Seguros de coche para conductores noveles

Si te acabas de sacar el carnet, estos consejos te ayudarán a dar con la mejor opción

Un conductor es novel durante el primer año desde el momento en que obtiene el permiso de conducir. Para los conductores noveles (especialmente si tienes entre 18 y 25 años), contratar un seguro de coche suele salir más caro que para un conductor con experiencia. Por ello, si acabas de sacarte el carnet de conducir (independientemente de tu edad), es conveniente comparar entre distintas aseguradoras, ya que los precios suelen variar bastante de unas a otras, y de hecho la mayoría rechaza asegurar a los conductores noveles. El comparador Acierto.com te permite comparar entre 30 aseguradoras en tan solo tres minutos. De este modo, encontrarás las pólizas que más se adaptan a lo que estás buscando y al precio más económico sin perder coberturas.

Para los conductores noveles (especialmente si tienes entre 18 y 25 años), contratar un seguro de coche suele salir más caro que para un conductor con experiencia.

Opciones a la hora de contratar un seguro para un conductor novel

Para elegir la opción más económica y la que más nos conviene a la hora de contratar un seguro, es importante tener en cuenta determinados aspectos, como pueden ser las coberturas que ofrece la póliza y el precio que esta tiene. Además, tanto si eres un conductor joven (de menos de 25 años) como si tienes el carnet de conducir desde hace menos de un año – independientemente de tu edad- , las opciones a la hora de contratar un seguro varían mucho en función del tipo de póliza que quieras contratar.

Así, existe la posibilidad de que el conductor novel:

  1. Sea incluido en la póliza como conductor habitual. Se trata de la opción más recomendada, ya que el seguro cubrirá cualquier problema que el conductor tenga con el coche. La persona titular queda exenta de cualquier responsabilidad civil y penal en caso de accidente, y adquiere además bonificaciones que harán que la prima a pagar se reduzca con el tiempo. Sin embargo, existen una serie de inconvenientes, y es que el hecho de que sea el conductor novel quien aparezca como persona que usa el automóvil de manera habitual, hará que el precio de la póliza ascienda considerablemente. Otro problema es que muchas compañías se niegan a asegurar personas con menos de un año de experiencia y menores de 25 años debido al mayor riesgo. 

  2. Sea incluido en la póliza como conductor ocasional y un familiar de este es en realidad el conductor habitual. En algunas ocasiones las aseguradoras pueden considerarlo una acción fraudulenta debido a que, en muchos casos, el conductor “ocasional”  utiliza el vehículo con frecuencia. El precio a pagar es menor que en el caso anterior, y el conductor ocasional no adquiere bonificaciones y esta opción sólo es recomendable si el menor realmente no es el conductor habitual del vehículo. Además, en caso de accidente, cualquier parte perjudicará directamente a la persona incluida como titular de la póliza.

  3. No aparezca en la póliza. En este caso, otra persona aparece como tomador y único conductor  incluido en el seguro del vehículo, a pesar de que el conductor con menos de un año de carnet utilice también el automóvil. El principal motivo por el que determinadas personas recurren a esta opción es porque se trata de una forma de ahorrarse el elevado coste que tiene contratar un seguro para un conductor que se ha sacado el carnet recientemente. Sin embargo, el riesgo que se corre eligiendo esta opción es mucho mayor.

Existe la posibilidad de que el conductor novel sea incluido en la póliza como conductor habitual. Se trata de la opción más recomendada, ya que el seguro cubrirá cualquier problema que el conductor tenga con el coche.

Las diferencias entre elegir una opción u otra variará considerablemente el precio a la hora de contratar una póliza. Por ello, es necesario comparar entre diferentes aseguradoras y elegir así la opción que más nos conviene. En Acierto.com podrás comparar diferentes seguros de automovil para conductores noveles y elegir la opción más económica.

También influye el tipo de seguro que queremos contratar (a Terceros, a Terceros Ampliado o a Todo Riesgo- con o sin franquicia-). Las diferentes pólizas que se ofrecen incluyen desde las coberturas más básicas hasta lo máximo. Pero a medida que aumentan las coberturas también lo hace el precio del seguro.

Restricciones a los conductores noveles

Existen una serie de condiciones y limitaciones que los nuevos conductores deben tener en cuenta a la hora de coger el coche tras haber obtenido el permiso. El incumplimiento de alguna de estas limitaciones tendrá como resultado la imposición de una multa por parte de la autoridad competente,  e incluso – en función de la gravedad de la infracción- la retirada del permiso.  Por tanto, es importante conocerlas y tenerlas en cuenta:

  1. Tasa de alcohol.  La cantidad de alcohol por litro de aire expirado permitida es menor en un conductor novel que en un conductor con experiencia. Así, la tasa máxima para una persona con menos de un año de licencia es de 0,15 mg por litro de aire y la del resto de conductores de 0,25 mg.

  2. Llevar la “L”. Se sobreentiende que un conductor con menos de un año de carnet de conducir “no tiene todavía suficiente experiencia en la conducción, lo que puede quedar reflejado en la realización de algunas maniobras”, tal y como se establece en el Boletín Oficial del Estado (BOE).  Por ello, todo aquel que lleve menos de un año conduciendo, debe dar a conocer su condición de “inexperto” al resto de conductores. Para ello, tiene que colocar una señal denominada V-13 ( que consiste en una letra L de color blanco sobre un fondo verde) en la parte posterior izquierda del vehículo durante un periodo de un año.  De este modo, el resto de conductores son alertados de la falta de experiencia al volante de esa persona,  lo que les permite  tomar mayor precaución.

  3. Puntos del carnet de conducir. Todos los conductores noveles tienen un saldo de ocho puntos durante los dos primeros años de carnet. A partir de este tiempo, y si no se ha cometido ninguna infracción que conlleve la pérdida de puntos, el saldo aumentará a 12 (número que tienen el resto de conductores por norma general).

Hasta el mes de marzo del año 2011, la velocidad máxima permitida para conductores noveles también estaba limitada. El BOE establece que la “limitación de velocidad (…) de 80 kilómetros por hora durante su primer año de conducción se estableció en el año 1974, cuando existían unas condiciones en las vías públicas, en los vehículos y en la calidad de la enseñanza sobre seguridad vial muy diferentes a las de ahora”.  Por lo que, en la actualidad, no existe limitación alguna en lo que a velocidad se refiere para estos conductores, a excepción de aquellas establecidas por ley y que deben cumplir también el resto de gente que conduce.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR