Subiendo archivos

¿Qué cuesta asegurar un Mercedes?

Modelo Terceros Básico Todo Riesgo con Franquicia Todo Riesgo sin Franquicia
Mercedes Clase A 203 € 299 € 642 €
Mercedes Clase B 203 € 299 € 573 €
Mercedes Clase C 188 € 286 € 553 €
Mercedes CLK 237 € 461 € 933 €
Mercedes Clase E 199 € 333 € 669 €
Mercedes Clase M 231 € 449 € 925 €
Mercedes Viano 215 € 360 € 668 €
Mercedes Vito 401 € 764 € 1.380 €

 

Mercedes ha conseguido distinguirse como un fabricante de vehículos de alta gama. Se trata de costosos coches de lujo, por lo que es conveniente contratar, al menos los primeros años, un seguro a todo riesgo. Este tipo de pólizas no son las más económicas, pero sí las más recomendables para este tipo de vehículos. Sin embargo, pueden entrar en juego multitud de factores que pueden incrementar o bajar el precio del seguro, como el perfil del conductor o la antigüedad del modelo de Mercedes.

El seguro para los Mercedes Clase A

El Mercedes Clase A es un vehículo de alta gama, que se fabrica desde el 1997. Actualmente, es una berlina compacta de las más económicas que oferta la marca alemana, pero, como hemos visto, es posible encontrar varios modelos y versiones que cuentan con más de una década. Precisamente, la antigüedad es uno de los factores que pueden modificar la prima del seguro.

 

Así, si conduces un Clase A de las primeras versiones o lo quieres adquirir de segunda mano, debes tener en cuenta que las compañías suelen elevar el precio de la póliza a los vehículos con más de diez años. La razón es que las aseguradoras no se quieren arriesgar a cubrir un coche que tenga más probabilidades de sufrir una avería que le lleve a quedarse inmovilizado y requerir la atención de la asistencia en carretera de forma frecuente o estar involucrado en un percance.

Además, existen algunas variantes del Mercedes Clase A con hasta 381 CV de potencia, como es el caso del 45 AMG 4 Matic, por tanto cuentan con una relación peso-potencia de 4,1 kg/CV. Este dígito, que se encuentra por debajo de 7 Kg/CV, está considerado por las aseguradoras como “potencialmente peligroso” ya que puede alcanzar grandes velocidades en poco segundos. Sin duda, otra característica que, por regla general, puede hacer que el precio del seguro se eleve.

Por su parte, el Mercedes Clase B salió a la venta en 2005 y se trata de un monovolumen con cinco plazas que destaca por su seguridad (algunas de sus versiones han conseguido las cinco estrellas EuroNCAP. En concreto, la seguridad es uno de los elementos que las aseguradoras valoran positivamente y puede convertirse en una rebaja en la póliza. Y es que cuanta más fiabilidad tenga el automóvil, menor posibilidad tendrá a la hora de estar implicado en cualquier incidente en circulación.

La marca alemana también cuenta con un SUV (Sport Utility Vehicle), el Mercedes Clase M. Se trata de un todoterreno ligero o todocamino capaz de circular por carreteras convencionales y por terrenos más irregulares. Pero, justamente el uso habitual que se le dé al vehículo es un factor significativo a la hora de que las compañías fijen la prima y transitar por caminos escarpados puede incrementarla ya que, en estos casos, es posible que se reclame en más ocasiones la asistencia en carretera.

 

Lo cierto es que para los coches Mercedes Clase M contar con una fiable asistencia en viaje es conveniente. El propósito de esta cobertura es auxiliar a los pasajeros y al vehículo en caso de que se queden inmovilizados. No obstante, en el momento de contratarla es importante observar los límites de las cláusulas para tener claro si se está cubierto en todas las vías, incluso, en las no aptas.

Cómo asegurar un Mercedes Clase C

El Mercedes Clase C es un automóvil de lujo construido con materiales de calidad y dotado con las últimas tecnologías -seña de identidad de la marca alemana-. Así que está orientado, sobre todo, a un conductor experimentado, un factor que aprecian las aseguradoras para reducir el coste de la póliza.

De este modo, el perfil de conductor habitual de este Clase C puede ser el de padre o madre con hijos menores de 16 años a su cargo, unas características que las compañías suelen evaluar positivamente. Esto es debido a que sus estadísticas demuestran que suelen ser conductores respetuosos con las normas de tráfico y son uno de los segmentos de población que menos partes registran.

Sin embargo, uno de los modelos más sofisticados de la empresa alemana es el Mercedes Clase E. Fue lanzado en 1984 y ha evolucionado en cinco generaciones para que en la actualidad tenga un precio considerable que parte de los 53.000 euros. Esto significa que un vehículo de esa categoría se merece un seguro premium que le cubra ante cualquier contingencia. Por ello, con el Clase E los expertos aconsejan contratar, al menos los dos primeros años, una póliza a todo riesgo. Y es que las aseguradoras durante ese plazo ante un siniestro total suelen indemnizar con el valor de nuevo -precio de compra inicial- y ya a partir del tercer año, la mayoría de ellas ofrecen el valor venal o el valor venal mejorado -mucho menor-.

 

Asimismo, el propietario de este coche de alta gama es muy posible que decida que duerma diariamente en garaje para protegerlo del clima adverso, los robos o de cualquier otro incidente. Pues es importante conocer que este acto puede suponer también una reducción en el seguro porque las compañías valoran que el vehículo esté estacionado en un recinto cerrado -parking vigilado o garaje personal- ya que el riesgo de que le ocurra un percance decrece considerablemente. Por ejemplo, la cobertura de daños propios, incluida únicamente en los seguros a todo riesgo, es penalizada en el caso de aparcar en la calle.

Recomendaciones para el seguro de vehículos profesionales Mercedes

Además, Mercedes-Benz construye muchos tipos de vehículos profesionales: furgonetas, autocaravanas, camiones y autobuses. Dos de los modelos más exitosos de vehículos comerciales son el microbús Mercedes Viano y la furgoneta Mercedes Vito. Hay que tener en cuenta que el uso habitual del vehículo es un factor sustancial para establecer el precio final del seguro ya que no es lo mismo utilizarlo como herramienta de trabajo que de forma particular.

Y es que los conductores que utilizan el Viano y el Vito para sus actividades profesionales circulan con más frecuencia y, por consiguiente, están más expuestos a mayores riesgos. Al asegurar estos vehículos es recomendable que se contraten ciertas coberturas importantes como la asistencia en carretera y el vehículo de sustitución, que pueden ayudar a continuar con la jornada laboral. Además, en nuestro país algunas compañías (como Zurich o Allianz) ya ofrecen pólizas específicas para vehículos comerciales.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR