Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

¿Cómo funciona el Seguro para Propietarios?

Ser casero conlleva tener que preocuparse de muchos asuntos: elegir correctamente al inquilino, que no surjan problemas, la conservación de la vivienda, el pago de las mensualidades, etc. Son muchos los problemas que pueden presentarse al alquilar tu vivienda. Y son justamente esos los que se plantea Caser a la hora de ofrecerte una póliza para propietarios que te defienda si se presentan. Por eso el Seguro para Propietarios de Caser te ofrece defensa jurídica cuando estos problemas requieran una solución legal. Pero, también, garantías destinadas a asegurar tu dinero, como el Impago de alquiler, y a proteger tu casa, como la cobertura de daños a la vivienda -opcional-.

Detalles de Caser Hogar para Propietarios

Caser Hogar para Propietarios
Impago del alquiler
Cerrajería en caso de desahucio
Impago de recibo de suministros
Asistencia en el hogar
Defensa jurídica
Daños en la vivienda
Reclamación de daños
Las coberturas más destacables del Seguro para Propietarios

Que un inquilino se niegue a pagar puede ser, probablemente, uno de los peores escenarios posibles para el propietario de una vivienda. Caser ha pensado en ello y, por eso, ofrece la garantía de impago de alquiler en la que, además, el asegurado decide la franquicia a aplicar -1, 2 ó 3 meses- y el período de impago a indemnizar -6, 9, 12 ó 18 meses-. De esa elección dependerá el precio final de la prima. En caso de que el arrendatario deje de pagar y no responda a la reclamación amistosa, Caser interpone una reclamación judicial de desahucio y de reclamación de rentas impagadas y adelanta el importe de las mismas al propietario.

"Caser adelanta el importe de las rentas impagadas al propietario"

Si la sentencia es favorable al propietario, Caser se hace cargo, además, de abonar las facturas de suministros -agua, electricidad y gas, por importe no superior al 5% de la suma asegurada por impago de alquileres- que el inquilino haya dejado pendientes de pago o que hayan sido devueltas, acarreando además un corte del suministro. También se ocupan de cambiar las cerraduras y de reparar los daños malintencionados que haya podido causar ese arrendatario problemático.

Si contratas el Seguro para Propietarios no tienes que preocuparte por tu casa ni por su mantenimiento. Porque si por culpa de un siniestro se producen daños o una avería, solo tienes que solicitar Asistencia en el hogar y un reparador de urgencia se ocupará de la reparación. Según de qué tipo de trabajo se trate, Caser costea solo el desplazamiento o bien el desplazamiento más tres horas de mano de obra. Por ejemplo, en el caso de la cerrajería de urgencia y de los trabajos de electricidad y de fontanería de emergencia.


¿Qué no cubre el Seguro para Propietarios?

Para poder contratar el Seguro para Propietarios, tu inquilino debe cumplir una serie de requisitos financieros y aportar una serie de documentos. Caser no va a darte cobertura si tu inquilino no gana dinero y lo demuestra. Para ello puede aportar un contrato indefinido, o tener un año de antigüedad en la empresa y presentar las últimas tres nóminas o justificar unos ingresos mensuales, como en el caso de los autónomos. Además, la renta de alquiler anual no puede ser superior al 40% de los ingresos netos anuales. Si se trata de un estudiante, deberá acogerse a la opción de avalista solidario.

"El Seguro para Propietarios defiende principalmente tus intereses económicos"

Las viviendas también deben cumplir una serie de premisas para poder disfrutar de la protección de Caser Seguro para Propietarios. No es posible contar con este seguro para una vivienda de temporada. Tampoco si el contrato de alquiler es inferior a doce meses o si como arrendatario figura la empresa para la que trabaja el arrendador. Además, se ha de alquilar la vivienda íntegra y no por habitaciones.

El Seguro para Propietarios defiende principalmente tus intereses económicos. Pero no le da la misma protección a tu hogar que un seguro multirriesgo. No puedes proteger el continente frente a daños habituales -fuego, humo, agua, etc.-. Tampoco es posible contar con protección en caso de robo ni garantizar cristales y espejos en caso de rotura. Ni siquiera contar con la garantía de daños a la vivienda.


¿Qué cubre Caser?

Si tú confías en tu inquilino, Caser también. Por eso te premia con bonificaciones en tu seguro por cada año que permanezcas en la compañía y sin cambiar de inquilino. Si todo va bien, ¿qué mejor que celebrarlo ofreciendo un ahorro en el seguro? El primer año disfrutas de un 10% de descuento, pero puede llegar a pagar hasta un 20% menos de prima si tu inquilino cumple tres años en tu casa. Porque el riesgo es menor que cuando firmasteis ese contrato, pagas menos. Y así sigues disfrutando del respaldo de Caser -por si acaso- por menos dinero cada año.

Con el Seguro para Propietarios de Caser, dí adiós a los períodos de carencia. Los han eliminado incluso en la garantía de Impago de alquiler. Porque quieren que te sientas protegido desde el primer día y nada te impida garantizar el cobro de esa mensualidad tan importante para tu economía. Además, tienes la libertad de elegir qué franquicia quieres aplicar y qué período de impago quieres garantizar: desde seis meses como mínimo hasta un año y medio.

Razones para contratar el Seguro para Propietarios

Si tienes una vivienda en alquiler probablemente ya te lo hayas planteado. Porque confiar en la buena fé de la gente no es el método más seguro para garantizar que dejas tu casa en buenas manos. Está bien que confíes en alguien, mientras tengas un plan B, por lo que pueda pasar. Y es Caser Seguro para Propietarios el que va a aportar una solución si las cosas salen mal. Además, teniendo en cuenta los requisitos financieros que se exigen al arrendatario, tener este seguro es otra forma de asegurarse de alquilar la casa a alguien realmente solvente. Solo alguien que pase todos esos requisitos puede demostrarlo. Y si aún así dejase de pagar, no tienes que preocuparte ni de buscar un abogado para desahuciarle. Todo lo gestionan desde Caser. Hasta cambiar la cerradura cuando recuperes tu casa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR