• Seguros
  • Financiación
Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

Cobertura de daños estéticos en el seguro de hogar

Se trata de una garantía que protege tanto el continente como el contenido

La cobertura de daños estéticos del seguro de hogar permite mantener el aspecto original de la vivienda. En concreto, cubre la restauración estética del contenido y del continente en caso de que sufra algún daño. Descubre cómo actúa esta garantía, qué contempla exactamente, qué compañías la ofrecen y mucho más en esta completa guía de Acierto.com.

Compara precios y coberturas de 10 aseguradoras y ahorra hasta un 50% en el seguro de tu casa
COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

La cobertura de daños estéticos del seguro de hogar: en qué consiste

La cobertura de daños estéticos —también conocida como restauración estética o recomposición estética— básicamente protege tanto el continente como el contenido en el caso de que sufrieran una alteración de su imagen. Se encarga, pues, de mantener inalterada la estética original de la casa; esto es, de sus suelos y paredes, del mobiliario, etc. 

Daños estéticos en el seguro de hogar

En tal caso, contarías con un capital para la reparación o la sustitución (según el caso) de los elementos dañados. La cuantía variará de unas compañías a otras. 

Pero debes tener claro que esta garantía solo actúa cuando los daños son consecuencia de un riesgo cubierto en la póliza. Y en la mayoría de casos, solo queda cubierto el continente. Pero, en qué casos podría prestar su ayuda? En realidad, dentro de los límites establecidos y con ciertas excepciones, actúa siempre que se rompe la armonía estética de tu casa a consecuencia de un siniestro. Lo vemos con algunos ejemplos. 

Ejemplos de la cobertura de daños estéticos del seguro

Imagina que la rotura de una tubería ha dañado varios azulejos del baño. Gracias a la cobertura de daños estéticos tu compañía te garantiza que contarás con azulejos idénticos a los originales para recomponer la pared. Es decir, que tras un siniestro, tu casa quedará no solo reparada, sino que mantendrá su aspecto de origen y no habrán elementos discordantes.

Lo mejor de la cobertura de daños estéticos es que, en caso de no poder contar con un elemento de sustitución idéntico al original, garantiza el cambio completo de los elementos afectados. Por ejemplo, si al recomponer una parte de la pared que se ha tenido que picar para reparar un daño eléctrico no se encuentra el tono exacto de pintura, la garantía cubre el repintado de toda la habitación, para que todas las paredes guarden coherencia estética.

Lo mismo ocurre con muebles y otro tipo de bienes, siempre que formen parte del contenido asegurable por la garantía y este esté asegurado. Por ejemplo, si un incendio daña una silla de un juego de cuatro y es imposible encontrar la misma, gracias a la cobertura de restauración estética del continente tendríamos un nuevo juego de sillas. En todo caso, tendrás que revisar las exclusiones de la cobertura para saber exactamente qué bienes pueden quedar cubiertos.

¿Cuándo no podemos usar la cobertura de daños estéticos en sus seguros de hogar?

Directamente relacionado con lo anterior, cabe comentar que la cobertura de daños estéticos del seguro de hogar no cubre determinadas situaciones. Por ejemplo, se trata de una garantía que únicamente se aplica al asegurado. Cuando el siniestro lo causa un tercero, además, podemos encontrarnos con que la cobertura de daños estéticos no cubra por completo el coste de la reparación. Esto podría darse, por ejemplo, si el percance afecta a los muebles de la cocina, cuyo coste suele ser superior. En estos casos debería hacerse cargo la aseguradora de quien ha causado el daño, en caso de tener seguro de hogar, por supuesto.

Los daños a terceros (si nosotros generamos un problema a otra persona) tampoco están incluidos. Para subsanar estos daños tendremos que recurrir a la cobertura de responsabilidad civil de nuestro seguro. Y no suelen considerarse daños estéticos los desperfectos cubiertos por otras garantías como la rotura de cristales, de las placas solares o de encimeras de mármol. Tampoco los arañazos o ralladuras no funcionales.

La letra pequeña de la cobertura de daños estéticos

Además del hecho de que debe existir un siniestro previo (y cubierto en la póliza) para poder contar con la cobertura de daños estéticos y sus prestaciones, esta garantía se ve afectada o condicionada por otros aspectos. El más importante es el que afecta a la cuantía. Porque incluso garantizando un capital para esta cobertura de hasta un determinado porcentaje de la suma total asegurada para el continente (o el contenido, si es el caso), existe un límite máximo que puede alcanzar esa cantidad

¿El seguro de hogar cubre los daños estéticos?

Por ejemplo, en el Seguro de Hogar iPlus de Santalucía, se garantiza para la Recomposición estética una cuantía de hasta el 5% de la suma asegurada para el continente, pero con un máximo de 1.600 euros. Por su parte, el Seguro Multihogar de MAPFRE cubre hasta el 15% de la suma asegurada para el continente, pero con un límite de 601,01 euros.

Además, ten en cuenta que los daños contemplados son, únicamente, los que afectan a la estancia en la que se produjo el siniestro. En este sentido, es recomendable leer esa parte del condicionado que define qué es una estancia. Son aquellas que conforman una unidad dentro del continente, por lo que espacios como pasillos quedan fuera de la cobertura. Tampoco actuarán, en algunos casos, si la vivienda ha alcanzado cierta edad. O lo han hecho alguno de los elementos dañados, como el caso de los elementos sanitarios de más de 15 años de antigüedad, que quedan fuera de la garantía de Daños estéticos al contenido que cubre Zurich Hogar.

Que cuentes con un capital para reparar o reponer los bienes dañados no significa que todo esté incluido. Porque la garantía de daños estéticos establece una serie de exclusiones que son comunes en las diferentes pólizas de hogar, como el arbolado y las plantas (a no ser que cuentes con una garantía específica para ellos), la piscina, la loza sanitaria, el deterioro superficial (arañazos, raspaduras y daños estéticos similares), entre otras. Aunque la lista puede ser más o menos extensa, en función de la aseguradora.

Por último, deberás comprobar si se aplica un período de carencia para el disfrute de esta garantía. En Caser, por ejemplo, es de 15 días. Muchas, sin embargo, la ofrecen desde el primer día. O, al menos, no establecen un período de carencia específico para ella en sus condicionados. 

¿Qué compañías ofrecen garantía de daños estéticos en sus seguros de hogar?

Ya hemos visto cómo la cobertura de daños estéticos del seguro puede estar limitada por diversos factores. Estas condiciones se ven más claras al analizar los condicionados de algunas pólizas en particular. Como ya comentábamos al inicio, la cobertura de daños estéticos no es una de las más habituales en un seguro de hogar. No obstante, puedes encontrarla si optas por compañías como Caser

Seguro de hogar: daños estéticos

Podrás contar con ella si contratas, por ejemplo, su seguro Caser Hogar Online y añades la cobertura opcional de Recomposición estética. Eso sí, en su caso, solo ofrecen protección si los daños son consecuencia de siniestros de protección básica, daños por agua, roturas o robo. Pero ofrecen esta Recomposición estética tanto para los daños estéticos de la vivienda como los que sufran los enseres. En cuanto a sus exclusiones, dejan fuera raspaduras o desconchados, piscinas, árboles, plantas, jardines, fuentes y vallas o muros, las colecciones o juegos (salvo los conjuntos de muebles), joyas y objetos de valor especial, etc.

En Santalucía iPlus quedan cubiertas las “pérdidas materiales de valor estético que puedan originarse en cualquiera de las paredes, techos o suelos, del interior de las estancias del continente asegurado” y habla de daños en términos generales. Es decir, de daños por un siniestro amparado por las garantías presentes en la póliza. Excluye aparatos y elementos sanitarios, lunas, cristales, espejos, piezas de metacrilato además de la reposición estética en jardines, invernaderos y piscinas. Como hemos visto, establece un límite de 1.600 euros para este continente dañado.

Zurich Hogar incluye los Daños estéticos al continente y los Daños estéticos al contenido entre sus garantías básicas de daños materiales. Pero en lo referente al contenido, especifica en su condicionado, solo queda protegido el mobiliario de la vivienda no situado en el exterior. Ningún otro bien que forme parte del contenido. Ni, por supuesto, los muebles de terrazas y jardines.

FIATC Maxi-Hogar 3000 ofrece Restauración estética como una garantía básica, únicamente para daños estéticos del continente. En este supuesto FIATC garantiza un 10% de la suma asegurada con una cuantía máxima contemplada de 3.000 euros. Pero, especifica, cubre aquellos elementos del continente que sean decoración fija adherida a paredes, techo y suelos y considera como tal: papel, madera, cristal, pintura, mármol, granito, baldosas, azulejos, cerámica, falsos techos, corcho, moquetas, tarima, parquet y otros pavimentos.