Mi cuenta
Iniciar sesión
He olvidado mi contraseña
¿Eres un usuario nuevo?
Crea tu cuenta
Subiendo archivos

¿Cómo funciona el Seguro para Inquilinos de Caser?

Si vives de alquiler no tienes por qué depender de lo que haga o decida el propietario de tu casa. Puedes tener todas tus necesidades cubiertas gracias a Caser Inquilinamente y sus seguros para inquilinos. Puedes elegir entre tres niveles de protección: Esencial, Confortable y Superior. Las tres modalidades incluyen protección básica -daños por fuego, humo, eléctricos, etc.-, daños por agua, asistencia en el hogar, defensa jurídica, recuperación de fianzas y ayuda por traslado legal obligatorio, entre otras garantías. Según la modalidad que elijas puedes proteger tus bienes frente a robo y en caso de rotura, así como disfrutar de múltiples prestaciones en caso de inhabitabilidad de la vivienda por siniestro.

Detalles de Caser Hogar para Inquilinos

Caser Hogar para Inquilinos
Protección básica
Daños por agua
Bricocaser
Responsabilidad civil frente a terceros
Defensa jurídica arrendamiento
Recuperación de fianzas
Ayuda por traslado legal obligado
Las coberturas más destacables de Caser Hogar para Inquilinos

Que un seguro defienda al arrendatario y no al arrendador es casi una excepción. Pocas compañías ofrecen pólizas de hogar con coberturas como la Recuperación de fianzas. Si el propietario se niega a devolverte este importe, aunque te corresponda legalmente -porque entregas la casa sin daños y no has dejado ninguna mensualidad sin pagar- cuentas con Caser para la reclamación amistosa y judicial de dicha fianza.

" ... tienes el respaldo de Caser para cualquier reclamación que quieras llevar a cabo"

Además de ofrecer Defensa jurídica básica, Caser Seguro para Inquilinos incluye Defensa jurídica de arrendamiento para satisfacer las necesidades legales concretas de los inquilinos. Con esta garantía, cuentas con asesoramiento jurídico telefónico para resolver cualquier duda relacionada con tu contrato de alquiler. En caso de incumplimiento del mismo, tienes el respaldo de Caser para cualquier reclamación que quieras llevar a cabo.

Los propietarios están obligados a reparar ciertas averías, pero no las que deriven del desgaste normal por el uso. Como tampoco van a ayudarte a colocar una estantería o a montar tus muebles, Caser te ofrece, como garantía básica en su póliza para inquilinos, el Servicio Bricocaser. Puedes solicitar hasta dos servicios al año, de tres horas de mano de obra cada uno.


¿Qué no cubre el Seguro para Inquilinos?

El Seguro para Inquilinos, como el resto de seguros de hogar de Caser, presenta una oferta muy completa para proteger tu vivienda. Tendrás cobertura en caso de todo tipo de daños. Pero has de considerar las excepciones en esos daños. Por ejemplo, las que afectan a los daños eléctricos: para que Caser repare o te indemnice por los aparatos eléctricos afectados, estos no pueden tener más de 10 años de antigüedad. Tampoco responden por él si cuesta menos de 60 euros.

"En cuanto a los gastos de hotel, Caser te paga un máximo de diez días con un presupuesto de 180€"

Si optas por la modalidad Esencial, no podrás proteger tus bienes frente al robo en la vivienda y el atraco fuera de ella. Tampoco en caso de roturas. Son dos garantías que no están disponibles en esta modalidad, si bien quedan incluidas de serie en Caser Inquilinamente Confortable y Caser Inquilinamente Superior. Si cuentas con la garantía frente a robo, también disfrutas de protección en caso de uso fraudulento de tarjetas -con una indemnización de hasta 600 euros- y del servicio de cerrajería para la sustitución de llaves y cerraduras, sin coste adicional.

Todas las opciones de Caser Inquilinamente te protegen en caso de inhabitabilidad de la vivienda. Pero es importante que conozcas los límites que se establecen para esta garantía. Por ejemplo, Caser costea el guardamuebles para guardar tus muebles y enseres durante un máximo de seis meses. Para los gastos de restaurante y lavandería, se establece un importe máximo diario de 120 euros y por diez días. En cuanto a los gastos de hotel, Caser te paga un máximo de diez días, con un presupuesto de 180 euros por jornada. En cualquier caso, no disfrutas de las mismas prestaciones para esta garantía que si fueras propietario de una vivienda habitual.


¿Qué cubre Caser?

¿Se ha ido la luz en casa por culpa de un siniestro que ha provocado una avería? ¿Un escape de agua lo está inundando todo? Cualquier reparación de emergencia que se presente tiene fácil solución. Porque Caser se encarga de enviar un reparador de urgencia, o, al menos, de contener los daños hasta que llegue el perito -si fuera necesario-. Además, su servicio de Asistencia en el hogar está activo las 24 horas del día, los 365 días del año.

El Seguro para Inquilinos de Caser se adapta a tu ritmo de vida. Si te cambias de casa, tu póliza se va contigo. Y si dejas de ser inquilino puedes recuperar hasta seis meses de cuota de tu seguro. Además, si te vas de la vivienda de alquiler obligado por el casero -por imperativo legal-, Caser te paga la mudanza y los gastos de la inmobiliaria que tengas que asumir para poder encontrar un nuevo hogar.

Razones para contratar el Caser Hogar para Inquilinos

Aunque tu casero cuente con un seguro básico que proteja el continente, eso no es suficiente para protegerte a ti y a tus bienes. Ni mucho menos servirá para defender tus intereses en caso de incumplimiento de contrato por parte del arrendador. Si quieres asegurar tus pertenencias frente a cualquier tipo de daño (incluso en caso de robo y atraco), necesitas un seguro que tenga en cuenta también el contenido. Lo mejor de Caser Inquilinamente es que considera todos estos aspectos y más. Te ayuda a resolver reclamaciones, te da apoyo en caso de que no puedas recuperar tu fianza y protege tus bienes, además de ofrecer interesantes servicios totalmente gratuitos para ti y por los que en otras pólizas tendrías que pagar. Contar con Caser Inquilinamente es vivir tranquilo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR