¿Qué es el cuadro médico de un seguro de salud?

Poder elegir entre cientos de profesionales es una de las grandes ventajas de una póliza de salud

Son muchas las ventajas que te ofrece un seguro de salud privado frente a la Sanidad pública. Evitar listas de espera es una de las más valoradas entre los usuarios; precisamente el motivo por el que una amplia mayoría se decide por estas pólizas. Y es que según donde vivas, la cosa puede llegar a ser grave: en Canarias, por ejemplo, se habla de colapso sanitario.

Sin embargo, no es la única razón por la que los clientes acaban firmando el contrato, sino que la posibilidad de elegir qué profesional queremos que nos atienda, se erige como otra de sus grandes virtudes. Sí, porque esta clase de seguros nos permiten elegir entre un amplio abanico de profesionales del cuadro médico, prácticamente a la carta.

¿Qué es el cuadro médico?

Dicho lo cual, el cuadro médico es el conjunto de profesionales de todo tipo de especialidades médicas (medicina general, pediatría, ginecología, odontología, etc.) que pertenecen a una red de centros hospitalarios con los que una compañía aseguradora mantiene un concierto y entre los que el asegurado puede elegir, como parte de las garantías de su póliza de salud sujeta al cuadro médico.

Es aquí cuando hay que dejar clara la diferencia con otro tipo de póliza de salud: el seguro médico de reembolso. En este caso, no hay cuadro médico donde elegir. Es el usuario el que acude al médico de su elección y la compañía le reembolsa un porcentaje de los costes; normalmente el 80% de los importes de consultas y el 90% del gasto por hospitalización.

Imagina que conoces a un doctor que ha tratado desde hace años a vuestra familia en su consulta privada y no quieres renunciar a él, porque no trabaja con la compañía con la que quieres contratar tu seguro de salud. En ese caso, la póliza de reembolso es la mejor solución para ti.

Volviendo al cuadro médico, y si no te sientes identificado con el caso anterior, has de saber que vas a contar con una red de miles de profesionales y cientos de centros concertados en toda España. Si ya te has informado sobre qué seguro de salud te interesa, echa un vistazo a su cuadro médico. La mayoría de compañías ponen localizadores a disposición de los usuarios en sus webs para que puedas comprobar qué profesionales médicos y qué centros están disponibles en tu localidad más cercana.

¿Por qué me conviene un seguro de cuadro médico?

Las cifras hablan por sí solas. El cuadro médico de Sanitas, por ejemplo, cuenta con 1.200 centros concertados en toda España. Eso incluye hospitales privados equipados a la última, con medios diagnósticos de alta tecnología en los que, además, vas a disfrutar de una estancia tranquila, porque no compartirás habitación (en la mayoría de las modalidades de pólizas de salud).

No tengas miedo de no encontrar a un profesional médico cuya atención te convenza: la misma compañía te deja elegir entre 40.000 médicos en todo el territorio nacional. Solo es un ejemplo, pero la mayoría de las compañías cuenta con cuadros más o menos similares. El de DKV está formado por más de 30.000 profesionales, que atienden a los asegurados en 1.200 centros médicos a lo largo de todo el país. Adeslas pone a disposición de sus clientes uno de 43.000 profesionales y mantiene concierto con más de 1.100 centros.

Vas a tener garantizada una buena atención pero, a diferencia de la sanidad pública, sin esperas

Queda claro que vas a tener garantizada una buena atención pero, a diferencia de la sanidad pública, sin esperas; con mucha más fluidez a la hora de realizar gestiones (muchas compañías ofrecen Apps a sus usuarios para hacerlas online), de ser derivado a otras especialidades o a otros profesionales, etc.

Algo tan simple como pedir que un especialista te vea puede llevar incluso más de un año en comunidades con problemas críticos de listas de espera, como Cataluña o Canarias. Pero en la sanidad privada se soluciona de forma casi inmediata. Y tienes muchísimos profesionales en cada especialidad para elegir.

Modalidades de seguros de cuadro médico

De la misma manera que lo haces al  asegurar tu coche, a la hora de escoger una póliza de salud tienes que decidir qué nivel de protección quieres. Y es que hay seguros de este tipo “a todo riesgo” –aunque tienen otra denominación– y otros más  básicos que excluyen coberturas como la hospitalización o limitan otras, como los tratamientos especiales.

Si tienes hijos, puedes optar por una solución familiar, que permite incluir a los menores gratis y suele ofrecer descuentos en la prima

 Cuanto mayor sea el nivel de coberturas y protección, mayor prima tendrán. Pero todo dependerá de tu situación: si tienes hijos, puedes optar por una solución familiar, que permite incluir a los menores gratis y suele ofrecer descuentos por el hecho de asegurar a más de una persona. Además suelen ser muy completos, que incluyen garantías que otros dejan fuera, como el seguro dental. Y si optas por un seguro dental familiar únicamente, también hay compañías que te ofrecen descuentos por incluir a toda la familia.

Otra decisión que has de tomar es si quieres un seguro de salud con copago o sin copago. El copago es la cantidad que has de abonar por cada “uso” de tu seguro: es decir, por cada cita médica. Puede ser simplemente de un euro. Pero tendrás que pagarlo cada vez que acudas al médico. ¿La ventaja? Que al aplicarse el copago la prima baja. Si no eres de los que va mucho al médico pero igualmente quieres disfrutar de la tranquilidad de un seguro privado, te conviene el copago, para ahorrar en la prima.

Una vez que hayas tomado las decisiones básicas tendrás que tener claro qué coberturas necesitas. Quizás no quieras estar cubierto en todos los supuestos o a lo mejor tu motivación para contratar un seguro es que estás pensando en quedarte embarazada. O tal vez solo quieres pasarte a la sanidad privada porque tienes hijos y poco tiempo para perderlo en la sala de espera de pediatría de tu ambulatorio.

Cuando tengas claras tus necesidades, compara y busca qué seguros las cubren y quién te da el mejor precio y te garantiza la mejor atención. Si buscas un seguro básico, los tienes hasta por menos de veinte euros y en compañías con gran tradición, como Adeslas. Incluso aún por menos, en Caser. Son solo dos ejemplos que te convencerán de la importancia de comparar antes de lanzarte a la primera oferta que veas.

Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico
COMPARA AHORA
Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR