Subiendo archivos

En qué consiste el servicio de grúa y cómo actúa el seguro

Las aseguradoras nos enviarán una grúa siempre que la necesitemos, pero deberemos prestar atención a las condiciones de la póliza

Una de las coberturas fundamentales en el seguro de automóvil es el servicio de grúa. ¿El motivo? Que nunca se sabe cuándo vamos a necesitar trasladar nuestro coche o moto si no arranca o no podemos conducirla tras un accidente. Casi todas las compañías ofrecen esta pres prestación que nos ayudará a mover nuestro vehículo donde necesitemos.

El servicio de grúa dentro de la asistencia en viajes

Así, este servicio suele incluirse dentro de la cobertura de asistencia en viajes y que nos ofrecen la posibilidad de llamar a la compañía para que esta nos envíe al personal cualificado que la situación requiera. De este modo, y en función de qué tipo de incidente hayamos tenido, la aseguradora nos enviará asistencia para los pasajeros, técnicos para reparar el vehículo in situ o un servicio de grúa para remolcarlo.

Las averías más comunes que el personal enviado por la aseguradora suele reparar son fallos en las luces, una batería descargada o un pinchazo en un neumático. También es posible que el propietario del vehículo haya extraviado las llaves, y en tal caso la compañía enviará una copia.

Pero si los mecánicos no pueden solucionar el problema, habrá que remolcar el vehículo mediante una grúa hasta el taller más cercano. En caso de que el problema esté causado por una carga insuficiente de combustible -o en su defecto por un error a la hora de repostar la grúa llevará el automóvil a una gasolinera. En esta circunstancia, si ha habido un fallo provocado por emplear, por ejemplo, gasolina en lugar de diésel, los cargos de limpiado y vaciado del depósito no estarán cubiertos por la entidad.

La aseguradora también nos enviará una grúa si nuestro coche ha volcado o se encuentra en algún tipo de terreno del que no puede salir, por ejemplo, el fango. Esto puede suceder si circulamos por el campo u otras vías no aptas, cobertura ofertada por la compañía Mutua Madrileña. Este rescate puede incluir también la asistencia a personas, ya que si hemos volcado es probable que necesitemos atención médica para descartar daños mayores.

Casi todas las compañías aseguradoras ofrecen servicio de grúa

En cualquier caso, la asistencia de pasajeros es una cobertura que debemos pactar con nuestra empresa ya que no todas la incluyen en sus prestaciones básicas. Algunas compañías como Mapfre o Línea Directa sí brindan este tipo de atención en sus pólizas a todo riesgo.

¿Cuándo podemos pedir una grúa?

Por otra parte, la compañía pondrá a nuestra disposición una grúa siempre que la pidamos, aunque no estemos de viaje. Uno de los casos más frecuentes es intentar arrancar nuestro coche y no conseguirlo; algo que puede suceder cuando está estacionado en nuestro garaje o en la calle. En estos casos, y para cerciorarnos del tipo de avería que tiene nuestro vehículo, tendremos que ponernos en contacto con nuestra compañía para pedir una grúa que lo remolque al taller. Tendremos que dar nuestro nombre para identificarnos como asegurados:

  • Dirección.

  • Matrícula del vehículo.

  • Marca y modelo.

  • Datos del tomador del seguro

  • DNI.

  • Teléfono de contacto.

Además, es probable que nos pregunten si el vehículo está aparcado en un garaje o en la calzada, para que la persona que venga en la grúa sepa qué situación va a encontrarse y los materiales que va a necesitar para su remolque, en caso de que no consiga repararla en el momento. En el caso de la compañía Allianz, una vez nos hemos puesto en contacto con la aseguradora, nos llegará un mensaje de texto a nuestro móvil detallando la hora de llegada estimada del personal técnico y de la grúa.

El servicio de grúa, ¿se paga aparte?

Si tenemos la cobertura de asistencia en viaje contratada desde el kilómetro 0, avisar a una grúa no supondrá un coste extra. Pero si contamos con un seguro más básico, es más que probable que tengamos que  abonar una cantidad, que variará en función de la compañía.

Otro punto clave es desde qué kilómetro podemos recibir asistencia personal. En Axa sólo la prestan cuando el problema sucede a una distancia de más de 25 kilómetros desde el domicilio. En Reale esta limitación se reduce a un radio de 15 kilómetros. Muy pocas compañías, entre ellas Génesis y Caser Seguros, cubren la asistencia tanto a personas como a vehículos desde el kilómetro 0. Si llamamos a una grúa porque no podemos mover el vehículo de su garaje habitual, que normalmente está en los alrededores del domicilio del asegurado, no suele haber costes extras en ninguna aseguradora.

¿Y si tenemos que dejar el coche en el taller?

El mayor problema de tener un siniestro o avería es que, por norma general, tendremos que dejar el coche en el taller durante los días que dura la reparación. Pero, si estamos de viaje, ¿qué hacemos? En estos casos, hay aseguradoras que ponen a nuestra disposición un vehículo de sustitución para que nuestro trayecto no se vea interrumpido más de lo necesario. Este es uno de los servicios que más se valora cuando tenemos que elegir compañía de seguros. Para las compañías, esta cobertura implica un coste muy alto así que no todas la incluyen. Allianz y Mapfre, no obstante, son algunas de las que sí lo hacen.

Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
Coche
Compara 30 aseguradoras y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR