Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Devolver el recibo del seguro, ¿buena idea?

Devolver el recibo del seguro no es la manera adecuada de cancelar el contrato con tu aseguradora. Te contamos cómo debes actuar

Devolver el recibo del seguro no es lo mismo que dar de baja tu seguro. Si estás pensando en cambiar de aseguradora, deberás seguir el protocolo marcado por tu compañía.

Si buscas seguro nuevo, te recomendamos que uses nuestro comparador de seguros de coche online. Encontrarás los mejores precios de 30 aseguradoras, tendrás toda la información al instante y podrás, así, acertar con tu elección.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y contrata el mejor seguro de coche
COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Razones para devolver el recibo del seguro

Son muchas las razones por las que alguien podría querer devolver el recibo del seguro. A modo de introducción en el tema y antes de ahondar en las consecuencias, analizamos las posibles causas

Estas son solo algunas de las razones por las que podrías verte tentado a devolver el recibo del seguro. Más adelante analizaremos cuáles son válidas para poder hacerlo, sin tener problemas: 

  • No estás contento con el servicio prestado por la compañía.
  • Has cambiado de compañía, pero no has cancelado tu anterior seguro y ahora tienes que afrontar dos pagos.
  • Quieres devolver el recibo del seguro por venta del coche.
  • Estás pasando un mal momento desde el punto de vista económico y no puedes afrontar el pago.
  • Quieres dar por finalizado tu contrato con la compañía.
  • El importe no se corresponde con el precio final pactado antes de la contratación.
  • El importe no se corresponde con la cuantía anunciada por escrito por la compañía, con anterioridad a la renovación.
  • Diste de baja tu seguro, pero la compañía ha pasado el recibo igualmente.

Entonces ¿se puede devolver el recibo del seguro?

La vigencia de un seguro de coche —exceptuando los seguros por meses y otras modalidades de contratación— es de un año, desde la entrada en vigor de la póliza. Y cada año, la póliza se renueva automáticamente, a no ser que asegurador o aseguradora comuniquen lo contrario. Esta renovación, en algunos casos, puede traducirse en una subida de la prima (por ejemplo, si se han presentado partes con culpa en el año anterior). Algo que puede provocar el descontento del asegurado y la decisión (errónea) de devolver el recibo del seguro, una vez que la aseguradora ya ha intentado cargar el importe del mismo al asegurado. En este caso, ya sería tarde.

Pero también es viable que ese cargo llegue después de haber dado de baja el seguro correctamente, cumpliendo los plazos y los requisitos fijados por la aseguradora y que se deba a algún tipo de error interno. O que el importe no se corresponda con la cuantía anunciada previamente, ya que deben comunicar con dos meses de antelación a la renovación el importe de la próxima anualidad.

En estos casos, se podría devolver el recibo del seguro, pues no corresponde al usuario pagar prima alguna si se ha notificado por escrito y, con al menos un mes de antelación, el deseo de no renovar o pagar un importe superior al comunicado previamente, por escrito y de manera oficial.

Plazo para devolver un recibo de seguro

De cara al banco, el recibo del seguro es —como muchos otros cargos que se domicilian en una cuenta por comodidad— un cargo autorizado por su cliente. Por eso, el plazo para devolver un recibo del seguro (por alguno de los motivos ya mencionados) es bastante más breve que si se tratara de un cargo no autorizado. En este último caso, se disponen de hasta 13 meses para corregir la situación, aunque se ha de acudir en persona a la entidad financiera.

Entonces, ¿cuánto tiempo hay para devolver un recibo de seguro? Tratándose, pues, de un cargo autorizado, el plazo para devolver este recibo es de ocho semanas. Una vez solicitada la devolución, el banco reembolsará al cliente la cantidad cargada en un plazo aproximado de 10 días. Siempre y cuando la devolución esté justificada, eso sí. Pero también es posible que el banco rechace tu petición.

Por qué no puedes devolver el recibo del seguro para darlo de baja

Cuando firmas una póliza, firmas un contrato. Y, como cualquier otro documento similar, tiene una serie de condiciones, que también aceptas al firmar. Entre ellas, los plazos para notificar el deseo de no renovar el seguro con la compañía. 

Por tanto, si el motivo de devolver el recibo del seguro es que quieres darlo de baja, tendrás que seguir el protocolo establecido en las condiciones particulares. De lo contrario, si te limitas a ordenar al banco la devolución del recibo, pasado un mes (el mes de gracia que la compañía te concede para pagar el recibo) no tendrás cobertura. Aunque ese será solo uno de los problemas a los que te expondrás.

Entonces, ¿cómo doy de baja un seguro?

Si ya te hemos disuadido de devolver el recibo del seguro, consulta nuestra guía sobre cómo dar de baja un seguro de coche. Siguiendo los pasos indicados y cumpliendo con el procedimiento marcado por tu compañía, no encontrarás ningún obstáculo para cambiar de compañía, si estás descontento con ella o con el importe de renovación del seguro. 

En ese caso, te invitamos a usar el comparador de seguros de coche de Acierto.com. Porque comparando entre 30 aseguradoras podrás conseguir un ahorro de hasta 500 euros en tu nuevo seguro. Además, te ofrecemos asesoramiento gratuito y sin compromiso para ayudarte a elegir el seguro que más se ajuste a tus necesidades, y a tu bolsillo.

Devolver el recibo del seguro: las consecuencias

Ya hemos apuntado alguna posible consecuencia negativa de esa mala decisión: devolver el recibo del seguro por venta del coche, por descontento con la compañía o como forma de cancelar el contrato suscrito con ella. En este apartado ahondamos en todas las consecuencias que puede tener esta forma de actuar.

Demanda por impago

Si la compañía considera que el motivo de devolución es inválido, pasado el mes de gracia y agotada la vía amistosa, podría presentar una demanda judicial por impago del seguro. Aquí se presentan diferentes escenarios: pagar en el plazo fijado (20 días), no pagar y exponerse a un embargo o no reconocer la deuda y que se celebre un juicio verbal. 

Inclusión en un fichero de morosos

Si no justificas por qué has decidido devolver el recibo del seguro o la causa no es válida, tu aseguradora también podría reaccionar incluyendo tus datos en un listado de morosos, como ASNEF. Algo que podría complicarte la vida mucho más que asumir el coste de ese recibo. Estar en este tipo de ficheros podría dificultar el hecho de conseguir préstamos, acceder a hipotecas y más.

Sin cobertura en caso de siniestro

Como ya hemos comentado, dispones de un mes desde el vencimiento del seguro para ponerte al día con los pagos. Es lo que se llama mes o período de gracia; un breve plazo que la compañía te concede para que puedas asumir ese cargo. Pero, una vez pasado este tiempo, dejarás de contar con cobertura. Es decir, que si te pasa cualquier cosa conduciendo (causas daños a un tercero, sufres daños tú, o tu vehículo, te roban el coche, etcétera), acarrearás con todos los gastos.

Sanción por conducir sin seguro

Además de una imprudencia, conducir sin seguro es motivo de sanción administrativa: puedes enfrentarte a una multa de entre 601 y  3.005 euros, concretamente. Y a la inmovilización del vehículo.

Si quieres cambiar de seguro, mejor compara 

Ya sea porque no estés contento con el servicio prestado, porque no estás de acuerdo con el precio o porque quieres echar un vistazo a otras opciones, nuestro comparador de seguros de coche te ofrecerá soluciones. Porque rellenando un único formulario, en apenas 3 minutos llegarás a la parrilla de resultados: una comparativa personalizada, ajustada a tu búsqueda, con los mejores precios del mercado.

Además, si nos facilitas tu correo electrónico te enviaremos tu comparativa, para que puedas consultarla y estudiarla tanto cuanto necesites. Podrás cotejar precios, pero también coberturas, condiciones, promociones y la valoración que han hecho nuestros expertos en seguros de cada una de las pólizas.

Anímate a comparar. Y si te surge cualquier duda, no estás solo. Nuestro amplio call center está a tu disposición para ayudarte, guiarte y acompañarte en todo el proceso. Pero sobre todo, para ayudarte a tomar la mejor decisión. Porque todos nos merecemos acertar.