Información útil para asegurar un Land Rover

Desde sus inicios, la firma Land Rover se ha asociado a vehículos capaces de enfrentarse a cualquier terreno. Los modelos que fabrica la compañía inglesa son ideales para la aventura y la conducción offroad, ya que combinan a la perfección una carrocería robusta con un sistema de tracción a las cuatro ruedas. Sin embargo, el hecho de que sean vehículos pensados para circular por fuera de la trazada podría encarecer coberturas como la asistencia en carretera.

Además, hay algunas compañías no prestan este servicio en las llamas vías no aptas (carreteras sin asfaltar o caminos de gravilla). Los coches de Land Rover están destinados a circular de forma frecuentes por este tipo de terrenos, por lo que deberás prestar atención a las condiciones de la póliza. Este espíritu aventurero de los Land Rover es lo que más les distingue de otras firmas: es todo un signo de identidad.

El valor del modelo que conduzcas también puede ser determinante para la prima, sobre todo si hablamos de su gama más alta. En esta encontramos modelos como el Range Rover, que puede superar los 36.000 euros. Es aconsejable que si estás estrenando un Land Rover de estas características lo protejas con una póliza a todo riesgo que cubra su pérdida total. Podrías ser indemnizado con el valor de nuevo del coche, además que podrás contar de coberturas importantes como la de robo, incendio o rotura de lunas.

Selecciona tu modelo para ampliar la información

Historia de la marca

Land Rover es una firma especializada en coches todoterreno. Los inicios de la marca se remontan a 1947 y están íntimamente ligados a otra empresa del sector: la Rover Company. La compañía británica, dirigida por los hermanos Spencer y Maurice Wilks, utilizó como referente al Jeep Willys (un vehículo utilizado por el ejército estadounidense durante la II Guerra Mundial) para crear su primer todoterreno -que simplemente fue llamado “Land Rover”-.

Trataron de adaptar el Willys al entorno natural donde vivían los fundadores (la isla escocesa de Islay), de forma que pudiese circular por terrenos escarpados sin ningún tipo de problema. En ese momento nació el mítico Land Rover Defender.

La historia de Land Rover está marcada por las numerosas compras y fusiones de la empresa (y cambios de nombre). Desde 1967 y hasta 1986, Land Rover se convirtió en Rover Triumph, al formar parte del grupo British Leyland. A partir de 1986, la marca entró en el mercado de Estados Unidos como Range Rover of North America Inc. Y desde 1988 se conoce como simplemente Rover, tras su adquisición por la British Aerospace. En la actualidad, la compañía pertenece a Ford, pero sigue siendo la marca referencia en cuanto a vehículos todoterreno.

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

CERRAR