Subiendo archivos

Todo lo que debes saber sobre los seguros dentales

Si estás pensando en contratar un seguro dental, te explicamos cómo elegir bien

Si bien la Sanidad pública cubre múltiples opciones, lo cierto es que en algunos servicios se queda corta. Es el caso de la salud bucodental, un ámbito en el que habitualmente nos vemos obligados a contratar los servicios de un dentista u otro profesional especializado. Sin embargo, no se trata de la única opción, sino que una alternativa excelente la protagonizan los llamados seguros dentales. Hoy te contamos todos los detalles de este tipo de pólizas.

¿Por qué un seguro dental?

Como en el caso de un seguro de salud, un seguro dental te da la tranquilidad de poder ser atendido sin listas de espera cuando se presenta una urgencia como una extracción (con o sin cirugía) o se necesitan atenciones que la Seguridad Social no proporciona, como los tratamientos de caries, las limpiezas bucales, las ortodoncias o los implantes. Por un lado, sabes que no vas a tener que esperar. Pero por otro, que vas a contar con una serie de garantías y servicios, independientemente de que necesites atención inmediata. Con un seguro dental podrás optar a tratamientos preventivos (con las revisiones anuales que se incluyen) y tener una atención bucodental completa. Como en los seguros de salud, accedes a un cuadro médico de odontólogos y a las clínicas con las que la compañía mantiene un concierto.

La principal ventaja frente a la Seguridad Social (en el caso de los adultos) es que esta ofrece atención bucodental limitada. Por ejemplo, en el caso de las extracciones, sólo se hace cargo de aquellas que vengan acompañadas de una infección y no cubre tratamientos como los empastes. Y si necesitas cirugía para extraer las muelas del juicio, tendrás que ponerte a la cola. Las listas de espera pueden ser muy largas en algunas ciudades de España cuyos sistemas sanitarios están más saturados o han sufrido recortes. El caso de los niños es diferente. Desde los seis años y hasta los dieciséis son atendidos por la Seguridad Social. Existen diferencias respecto a lo que la atención bucodental infantil cubre en cada Comunidad Autónoma.

La principal ventaja frente a la Seguridad Social es que esta ofrece una atención bucodental limitada

En cualquier caso, lo habitual es que cuentes de forma gratuita con revisiones anuales con fluorización, pruebas diagnósticas como radiografías —en el caso de necesitarlas para determinar el estado de su salud bucodental— o exodoncias (extracciones) cuando sean necesarias así como la reconstrucción de lesiones de piezas permanentes. Pero no le van a arreglar una caries. Tampoco te van a subvencionar una ortodoncia pero un seguro dental te permitirá obtener el mejor precio en este tratamiento. Por ejemplo, Sanitas ofrece la posibilidad de pagar unos Brackets un 30% más baratos de lo habitual e incluye el estudio radiológico previo y las revisiones mensuales, ambos incluidos de forma gratuita en la póliza.

Teniendo niños es frecuente que se presente esta situación. Lo bueno de un seguro dental es que, en muchos casos, te permite suscribir una póliza familiar, disfrutando así de un descuento mientras toda la familia queda cubierta ante cualquier necesidad. También hay compañías como AXA que prestan cobertura gratis a tu hijo, si suscribes una póliza dental con ellos, hasta que cumpla los diez años (según lo pactado en las condiciones particulares de la póliza). En DKV, si contratas una de adulto, tu hijo también queda cubierto hasta los catorce años.

Incluso pagando la mayor cobertura, puedes ahorrarte mucho dinero en tratamientos dentales

 

Además, son más económicos de lo que crees: hay ofertas en el mercado que te proporcionan atención (básica) por cinco euros al mes. El precio aumenta en función de las coberturas que elijas, como es natural. Pero incluso pagando el máximo (unos quince euros al mes, de media) puedes llegar a ahorrarte tratamientos que suponen un desembolso mucho mayor. Otra ventaja es que no hay límite de edad (como sí pasa en los seguros de salud o de vida) y tampoco suele haber período de carencia para poder hacer uso del seguro; es decir: no se establece un plazo de tiempo desde que suscribes la póliza hasta que puedes disfrutar de los servicios que te ofrece.

¿Hay diferentes tipos de seguros dentales?

Como en cualquier otro ramo de seguros, puedes encontrar diferentes modalidades de pólizas dentales en función del nivel de protección que quieras y necesites. Las más básicas incluyen, entre otras garantías, los tratamientos preventivos, tales como revisiones y fluorizaciones (en el caso de los niños), así como limpiezas anuales, extracciones, mantenimiento y reparación de prótesis, servicio de diagnóstico, atención en caso de urgencias y acceso a otros servicios no incluidos disfrutando de un descuento.

En las más completas también se hacen cargo de los gastos si necesitas una cirugía menor, como la frenectomía o las revisiones en caso de ortodoncias, contratadas a través del franquiciado de la compañía. En el caso de las pruebas, una básica no suele incluir el TAC dental mientras que sí se contempla en el caso de las pólizas más completas.

¿Qué suele incluir un buen seguro dental?

Como hemos visto, dependerá del tipo de póliza (más básica o más completa) que cuentes con un mayor número de garantías y coberturas. Cuanto más pagues por la prima, más servicios gratuitos te ofrecerán. En cualquier caso, estos son los tratamientos más habituales que suelen incluirse:

  • Odontología preventiva: se trata de prevenir futuros problemas gracias a las revisiones anuales y las limpiezas bucales. Lo habitual es que se ofrezca una revisión y una limpieza anual al asegurado. En el caso de los niños, esto incluye también una fluorización anual. Los sellados de fisuras también se incluyen dentro de la prevención.

  • Pruebas diagnósticas: tales como radiografías o las consultas necesarias para determinar qué tratamiento necesitas.

  • Odontología conservadora: una póliza dental básica suele incluir al menos un empaste anual y el acceso a otros servicios a menor coste.

  • Odontología quirúrgica: como extracciones dentales (incluidas) o de las muelas del juicio, incluyendo las pruebas, la anestesia o la retirada de los puntos dentro de esta garantía.

  • Prótesis: removibles o fijas (coronas, puentes). Suelen quedar cubiertas en las pólizas más completas. En las más básicas, se ofrece esta garantía a menor coste de lo habitual.

  • Tratamientos de estética: como blanqueamientos, por ejemplo. Teniendo un seguro dental te costará menos que si sólo acudes al dentista por este motivo.

  • Ortodoncias: teniendo un seguro dental podrás aprovecharte de un buen descuento en este servicio. Además, una vez que has comenzado el tratamiento, la compañía suele cubrir algunos gastos, como los del estudio previo, las revisiones o la reposición de brackets (en los límites fijados).

¿En qué te has de fijar? La letra pequeña

Una cosa es la lista de coberturas y otra muy distinta las condiciones en las que se prestan. Esto es: la letra pequeña del contrato, en la que se establecen límites a las garantías o se especifican las particularidades de la póliza.

  • Copagos: ¿Has decidido pagar por las visitas al dentista a cambio de una prima menor? Es importante que sepas cuánto te costará en cada caso.

  • Reembolsos: ¿Has optado por un seguro dental de reembolso, es decir, de cuadro médico abierto? Entonces has de tener claro que no te van a reembolsar el 100% de los gastos, sólo hasta un porcentaje o con un límite específico en cada caso. Consulta los límites de reembolso en las condiciones particulares.

  • Edad: No importa a la hora de contratar el seguro pero sí si quieres incluir en él a los hijos. Consulta las condiciones (si se pueden incluir gratis y qué atención van a recibir) y las opciones de packs familiares.

  • Límites en los servicios: que incluyan limpiezas y empastes no significa que puedas disfrutar más de una vez de ellos. En las condiciones particulares encontrarás todos los servicios detallados, si son gratuitos o no y cuántas veces puedes hacer uso de ellos.

¿Cuál es el mejor seguro dental?

Son muchos los aspectos a valorar para responder a esta pregunta. Hay que diferenciar entre las pólizas más básicas -que solo incluyen extracciones, curas, radiografías y una limpieza dental- de aquellas que dan acceso a multitud de tratamientos sin coste adicional. Tanto con Seguros Santalucía como con Sanitas Dental Premium, por ejemplo, puedes acceder a más de sesenta tratamientos gratuitos.

Los seguros dentales más básicos no te proporcionan una atención mucho más amplia de la que ofrece la Sanidad Pública, pero la gran ventaja radica en que no tendrás que pasar por una lista de espera.

Es importante diferenciar entre las pólizas básicas y los seguros multiservicio que incluyen multitud de tratamientos

Que una póliza dental tenga más coberturas que otra no es lo único que la hace mejor. Las garantías importan, pero también las condiciones con las que se prestan, como ofrecer un cuadro médico amplio, clínicas propias -como las 180 Milenium que tiene Sanitas- por todo el país o la amplia red de clínicas concertadas -más de 1.800- que Santalucía pone a disposición de sus asegurados.

Adeslas te ofrece ventajas exclusivas. Al contratar su seguro dental, disfrutarás del 50% de descuento en sus tratamientos y de acceso a otros completamente gratuitos -si te decides por la modalidad Franquicia Dental Óptima y acudes a su red de clínicas-. La atención que proporcionan es fundamental. Antes de contratar un seguro dental es importante revisar su condicionado y comprobar si incluye asistencia en caso de urgencia. Adeslas Dental presta este servicio las 24 horas del día, si vives en Barcelona o en Madrid.  

Si ya tienes un seguro de salud, quizás tengas incluida una póliza dental. Puedes obtener gratis ciertos servicios al contratar algunos seguros de salud que incluyen atención bucodental, como los de DKV Seguros.

Algunas pólizas de salud incluyen, entre sus garantías, este tipo de asistencia durante los viajes. Es el caso de Adeslas, que, entre las prestaciones que ofrece en su cobertura de asistencia en el extranjero, contempla los gastos odontológicos graves que requieran un tratamiento de urgencia -hasta un límite de trescientos euros-.

¿Qué seguros dentales cubren la ortodoncia?

Es poco probable que encuentres un seguro dental que cubra tu ortodoncia o la de tus hijos. Es una de las exclusiones habituales, que se refleja en el condicionado del Seguro Dental de MAPFRE, dice lo siguiente:

"Para niños menores de 15 años incluye asistencia odontológica completa gratuita, excepto la ortodoncia que se ofrece con franquicias reducidas."

Lo más frecuente es que un seguro dental incluya -entre sus tratamientos, sin coste adicional- algunas prestaciones en la especialidad de ortodoncia.

También es habitual que un seguro dental te proporcione acceso a tratamientos de ortodoncia a precios franquiciados. Es una gran ventaja, porque -en algunos casos- los descuentos pueden llegar al 50%, si acudes a las clínicas propias de las compañías. Incluso puedes optar a financiar el importe total a pagar, para que te resulte aún más fácil.

Las garantías cubiertas varían de una compañía a otra. Desde la primera visita de reconocimiento -incluida en Santalucía- hasta los estudios previos a la colocación de los brackets -ofrecida por Adeslas Dental-. Es una de las compañías más atractivas en lo que respecta a esta especialidad, ya que incluye fotografías, telerradiografías laterales o frontales de cráneo y ortopantomografía, así como el estudio cefalométrico. También te cubren en el caso de que hayas iniciado un tratamiento y tengas una urgencia o necesites que te repongan un bracket roto.

Según la compañía que elijas contarás con unas u otras opciones al plantearte una ortodoncia. En las clínicas dentales de Sanitas ponen a tu disposición todos los tipos de brackets del mercado: metálicos, de zafiro, autoligable y también la ortodoncia invisible y lingual. Además, con financiación a tu medida y sin intereses.

Tanto Adeslas como DKV incluyen las ortopantomografías necesarias para la implantación de una ortodoncia, así como los modelos de estudio y preparación sobre yeso. Es una de las ventajas que tienes si optas por una póliza tan completa como DKV Dentisalud Élite. En cuanto al resto de tratamientos con coste, ahorrarás significativamente. Por ejemplo, los aparatos de ortodoncia removibles -con un precio habitual de mercado de ochocientos euros- te costarán solo doscientos euros.

Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico
COMPARA AHORA
Salud
Compara 20 aseguradoras en 1 minuto y contrata el mejor seguro médico

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR