Seguro para coches clásicos o históricos

Todos los coches necesitan un seguro ya sean nuevos, viejos, clásicos o históricos. Pero el tipo de póliza que hay que contratar para un vehículo de época no es el mismo que para un coche convencional. En Acierto.com podrás comparar entre más de 30 aseguradoras y encontrar el seguro que más se adapta a tu coche, independientemente del tipo y modelo de automóvil del que se trate.

Los coches clásicos no son coches que se fabriquen en serie en la actualidad, ni están sujetos a la competencia entre marcas, sino que se trata de automóviles exclusivos, especiales y singulares. Singular también es el mercado en el que se mueven, un sector que en plena crisis ha aumentado un 25% su valor y que recoge importantes incrementos de inversiones en los últimos años. No obstante, la catalogación de “coche de época” no es gratuita, y para obtenerla deberán cumplirse algunos requisitos.

Los coches clásicos son automóviles exclusivos, especiales y singulares.

Seguro de coche para vehículos clásicos

Por muy singular que sea, una circunstancia asemeja al coche de clásico con el resto del parque móvil del Estado: tiene que estar asegurado.

De nuevo, la exclusividad de este tipo de vehículos obliga al cumplimiento de unos requisitos en la firma del seguro de coche clásico.

Requisitos para la firma del seguro:

  • Ser el propietario del automóvil.
  • Tener un mínimo de 25 años.
  • Contar con más de un año de antigüedad de carné.

Por otro lado, es muy posible que las aseguradoras —siempre respetando las políticas propias de cada una de ellas— establezcan algunas restricciones.

Restricciones seguros de coches clásicos:

  • Limitar la conducción a 5.000 kilómetros al año.
  • Exigir la existencia de otro vehículo para uso habitual.
  • Obligar a que el coche "duerma" en garaje.

Con todo y con ello, el precio de los seguros de coche para vehículos históricos puede ser superior al de un vehículo normal. Por poner un ejemplo, asegurar un Seat Ibiza de 15 años será considerablemente más barato que contratar un seguro de coche para cualquier automóvil clásico o histórico.

Si bien es cierto que el kilometraje de coches clásicos o históricos es muy inferior y por tanto los riesgos de siniestralidad también lo son, la aseguradora contempla algunos riesgos:

  • Robo: Estos vehículos son joyas y, en algunos casos, su elevado valor los convierte en un objetivo muy goloso para los ladrones. Además, al ser antiguos, no cuentan con los mecanismos de seguridad de los coches modernos.
  • Reparación: Hay que recordar que hablamos de vehículos únicos y, por tanto, las gastos de reparación serán mucho más elevados, ya que se necesitará más tiempo y las piezas serán más difíciles de encontrar. Además, su antigüedad puede hacer que se estropee con más frecuencia.
  • Valor venal: Como explicamos anteriormente, los coches históricos son una gran oportunidad de inversión porque, sobre todo aquellos que están bien conservados y mantienen buenas condiciones de funcionamiento, ofrecen un gran rendimiento de revalorización año a año. Así, un buen seguro deberá recoger el valor histórico del vehículo y esto encarecerá considerablemente el precio.

Ventajas en los seguros para coches clásicos o históricos

A partir de ahí, cada aseguradora tiene sus particularidades y puede ofrecer servicios añadidos. Algunas de las ventajas de los seguros de coches clásicos son, por ejemplo, la cobertura para el uso del vehículo en la boda de un familiar o en ferias y concentraciones de coches de época. Asimismo, algunas entidades pueden valorar positivamente que el cliente forme parte de alguno de los muchos clubes de automóviles clásicos federados en España.

Los vehículos históricos o que hace al menos 25 años que se fabricaron no tienen que pagar el Impuesto de Circulación

Además, los vehículos históricos o que hace al menos 25 años que se fabricaron no tienen que pagar el Impuesto de Circulación ya que cuentan con una bonificación del 100% (varía en función de la compañía y Comunidad). Éstos tienen, a su vez, más tiempo para pasar la ITV (el vehículo puede revisarse cada cinco años y no cada año).

Por ello, antes de asegurar tu vehículo, te aconsejamos que primero hagas una comparación de seguros en Acierto.com, que te ayude a analizar las coberturas, ventajas, desventajas y diferentes posibilidades que te ofrecen las principales compañías de seguros de nuestro país.

¿Qué son los coches viejos y antiguos?

Se considera “viejo” a cualquier coche con más de 10 años y “antiguo” o “clásico” al que supera los 25. Debido a que el valor venal de estos vehículos es ya bastante reducido y, por tanto, en caso de siniestro la aseguradora deberá desembolsar menos dinero, existen grandes posibilidades de encontrar pólizas muy baratas, especialmente si el conductor opta por un seguro a Terceros —el Todo Riesgo por norma general no compensará por la escasa indemnización a obtener—.

Sin embargo, si el automóvil reúne algunos requisitos, puede ser considerado como coche “histórico”. Y ahí, la historia cambia.

¿Qué son los coches históricos o de época?

Por norma general, los vehículos históricos son vehículos clásicos o antiguos (es decir, de más de 25 años desde la primera matriculación), aunque pueden ser considerados históricos a partir de los 20 si cumplen una serie de condicionantes:

  • Estar incluido en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español o declarado bien de interés cultural.
  • Ser un vehículo de colección por su singularidad o escasez evidente.

Además, un coche histórico deberá estar matriculado como tal, para lo que el Real Decreto 1247/1995, de 14 de Julio, por el que se aprueba el Reglamento de Vehículos Históricos, estipula el cumplimiento de otros requisitos:

  • Documentación oficial que acredite la identidad y domicilio del titular del vehículo, que también deberá ser el titular del seguro. Inspección previa de un laboratorio oficial avalado por la consejería de industria de la comunidad autónoma que acredite la condición de histórico.
  • Resolución favorable de la consejería de industria de la Comunidad para el registro del automóvil en su catálogo de vehículos históricos.
  • Pasar la Inspección Técnica (ITV)

Si cumple con todo ello, solo faltará un paso para que el propietario pueda gozar del uso de su flamante vehículo de época: el seguro de automóvil.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR