Y a que los datos sobre la edad y sexo de la persona, así como su nombre, sean anónimos.

A pesar de ello, una reciente sentencia en Alemania ha dictado que, al ser parte trascendental de los accidentes de tráfico, las aseguradoras pueden consultar la información recogida por las cajas negras obligatorias en los coches. Según dicha sentencia,  “los asegurados están obligados a aportar todo lo que sirva para aclarar las causas de un siniestro, en virtud de su obligación de informar”

Así pues, este escenario en el que las aseguradoras accederán a la información (y, por tanto, podría afectar a la prima) parece posible. “Aunque, probablemente, acabará dependiendo de cada caso en particular”, según el comparador de seguros de coche Acierto.com.

¿Qué pasará si las aseguradoras acceden a la información de la caja?

En definitiva: si finalmente las aseguradoras pueden consultar la información de estas cajas negras obligatorias en los coches, las personas que respondan al perfil estadístico no experimentarán, a priori, un encarecimiento ni un abaratamiento de la prima del seguro, en un principio. Sí será el caso de los asegurados que no respondan a lo que se espera de su perfil

Tampoco parece importar en la práctica que no se registren los datos personales. Si hablamos del tomador y único conductor de la póliza, la aseguradora podrá deducir de quién se trata sin conocer datos como el sexo o la edad.

En cualquier caso, no es algo del todo novedoso. Ya hay seguros de coche en los que pagas por cómo conduces —Pay As You Drive—, en los que la prima viene determinada por la forma de conducir del asegurado. Por datos (velocidad, frenadas, etcétera) a los que la aseguradora tiene acceso a través de un dispositivo instalado en el coche asegurado.