Subiendo archivos

Información útil para asegurar un Subaru

Si por algo se caracteriza la japonesa Subaru es por fabricar vehículos de gran cilindrada. De hecho, a lo largo de su historia, ha concentrado su nicho de mercado en aquellos conductores que disfrutaban de la velocidad. Para hacer sus delicias están pensados sus potentes turismos, ideales para circular por carretera, pero también sus todoterrenos -solventes en cualquier superficie-.

Sin embargo, el comprador del Subaru debe tener en cuenta que estas características no suelen ser vistas con buenos ojos por las aseguradoras. Por ejemplo, circular habitualmente con un todoterreno en zonas abruptas puede encarecer el precio del seguro, ya que son zonas con un alto índice de siniestralidad. Además, debes tener en cuenta que si quedas inmovilizado en un carril o camino sin asfaltar (vías no aptas), es posible que tu compañía no pueda rescatarte.

Algo parecido ocurre los turismos de Subaru. Su baja relación peso-potencia les permite alcanzar altas velocidades en muy poco tiempo, lo que incrementa la posibilidad de sufrir siniestros con daños personales de gravedad. Esta es una de las razones por las que el precio del seguro de los vehículos veloces suele ser superior al de otros coches menos potentes.

En cualquier caso, te recomendamos usar el comparador de Acierto.com, donde puedes encontrar el seguro que mejor se adapta a tu Subaru -y a tu bolsillo-. Podrás obtener los precios y coberturas de las 30 aseguradoras más importantes que operan en el mercado español.

Selecciona tu modelo para ampliar la información

La historia de la marca

Fundada en 1953 en el seno de la Nakajima Aircraft Company, Subaru se erigió como el brazo automovilístico de la empresa gracias a la idea de Kenji Kita, director ejecutivo de la misma en aquel momento. Ese mismo año arrancó lo que sería conocido como el proyecto P-1, idea que más tarde se plasmó en el primer modelo Subaru: el 1500, nacido en 1954.

Años después, en 1968, Nissan se convirtió en accionista mayoritario de la compañía gracias al primer ministro japonés Sato Eisaku, que quiso unir a las grandes empresas niponas para favorecer la expansión económica del país. Aquella unión demostró ser fructífera y se mantuvo durante más de treinta años, años en los que vieron la luz modelos como el R-2 (1969), el Legacy (1989) o el legendario Impreza (1993).

Esta unión finalizó en 1999, cuando General Motors adquirió Subaru. Bajo el paraguas de la compañía norteamericana se han lanzado al mercado modelos como el Baja (2003) o el Tribeca (2005). Desde 2008, la firma japonesa pertenece a Toyota, que ha colaborado en la creación de algunos modelos de Subaru como el Exiga (2008).

Compara 30 aseguradoras en 3 minutos y ahorra hasta 50% en tu seguro de coche

COMPARAR SEGUROS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y nuestra publicidad. Más info Política de Cookies.

ACEPTAR